Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Noviembre de 2005.

Felicidad

20051103082341-pastel.jpg
" A pesar de sus treinta años, Berta Young tenía momentos como éste de ahora, en los que hubiera deseado correr en vez de andar; deslizarse por los suelos relucientes de su casa, marcando pasos de danza; rodar un aro; tirar alguna cosa al aire para volverla a coger, o quedarse quieta y reír... simplemente por nada.
¿Qué pude hacer uno si, aún contando treinta años, al volver la esquina de su calle le domina de repente una sensación de felicidad..., de felicidad plena..., como si de repente se hubiese tragado un trozo brillante del sol crepuscular y éste le abrasara el pecho, lanzando una lluvia de chispas por todo su cuerpo?
¿Es que no puede haber una forma de manifestarlo sin parecer “beodo o trastornado”? La civilización es una estupidez. ¿Para qué se nos ha dado un cuerpo, si hemos de mantenerlo encerrado en un estuche como si fuera algún valioso Stradivarius? "

* Autora : Katherine Mansfield

Todavía me faltan dos para entrar en el 3, pero este texto es la forma más bonita que he encontrado de compartir "mi día" con vosotros. Este fragmento de "Felicidad" por Katherine Mansfield me inspira muchísimo y describe con gran acierto como me siento. Tengo mucha suerte : Soy muy feliz y encima hoy cumplo 28. ¡Me encanta el número! Como siempre: estáis invitados a pastel. Un beso de Comella.

(continúa)
03/11/2005 08:23. ;?> Hay 17 comentarios.

Con los pies colgados en el infinito - Herminia Blanco

20051104104907-002-20best-20foot-20forward.jpg

Se vistió de sonrisa anhelada.
Se calzó de alegrías ajenas.
Cogió el bolso de los olvidos
y el abrigo de amistades lejanas.
Encaminó sus pasos a la eternidad
pero la orilla le impidió el paso.
La roca de sus sueños rotos,
echa añicos en el rompeolas,
la esperaba anhelante.
Una suave brisa acunó su pelo.
Volvió a tiempos pretéritos
y se balanceó en futuros imposibles.
Los añicos alzaron el vuelo
y en su ascensión dibujaron nuevas figuras.
Se sentó con los pies colgados en el infinito
y el infinito frenó sus pasos.
Se desprendió de sonrisas, de alegrías, de olvidos olvidados
y los añicos dorados por dorados rayos
dibujaron una diadema de esperanzas que alumbraban un nuevo camino.
Se deshizo de sí misma y se parió de nuevo.
Volvió a un hogar que la reconocía y la acogía,
su aliento le impulsó a la vida,
quizás nunca fuese feliz, pero nadie lo sabría.
* Autora: Herminia Blanco (White)
   Fotografía de Phil Free


Papeles por los suelos --- Chus Alonso Díaz-Toledo

20051107094432-clyde-320-2.jpg
Me gustaba escuchar a los papeles que encontraba en la calle, los que nadie quiere, y tira sin importar el sitio donde caen. Todos los papeles me contaban algo, aunque mis preferidos eran los papeles disidentes, los que saltan con la ayuda del viento, desde las papeleras, al suelo. Tras tantos años de frecuentar las venas en las que se gasta la ciudad, conocí a papeles para todos los gustos, con todos los colores imaginables, y de todas las formas posibles que les permitía la física papirofléxica. A lo largo de ese tiempo escuché a los cinco continentes en pedacitos. Había conocido recados de compra, números de teléfono a los que nunca me atreví a llamar, nombres que se volvían anónimos en mis manos, y alguna que otra nota de suicidio sin la firma de la muerte. La sensación que nacía ante aquellas formas era la misma que regala el oxígeno a la sangre, o la calma que ofrece el agua a la sed de la soledad que se agrieta a solas, cuando el descanso para tanto cansancio no es otro que el de no dejar de caminar. No necesitaba leer las letras escritas para saber qué decían aquellos trozos de vida poliforme, de hecho nunca lo hice, siempre preferí escuchar el ruido que las arrugas me susurraban al estirarse la fibra entre mis manos, mientras retomaban la forma educada de ser papel. Aprendí a reconocer los acentos de los árboles en ellas, la suavidad que habla la “ce” latinoamericana, o la rubia rotundidad inamovible de la “che” anglosajona, se mezclaban con el ritmo de la “te” africana, y la perpetuidad asiática de la letra “ele”. No tuve ninguna preferencia de clase, raza, o credo, escuché con la misma atención la solemnidad de un papel con membrete, que el desconsuelo de una bolsa rota con el fondo perdido. Podía reírme con un papel secundario olvidado por el guión de la vida, y llorar hasta el agotamiento escuchando las historias de una entrada no usada de cine. Encontraba la misma buena predisposición en el ruido del papel cristiano, que en el aroma curvo que luce la media luna de Alá, entendí la calma meditada de oriente, y disfruté con las coloridas deidades africanas al danzar. No podía pedirle más a la vida, tenía a mi disposición el universo, y s&
... (continúa)
07/11/2005 09:44. ;?> Hay 2 comentarios.

Lagartijo - Javier Lázaro Sanz

20051108122958-s25096.jpg

Mi vida no fue siempre la vida discreta de las cosas inertes. Ahora me ves aquí quieto y te acercas tranquilamente, sin miedo, como hacen todos esos turistas. Igual que ese niño que se hacía una foto conmigo y jugaba a meter su manita en mi boca, o ese gordo que ahora roza mi piel con sus sudorosas manos. Me parece lógico que me contemplen, porque soy el lagartijo más bello del mundo, pero en mis buenos tiempos me hubiera dado un banquete con todos ellos.

Fui el rey de los lagartijos. Cada noche, surgía de entre las sombras para que todos los lagartijos verdes vinieran a adorarme. Hubieran muerto antes de faltar a la cita. Mi belleza les embriagaba, y entonces ya podía hacer con ellos lo que quisiera. Les mandaba a buscarme comida. Un batallón de lagartijos fanatizados atacaba a una vaca o a un caballo, y yo me lo comía, y después me retiraba al país de los pigmentos, donde está guardado el secreto de mis escamas multicolores.
Claro, que siempre hubo algún agitador. Trataban de convencer a los demás lagartijos de que me abandonaran, que no permitieran que yo les esclavizara. Secretamente, temía que alguno de ellos tuviera el valor suficiente para abandonar su mediocridad verde grisácea, y adquirir una piel multicolor y un tamaño suficiente para plantarme cara. Eso nunca sucedió. El peligro vino de otro lugar totalmente insospechado...

Un día, Gaudí decidió expulsarme de sus sueños, y me diseñó para un jardín que estaba proyectando. Primero me dibujó en el papel, y todo a mi alrededor era blanco. Quería saltar más allá de los márgenes, que veía tan cercanos, pero de repente no podía moverme. Luego, adquirí esta nueva forma (acaso definitiva) cuando otros hombres me construyeron en piedra.
Desde entonces, estoy atrapado en este lugar, y veo cada día desfilar el mundo a mi alrededor sin poder participar en él.
Quizá algún día alguien vuelva a soñarme, y me despierte una noche de este sueño de piedra y cerámica, y salga a cazar una paloma, o quizá un turista...
Acaso tú mismo, tú que me miras y tomas apuntes en una libreta, puedas soñarme. Pareces lo bastante loco...

* Autor: Javier Láz

... (continúa)
08/11/2005 12:29. ;?> Hay 7 comentarios.

Proverbio árabe

 

 
 "Un libro es como un jardín que se lleva en el bolsillo".
 
 
 
 
Fotografía de Comella Firmet - "La Alhambra" Granada

 

10/11/2005 12:00. ;?> Hay 10 comentarios.

Bar Consuelo - Dori Siverio Fumero

20051114163412-95.jpg

Ramón escucha atento a Juan; éste le comenta que su mujer le ha abandonado, entre hipos y sollozos, mientras apura, una tras otra, copas y copas de coñac. Al atardecer, el hombre se retira, zangoloteándose de un lado a otro. Al poco aparece Roberto, se sienta en el taburete y pide dos güisquis dobles. No tarda mucho en desahogarse y le cuenta a Ramón que Elena decidió dejarle, por un miserable vendedor de bombillas. Llora con desesperación y el otro le consuela como puede. Al fin, con una borrachera impresionante, Roberto se va pero, al mismo tiempo que él atraviesa la puerta, entra Vicente.

Vicente es un buen vecino, soltero, maduro y tranquilo. Por eso Ramón queda atónito, cuando le dice que se ha enamorado y que, Ángela, su amor, no le hace ni caso. Lloriquea, el hombretón, mientras consume tequila sin parar. Mocos y babas se esparcen por toda la barra y el cantinero limpia una y otra vez, con calma, al tiempo que reconforta a Vicente.

Cuando, a la madrugada el hombre se marcha, Ramón cierra la puerta de su negocio.

Nunca debí ponerle el nombre de mi ex novia al bar —piensa, y con un suspiro de cansancio se dispone a asear su cantina.

 

* Autora : Dori Siverio Fumero (Espuma)

 

 
14/11/2005 16:34. sin tema Hay 10 comentarios.

¡ Comella vuelve a publicar con GrupoBuho !

20051115161103-buho-reuters.jpg

Me acabo de enterar que he quedado finalista en el II Certamen Literario de GrupoBuho, todavía no se sabe quién es el ganador, pues lo dirán el próximo día 23 no se lo digas a nadie  ¡Pero igualmente es muy buena noticia! Ya que publicaré con ellos por segunda vez consecutiva y uno o varios de mis relatos verán la luz en el formato que a mi más me gusta que se lean mis letras : en el de un libro.fiesta

Un besazo.

COMELLA FIRMET

http://www.grupobuho.com

 

Agradecimiento de Comella Firmet al Periódico Ideal de Granada

20051118090557-abuelitas.jpg

 

empollón
Como algunos ya sabéis el pasado mes de agosto me publicaron un relato que se llama "Realidad de ficción" en el Periódico Ideal de Granada, pues mi historia fue seleccionada de entre cuatrocientas en el marco del  “IX Concurso de Relatos Breves de IDEAL”.
Para una novel como yo la sensación fue –aún sonando a tópico- : indescriptible. Llegar a tantos lectores a través de un periódico tan reconocido -para mi el más importante de Andalucía-  fue algo que no tiene precio.


De los 31 relatos seleccionados que tuvimos el privilegio de aparecer en la sección "Vivir" durante todo ese mes estival saldremos ahora –además- publicados en un libro que edita Vocento "Periódico Ideal" y el Ámbito Cultural del Corte Inglés  y que verá la luz durante este mes de noviembre. 


A medida que vaya teniendo más detalles os iré informando, por el momento sólo felicitar a los ganadores del certamen -entre los cuales se encuentra mi amigo y colaborador de esta página : Pablo De Aguilar González, mi más cálida enhorabuena para este gran escritor y mejor persona.aplauso


También quiero agradecer desde aquí el interés por mis escritos a José Vicente Pascual –a quien admiro muchísimo- y al ilustrador Mesamadero por el excelente trabajo que hizo con el dibujo que se editó con mi cuento.  Muchísimas gracias al periódico, al jurado, al secretario del mismo: Andrés Cárdenas y a su presidente: Melchor Sáiz-Pardo, director de Relaciones Institucionales de IDEAL.

soñando con los ojos abiertos - ¡Nuevo!(continúa)

18/11/2005 17:22. ;?> Hay 18 comentarios.

De Mario Lago

20051124122933-el-malo-de-la-penicula.jpg

"Hice un acuerdo de coexistencia
pacífica con el tiempo:
ni él me persigue, ni yo huyo de él,
un día nos encontraremos"

 

*Fotografía "Oeste" - Por Comella Firmet

24/11/2005 12:29. ;?> Hay 9 comentarios.

El dedo de Dios - Dedicado a Dori Siverio

20051130085326-fo-gr-dedo-grande.jpg

 Solía escribir con su dedo grande en el aire.  El viento, celoso de su grandilocuencia y su señorío, queriendo ser más que nadie: le ha dejado sin poder señalar al cielo y se ha llevado sus más lindos e invisibles versos. " No llores, niña".  Me  susurró una voz de entre las rocas, "La ira del viento es implacable pero los sueños del dedo, inmortales".

Comella Firmet

 

 

 

30/11/2005 08:53. guallavitoclub ;?> Hay 7 comentarios.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris