Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Especial Halloween.

Relato ganador de "Halloween 2009" de "El Cuentista" en Facebook

EL CHAT - Por Alberto Quintana
Era el día de Halloween.

El inspector contemplaba atónito el filo del sable que salía del monitor del ordenador del hombre que yacía muerto en el suelo.

Junto al filo, un mensaje: "Te dije que si me dejabas de hablar en el chat, tomaría represalias"

El técnico, rascándose la cabeza, informó al inspector que el resto del sable no estaba dentro del monitor y añadió perplejo: "Ni ha estado nunca... este monitor no ha sido abierto hasta ahora."

Dos meses más tarde una llamada llevó al inspector a una casa en las afueras. Allí había aparecido un ordenador con un sable clavado en el monitor. La empuñadura, firmemente adherida al vidrio pero... al abrirlo vieron que faltaba la hoja. Nunca había traspasado una hoja el interior del monitor.

Se investigó a los últimos moradores de la vivienda y se descubrió que la última persona en habitarla fué una muchacha, muy rara, según algunos vecinos que la conocieron. Se había suicidado hacía trece años.

Se llevó el ordenador al laboratorio y se descubrió que, por agotamiento de la pila de la bios, se había detenido el 1 de noviembre de 1999...

La empuñadura del sable y la hoja encontrada dos meses antes, casaban completamente.

El inspector cerró la libreta y murmuró entre dientes: "Siem
... (continúa)
04/11/2009 19:37. guallavitoclub ;?> No hay comentarios. Comentar.

Un poco de tradición y de añoranza

20091030180953-526633888-3f6459eeaa.jpg

LA TRADICION DE LA CASTAÑADA EN CATALUÑA

**********************************************
En Catalunya, la noche del 31 de octubre, es decir esta misma noche, se celebra la noche de todos los santos con la “castañada”.

Aquí les dejo dos historias de cómo se origino esta tradición:

En la Edad Media y para recordar a todos vecinos la necesidad de rezar por los difuntos, durante la noche de todos los santos se tocaban las campanas de todas las parroquias y conventos, de tal suerte que el campanero necesitaba de un gran aporte de energía para recuperarse del esfuerzo.
Al ser la castaña el fruto mas abundante del otoño, se recuperaban del cansancio con castañas y pequeños tragos de vino blanco, para hacerlas más pasaderas. Como el número de campanarios era muy elevado en aquellos tiempos y al campanero se iban añadiendo las personas y familiares más allegados, en un afán de querer compartir con él sus penas y también sus gozos, finalmente todos acababan comiendo castañas y bebiendo vino.
Mas adelante, en los pueblos, por la tarde todos los hombres se dedicaban a recoger castañas, boniatos y leña, las mujeres hacian pastelitos parecidos a los actuales “panellets” (unos pastelitos hechos a base de almendra molida y azucarada) y al llegar la noche se reunían todos alrededor del fuego comiéndose las castañas y los boniatos asados a la leña y los pastelitos que habían traído las mujeres y así celebraban el final de la recolecta y rezaban por los difuntos.
También existía la tradición de que los niños tenían que dejar castañas escondidas en algún rincón de la casa para que, por la noche, las almas de los que faltaban vinieran a recogerlas y se las cambiaran por “panellets” o membrillo (dependiendo de la zona).
A finales del siglo XVIII la costumbre se había extendido de tal manera que la castaña pasa a ser un elemento de comercio y entonces hace su aparición la figura de las cast

... (continúa)
30/10/2009 18:07. guallavitoclub ;?> Hay 1 comentario.


Cuentos por los caminos - Soledad Felloza

20051028090330-calabaza-gif

 

Ayer inauguramos la temporada de senderismo, partimos hacia la Ribeira Sacra Lucense, otra forma de celebrar San Froilan. La ruta elegida fue la que une Pacio en el concello de Paradela y Loio. Por las orillas del rió comenzamos un paseo de 15 km.
El bosque estaba hermoso, lleno de verdes y dorados, pero lo mejor, fue el encuentro con las castañas. Castiñeiros, jóvenes se atrevían con centenarios y las manos no alcanzaban para guardar ese tesoro. La voz de uno de los mejores cuenteros del país se coló para regalarme una historia. “Cuidache dos ourizos” me dijo. No fuera a ser cosa que me pasara lo que le pasó a Antón de Aviles, que se quedó durmiendo la siesta debajo de un castaño y un erizo cargado de frutos maduros le dio un golpe en el ojo derecho y se lo dejó ciego.

 


El pobre hombre marchó para Coruña para comprar un ojo de vidrio, ya que no quería permanecer incompleto. En la tienda, llamo su atención uno de un raro color morado: L21 Vinca per Vinca. El óptico explicó que era el encargo de un coronel que murió en glorioso servicio y que su viuda consideró gasto superfluo el ojo nuevo para un muerto. Antón pensó que era el ojo más bonito que podía tener y se lo llevo. Quedó tan guapo con él que rápidamente notó el éxito en las mujeres, al poco tiempo estaba felizmente casado y esperando un hijo. Cada noche se quitaba el ojo para dormir y lo colocaba en el hueco del ombligo de su mujer, para que el niño heredara sus ojos, y así fue.


Tan hermoso era el efecto del raro color, que decenas de mujeres antojadizas de un heredero de ojos tan bonitos, comenzaron a pagar y a dar origen a la fortuna familiar, para dormir una noche en casa de los Aviles con el prodigioso ojo en la barriga.
A la mañana se les daba de desayunar un tazón de leche tibia con pan de maíz y el prodigio se cumplía ,los niños nacían con ojos color vinca per vinca.

* Autora : Soledad Felloza

 

... (continúa)
28/10/2005 09:03. ;?> Hay 5 comentarios.

Sin vida - José Medina Mesa

20051027122851-53274794-2497882b23-m-jpg

Pero yo no quiero escribir tu nombre,
Ni lo que eres, tan segura de ti misma.
Relámpago sobre el recuerdo.
Cuando amas, con tus hombros desnudos,
Con el beso en el que te disfrazas.
Apoyada sobre la eternidad,
Bajo esas viejas vestiduras,
Lazos negros con los que nos arrebatas,
Sobre la distancia a la que representas
En nuestras perdidas batallas.

Por delante, sombra,
Por detrás carne a la que descompones,
En versos,
Sobre el agua del milagro.

Pero yo no quiero escribir tu nombre
Porque tú no puedes querernos tanto,
Ya sin vida…

* Autor: José Medina Mesa (Joseme)


27/10/2005 12:15. ;?> Hay 4 comentarios.

Las Gárgolas - Pablo de Aguilar Gónzalez

20051027095149-60051-jpg

Corría el año 1970 cuando Don Eladio Campillo y Rojas de Salazar, decidió volver a la que, en tiempos, fue mansión familiar. La casa se encontraba en la loma de un pequeño cerro, en las proximidades de la villa de Salazar, que una vez perteneció por completo al patrimonio de los antepasados de Don Eladio.
Había sido la familia Campillo y Rojas una familia importante en siglos pasados, con grandes extensiones de cultivo, muchas cabezas de ganado lanar y sobre todo, mano de obra casi esclava que contribuía, en grado sumo, al bienestar de la nobleza de entonces.
La mansión fue abandonada a principios de la década de los 40, cuando el padre del actual titular -don Flavio Campillo y Rojas Guzmán-, perdió a su primogénito - el pequeño Flavio-  en circunstancias que nunca fueron bien aclaradas. Hay quien dice que su hermano, Don Eladio, tuvo mucho que ver en los hechos, cosa, por otra parte, inconcebible en muchachos púberes como eran los pequeños Campillo y Rojas entonces. Fuera lo que fuese, Don Flavio decidió que su primogénito descansaría, como algunos de sus antepasados ilustres, en ala oeste de la propiedad; para, posteriormente, abandonar la villa e irse a vivir a la capital el resto de sus días en los que no volvió a pisar dicha mansión.
Muerto Don Flavio, Don Eladio decidió volver a visitar y tomar posesión de las pertenencias que, por herencia, le correspondían. Acompañado por su mujer, su único vástago varón: Flavio Campillo y Rojas De Cabrera, Flavito para casi todo el mundo,  y la niña de meses: Eladia Campillo y Rojas De Cabrera.
Cuando el Dodge Dar de don Eladio cruzó la verja que guardaba la finca centenaria de extraños y amigos de lo ajeno, Escariote, el viejo guarda, salió a recibirlos al jardín delantero. Don Eladio, al verlo, exclamó: "¡Dios mío, este hombre siempre ha sido así de viejo!" y, Flavito, se fijó en las arrugas que el hombre tenía simétricas en ambas mejillas, surcos que parecían hundirse en el fondo del los tiempos. El viejo guarda, al sentir que estaba siendo observado, giró la cabeza hacia el chaval y le dedicó una amarilla, mellada y est

... (continúa)
27/10/2005 09:42. ;?> Hay 6 comentarios.

La muerte de la poesía - Bob Holman

20051026163208-wm04-jpg

Estabas invitado
Te quedaste dormido de nuevo
Cuál es tu excusa esta vez
Perdiste el bote/voto/mote/ 
pote/tope/tipo/topo
Perdiste el topo

El libro fue impreso
Todas las palabras estaban juntas
Las páginas en blanco con tinta
Así es que los faux pas usaban invisible cinta

Fue por chiripa que estuvieras dentro del ataúd cuando se lo echaron al
hombro
¿No fue un cortejo realmente agradable?
Finalmente tú estás en el interior ¡In! ... interior
Corriente de resaca realmente agradable

Oh, oh, la muerte de la poesía
Misericordiosamente rápida
Sólo duró un milenio o dos
El arte del pasado

No ma po
Volvamos al asunto
Pos no show
Jo jo ....¡Buena escapada!

El panorama era oscuro/seguro/puro/muro/anuro/duro
El panorama era duro
El tiempo transcurría lenta mente
El día estaba calmado y brumoso,
Frío y balsámico, abril es el más cruel... eh, el más frío

Los perversos salían a perversear
Lanzando misiles de encomio a las calles
Las palabras con valor de ritmo opuesto
Los bateristas con pies melodizantes

Las máquinas de escribir en desfile
Walt y Emily revolcándose en la tumba
Nada se salvó para salvar
La Muerte de la Poesía

Fue una cosa computacional
Una cosa neutra
Beligerante cabeza de chorlito
Arte malcriado dientes despedazados
Palabra carne boquilla de batería
Parranda de metáfora azul
Beso picante de pérfida ave silvestre

Lo que a la vida la muerte es
La Muerte de la Poesía

Autor : Bob Holman

* * *

Bob Holman dirigió las sesiones de lectura de poesía del Proyecto de Poesía San Marcos desde 1977 a 1984, actualmente es co-director y anfitrión slam del Café de Poetas de Nueva York. Además de ser productor de Words in Your Face de la estación de televisión PBS, que ganó el Premio Internacional de Televisión Pública en 1992, Holman ha producido más de cincuenta spots de poesía para WNYC-TV y obtuvo tres Emmys y un Bessie en Excelencia de Actuaci

... (continúa)
26/10/2005 16:26. ;?> Hay 1 comentario.

Íntimamente - Dori Siverio Fumero

20051026095254-fn-fanstasma2c-gif

La viuda, con la urna entre sus brazos, miraba al mar azul que ante ella se presentaba como el símbolo de su completa libertad.

“Cuando me muera quiero que eches mis cenizas al mar” —le había dicho el execrable marido. De él sólo quedaban aquellos polvos portados en la vasija ambarina.

Unos gruesos lagrimones bajaron por sus mejillas, los asistentes se compadecieron de la solitaria enlutada, ¡ni siquiera hijos que la consolaran!


Ella repasaba los horribles días, meses y años junto al tirano; sólo así podía llorar y dejar que los demás creyesen su dolor por la pérdida.


Abrió la urna disponiéndose a consolidar su liberación.


Una ráfaga inusitada de viento arremolinó las cenizas y las trasladó hacia ella de nuevo, a su cara, a sus ojos, a su boca abierta por el desconcierto.

En el interior de ella vive ahora su fantasma; ha regresado y se ha hecho gigante, conoce sus temores, sus debilidades...

* Autora : Dori Siverio Fumero (Espuma)

26/10/2005 09:51. ;?> Hay 7 comentarios.

Viviendo muertes - Chus Alonso Díaz-Toledo

20051026094912-calabaza-jpg

Vuelvo a escuchar, cada vez más cerca, la canción que entona la muerte, y su hedor a siempre injusta muerte. De qué valen los buenos propósitos por hacer, si no hay enmienda a lo que se hizo cuando el tiempo era el de antes. Me mira desde su pálida arrogancia, y cree que la creo porque es eternamente infinita, pero reconozco la razón de su mentira real, en el vacío de la mirada que ve más allá de las cosas que se ven. Se sabe alimentada por el hambre del dinero, por la locura multicolor de la banderas que exigen sacrificios, con sangre humana, como si de diosas caprichosas se trataran. Se sabe fuerte, poderosa gracias a los poderosos que tanto miedo la tienen. Se sabe sabida de memoria por los que la imparten, y dolorosamente olvidada por los que la sufren, y viven ya en ella.
Muerte que dejó de ser vida para ser muerte, y cuando fue, fue ya para siempre, ¿por qué no te mueres de una vez?


* Autor: Chus Alonso Díaz-Toledo (Pokito)

 

 

26/10/2005 09:37. ;?> Hay 7 comentarios.

Vagando en la noche - Diego Jerez Gónzalez

20051026092532-calabazas-noche-jpg



Se dibujan los astros en el cielo,
y cubre como un velo el horizonte,
la noche, permitiendo que remonte
la luna su alto, helado y blanco vuelo.

Y extiende su tapiz con tanto celo,
que siento el hueso anciano de Caronte,
vibrar en muda voz. Dice – Disponte,
se acerca la barcaza de tu anhelo –.

El viento herido llora en los cipreses
oscuros, como dientes gigantescos,
que acechan con siniestros intereses.

Y lucha mi razón con los grotescos,
lamentos de los muertos, y sus mieses
de cráneos desdentados y burlescos.

 

* Autor: Diego Jerez Gónzalez (Sereno)

26/10/2005 09:25. ;?> Hay 6 comentarios.

La alambrada - Uachipachi Jimul

20051026092230-negritos-jpg


 


Grandes aspiraciones tenía en su cabeza, pero el entorno no podía dárselas, unas veces chocaban con la sequía, otras con la falta de comida, la mayoría de las veces con ambas cosas… Nadie se explicaba como había salido adelante con tan escaso alimento, pero llegó vivito y coleando hasta cumplir los 18. Y entonces, supongo, fue cuando se dio cuenta de que no podía  resistir tanta miseria, tanta desolación…, y decidió marcharse a la aventura con su amigo y compañero del alma.

Dos años fueron los que duró su viaje, conocieron el amor, la amistad, la belleza, la traición y hasta la locura. Al final llegaron a su sueño. Y todos estos pensamientos, todos estos recuerdos pasaron fulminantemente por sus cabezas mientras sus cuerpos eran atravesados por las púas de una alambrada con la que no habían contado. Los forenses no fueron capaces de adivinar su identidad, su tumba fueron los alambres; sus rezos: los llantos de sus compañeros heridos.

* Autor: Uachipachi Jimul

26/10/2005 09:18. ;?> Hay 6 comentarios.

Predice tu muerte

20051025154919-fn-carab3h-gif

Rellena el formulario para saber cuando vas a morir...

No apto para gente sensible...

Cuando dije que Guallavito estaba de Halloween, no hablaba de broma... Haz click

25/10/2005 15:49. ;?> Hay 10 comentarios.

Marcha fúnebre - Samuel Muriano

20051025094112-cementerio-jpg

Chopén tocó al piano su marcha fúnebre
y todos a paso lento,
caminamos entre los muertos.

Nadie sonreía en aquel valle de lágrimas,
penurias de los sufridos que no alcanzaron el exilio.

Era oscuro, más oscuro que cerrar los ojos o mirar el negro...
No existía bien ni mal, ni espacio ni tiempo parecido...
Solo un iluso camino de muerte que conducía
hacia los muertos.

No era alma, ni materia inexistente... Formé parte de la nada.
Abismo que amaba la soledad y me amaba a mí.

Fui andando por la soledad, y caí sin exilio hasta mi muerte.

* Autor: Samuel Muriano (Soldadito de plomo)

25/10/2005 09:41. ;?> Hay 7 comentarios.

Te contaré - Luis Tamargo

20051025090317-fn_casallamp6.gif

 

 

"De tarde en tarde alguna ráfaga

hacía circular sobre el paisaje

jirones dormidos de bruma".

Knut Hamsun

 

 

    Todo comenzó como una excursión más, una de tantas de las que hicimos con el primo Ted a la Sierra de Las Calaveras. Fue el primo Ted, algunos años mayor que yo, quien me inculcó esa pasión por la montaña. Nuestro sitio preferido era aquella enorme roca que llamábamos La Silla, sobre todo porque en uno de sus lados era lisa y vertical como el respaldo de un gigantesco asiento.

    Recuerdo que en aquella ocasión nos acompañaba Julie, la novia de mi primo, con aquel mechón de pelo blanco tan característico que lucía en el flequillo y que, además de inconfundible, le daba un aspecto de montañera poco convencional. Ted había estrenado unas llamativas botas de escalador que adquirió por catálogo y, durante todo el trayecto en tren hasta La Sierra, no cesó de mostrar, alabar, ensalzar y aburrir con tanta novedosa exclusividad.

    Solíamos acampar en el claro próximo a La Silla, en un improvisado albergue semiderruído que antes debió utilizarse de cabaña para guardar ganado. Allí, al llegar la noche, el primo Ted siempre contaba historias y una en particular que repetía en cada ocasión, primero con el grupo de montañismo y después con los pocos allegados que decidimos organizarnos por cuenta aparte. Aunque ya conocíamos el desenlace de la historia escuchábamos atentos aquella parodia versionada del conocido cuento de Caperucita Roja... Cuando el primo Ted llegaba a la parte final en que la niña preguntaba a su abuela “por qué tenía la boca tan grande”, ésta le respondía que “era para contarle un cuento”. Entonces uno de los asistentes, compinchado –muy a menudo yo mismo-, le preguntaba a algún otro de entre ellos, delatando así a la víctima elegida:

 -¿Cuál q

... (continúa)
25/10/2005 08:57. ;?> Hay 4 comentarios.

Un paseo por el vacío - Por Comella Firmet

426083.jpg

La puerta de casa estaba entreabierta, en un principio me pareció raro. Entonces, cuando estaba en el descansillo salió mi madre cargada con unas bolsas que dejó allí mismo para luego tirarlas al contendor de la basura. Yo no le dije nada, sólo pasé por su lado, le sonreí y acaricié sus rubios cabellos con mis dedos  … ¡Qué melena más bonita! Tenía muchas ganas de abrazarla, de darle millones de besos pero me aguanté, aún sabiendo que por mucho que ella no lo exteriorizara me echaba muchísimo de menos. Su frialdad ante la nueva situación no me impresionaba, ella era muy fuerte pero yo sabía a ciencia cierta que mi repentina marcha le había dejado un gran vacío y que no lo llevaba nada bien.

Antes de subir la escalera para llegar a mi habitación eché un vistazo a la cocina, ahí estaba mi padre, que ni se inmutó ante mi presencia. Me dirigí a mi cuarto para desvestirme y ponerme cómoda, como hacía siempre antes de comer. Aunque ahora lo veía un poco absurdo porque ya no tenía cama allí para echarme la siesta más tarde. Entonces fue cuando al abrir la puerta, una vez más, me di cuenta de la realidad dura y pura.

Ahí estaba mi habitación, totalmente cambiada. Por muchas veces que entrara no daba crédito. Todo tan distinto… La mitad de mis cosas obviamente no estaban y el resto: movidas de sitio. ¡Había pasado tan poco tiempo desde mi marcha! ¿Tanta prisa tenían en cambiarlo todo? ¿Tanto estorbaba? Cuando abrí el armario se podían ver pocos signos de lo que había sido mi gran colección de “trapitos”, no habían pistas de mi desorden pero sí un montón de cajas de zapatos de mi madre y uno o dos pantalones, también de ella. Fue entonces cuando me di cuenta realmente de todo lo que estaba sucediendo. “Los cambios son así” me dije. Lo tenía que asumir, yo ya no vivía en esa casa, eso estaba claro. Pero no podía evitar seguir yendo a comer allí al mediodía, e incluso alguna noche, no podía dejar de ver a mi madre, de subir peldaño por peldaño lo que había sido la escalera de mi casa, de observar como si fueran nuevos tan

... (continúa)
21/10/2005 16:53. ;?> Hay 22 comentarios.

Trato o truco - Juan José Noche

calabazas.gifTRATO O TRUCO

Un cuento americano

El pequeño se sentía eufórico con el correr de los días y tenía sobradas razones para estarlo. Había cumplido diez años y pronto llegaría el 31 de octubre. Una semana antes de la fecha, las empleadas de servicio comenzarían con los preparativos, haciendo dulces y calando calabazas para decorar las estancias de la casa, lo que aumentaría su excitación. Las fiestas como el Día de Acción de Gracias o la Noche de Navidad con la llegada de Santa, le encantaban , pero Halloween era su preferida y esta vez tendría un sabor especial. George, que era afecto a espiar todos los movimientos de la casa, había descubierto la sorpresa que Barbara, su madre ,y Mae la criada de toda la vida, le estaban preparando. Era lo que más deseaba en este mundo: un traje de Muerte. Sobre una tela oscura se marcaban los huesos de un esqueleto en un color blanco brillante ; una capa negra con casulla y una guadaña completaban el disfraz.

Estaba feliz, ya nunca más tendría que salir por las calles de New Haven de la mano de Mae, arrastrando a sus cuatro hermanos menores, todos disfrazados de gnomos verdes, que más que asustar causaban risa. No pocas veces había sido objeto de burlas que le hacían los niños mayores. La próxima noche del 31 de octubre, saldría solo con un grupo de compañeros de la preparatoria Philips. Tenia muy buenos motivos para que llegara ese momento, podría recorrer el pueblo a su antojo luciendo su disfraz de Muerte.

Fue creciendo y disfrutando su pequeña libertad en las noches de Halloween. Junto a sus compañeros asustaba a los niños pequeños , les arrebataba los botines de dulces y , cuando las calles quedaban desiertas, hacía sonar las campanas de las residencias, ya de madrugada, sacando a sus vecinos de la cama.

Con el paso del tiempo, quedaron atrás su infancia y adolescencia. Partió a Yale primero y luego a Harvard. Si bien nunca se destacó en nada, la riqueza y los contactos de su familia lo ayudaron a llegar hasta lo más alto del poder. Pero George conserva aún sus costumbres de la niñez. Desde el Salón Oval llama de madrugada a sus colegas de países emergentes para... (continúa)
21/10/2005 10:00. ;?> Hay 7 comentarios.

Del manuscrito de Ariel Prezioso

20051024163229-bat2.gif¿A veces no te preguntas si es la muerte
un sueño de profundo olvido?
Y en ese sueño, ¿soñamos con que a la vida
volvemos? ¿O nacemos para luego morir,
y más tarde volver a nacer, en una
secuencia cíclica, como ocasos y
amaneceres? Si ésta incertidumbre
se transformara en certeza real;
si desde el fondo mismo del Universo,
donde descansan las verdades, nos
llegase la respuesta; ¿No sería lógico
preguntarse cual es su sentido?

(...)
20/10/2005 12:19. ;?> Hay 5 comentarios.

La queimada guallavita

witchdrum.gifDedicado a Bolo, Rosario, Shadowfax y Arghen

*

Mouchos, coruxas, sapos e bruxas. Demos, trasnos e dianhos, espritos das nevoadas veigas.

Corvos, pintigas e meigas, feitizos das mencinheiras.
Pobres canhotas furadas, fogar dos vermes e alimanhas. Lume das Santas Companhas, mal de ollo, negros meigallos, cheiro dos mortos, tronos e raios. Oubeo do can, pregon da morte, foucinho do satiro e pe do coello. Pecadora lingua da mala muller casada cun home vello.

Averno de Satan e Belcebu, lume dos cadavres ardentes, corpos mutilados dos indecentes, peidos dos infernales cus, muxido da mar embravescida.

Barriga inutil da muller solteira, falar dos gatos que andan a xaneira, guedella porra da cabra mal parida.

Con este fol levantarei as chamas deste lume que asemella ao do inferno, e fuxiran as bruxas acabalo das sas escobas, indose bañar na praia das areas gordas. ¡Oide, oide! os ruxidos que dan as que non poden deixar de queimarse no agoardente, quedando asi purificadas.

E cando este brebaxe baixe polas nosas gorxas, quedaremos libres dos males da nosa ialma e de todo embruxamento.

Forzas do ar, terra, mar e lume, a vos fago esta chamada: si e verdade que tendes mais poder que a humana xente, eiqui e agora, facede cos espritos dos amigos que estan fora, participen con nos desta queimada.

CONJURO QUEIMADA EN CASTELLANO

¿CÓMO SE PREPARA UNA QUEIMADA?
19/10/2005 15:23. ;?> Hay 5 comentarios.

El extraño mundo de Jack - Laura Canteros

Jack.jpgLa costumbre de ahuecar y tallar una calabaza para convertirla en un farol llamado Jack-o-lantern tiene su origen en el folklore irlandés del siglo XVIII. Según se cuenta, Jack era un notorio bebedor, jugador y holgazán que pasaba sus días tumbado bajo un roble. En una ocasión, se le apareció Satanás con intenciones de llevarlo al infierno. Jack lo desafió a trepar al roble y, cuando el diablo estuvo en la copa del árbol, talló una cruz en el tronco para impedirle descender. Entonces Jack hizo un trato con el diablo: le permitiría bajar si nunca más volvía a tentarlo con el juego o la bebida.

La historia dice que cuando Jack murió no se le permitió la entrada al cielo por sus pecados en vida, pero tampoco pudo entrar en el infierno porque había engañado al diablo. A fin de compensarlo, el diablo le entregó una brasa para iluminar su camino en la helada oscuridad por la que debería vagar hasta el día del Juicio Final. La brasa estaba colocada dentro de un nabo ahuecado para que ardiera durante mucho tiempo.

Los irlandeses solían utilizar nabos para fabricar sus "faroles de Jack", pero cuando los inmigrantes llegaron a Estados Unidos advirtieron que las calabazas eran más abundantes que los nabos. Por ese motivo, surgió la costumbre de tallar calabazas para la noche de Halloween y transformarlas en faroles introduciendo una brasa o una vela en su interior. El farol no tenía como objetivo convocar espíritus malignos sino mantenerlos alejados de las personas y sus hogares.

* Autora: Laura Canteros

Laura Canteros (lauracanteros@ciudad.com.ar) es Profesora para la Enseñanza Primaria y docente de idioma inglés; Traductora Literaria y Técnico-Científica en inglés e Intérprete Simultáneo. Es integrante de la Comisión Directiva de ALIJA (Asociación de Literatura Infantil y Juvenil de Argentina), y desde hace veinte años se dedica a la investigación independiente en el área de literatura y medios para niños y jóvenes. Realiza crítica bibliográfica para diversas publicaciones y asesoramiento editorial en temas de traducción. Ha diseñado guías para el docente con propuestas para escritura creativa y compilado tres antologías de cuentos populares de Argentina. En mayo de 2002, recibió la Primera Mención del Premio a la Traducción Científico Técnica del Cono Sur 2001-2002 otorgado por Unión Latina a la obra Alumnos con dificultades. Guía práctica para su detección e integración de Marilyn Friend y William Bursuck.
19/10/2005 12:47. ;?> Hay 13 comentarios.

La leyenda de "la" fantasma - María del Carmen Guzmán

20051024162851-fn_fantasma_08.gifEn casi todos los pueblos de Andalucía existe una leyenda: la leyenda de la fantasma, sí, la fantasma, porque al igual que La Ángela de la ciudad de Méjico, el término es femenino.

En muchos de estos pueblos se la conoce por el espanto o la canina. La historia circula no de boca en boca, porque sería antihigiénico, sino de boca en oído, y es más o menos así:

Un típico y tópico Sol de justicia había estado machacando al pueblo durante todo el día. La tarde se acercaba lenta y pesadamente con el caminar de unos bueyes cansados, y con ella se acercaban los campesinos para comer en sus casas el riquísimo puchero andaluz y refrescarse con el gazpacho, también andaluz, faltaba más. El Sol de justicia, sin hacer honor a su nombre, huyó por fin como un ladrón y la oscuridad empezó a cernirse sobre el pueblo que se puso asquerosito de lluvia de estrellas.

La noche cayó tan de repente, que se rompió las costillas sobre los bancos de la plaza, donde los viejecitos aburridos, como no podían tomar el sol, esperaban tomar la luna. Y la Luna Lunita Cascabelera apareció coqueta por el horizonte desparramando su luz con un manto tan lechoso, que las amas de casa empezaron a pensar en convertirla en queso o encalar las paredes. Gumersinda, sus rubios cabellos esparcidos sobre la almohada, roncaba apaciblemente, pues a pesar de ser una muñequita linda de cabellos de oro, de dientes de perlas y labios de rubí, roncaba, como todo el mundo. Además, como el vaina de su marido andaba de viaje vaya usted a saber con quién, disponía de toda la cama de matrimonio para espatarrarse sin que nadie la molestara, para ella solita.

Un aullido lastimero rompió el silencio de la noche en dos mitades: de una parte, los borrachos que dormían la mona y de la otra, los que se despertaron asustados. Una nube negra como la pena negra ocultó la cara rechoncha de la Luna que aprovechó la circunstancia para rascarse la calva, y entonces, la noche más tenebrosa de adueñó de las casas y de sus moradores como si fuera un antiguo cacique barrigón.

Aquella espantosa noche se llenó de todos los lugares comunes de una historia terrorífica, todos menos la tormenta: en Andalucía,... (continúa)
19/10/2005 10:44. ;?> Hay 8 comentarios.

Mi última noche - José Luis Palomera

estrella.jpgYo la conozco sin conocerla,
la siento sin tenerla,
la amo por ser de mi vida la dueña...
Esa noche, ella me citó a la vera de río.
Con su palidez plateada sonriente me miraba.
Sus ojos eran azules y expresaban azabache melancolía.
Me dijo: “No temas, acércate” y sus palabras me impregnaron de escarcha.
Miré hacia el río que tiritaba tenebroso de niebla,
seguidamente elevé la vista al Cielo
y apenas pude divisar los luceros, testigos de mi vida.
Comencé a llorar -lágrimas- sedantes que la niebla me enjugaba.
Ella me volvió a decir. “No temas” y mis lágrimas
comenzaron a precipitarse quemándome las mejillas
-cual lava ardiente de recuerdos-.
Ella, sonriente, se me acercó, me tomó de la mano
y en pacto eterno me besó la boca.
Su saliva, cual savia de azufre, me quemaba el paladar.
Mientras ella intentaba poseerme, mis acristalados ojos
seguían el sendero de la nubla Luna aullada de lobos.
Con él ultimo hálito de mi vida la aparte de mí,
despreciando su beso -que sabía a muerte-.
Intenté respirar profundo,
el paupérrimo oxigeno que aún quedaba de mi vida apenas hizo melodía,
sólo escuché el canto del búho con su eterna melancolía.
Mis recuerdos fenecían entre las aguas platinas
del río frondoso de niebla. Espuma del Cielo.
Nunca comprendí por qué ella me citó esa noche a la vera del río.
Si yo... ni tan siquiera la conocía.
Mientras, los árboles vecinos del río apenas sus dedos mecían.
Ella, la muy picarona, me tomaba, imborrable Sirena de mi vida.


* Autor: José Luis Palomera

Visita la web de José Luis
02/11/2004 12:35. ;?> Hay 1 comentario.

Comella os deja a solas con el miedo

pumpkin_eyes_md_wht.gif

Me marcho de “Castañada” y os dejo solos con todos los relatos y poesías de Halloween y con una selección especial de páginas web para que celebréis el "día de los difuntos" por todo lo alto. Aquí tenéis una colección de enlaces de lo más terroríficos y entretenidos... Eso sí, no me hago responsable de lo que pueda suceder si entráis en alguno de ellos ni de las secuelas que ello os pueda ocasionar... Nos leemos a la vuelta ... o no.

Besos, panellets y alguna que otra castaña Cool

Comella Firmet

* Colección de fotografías de lugares siniestros, lúgubres, desolados, en abandono total... ¿ Habrá fantasma ?
ABANDONED PLACES


* Entra en “Podrido.com” y entérate de la fecha de tu muerte, pregúntale lo que quieras a una peculiar pitonisa... Escalofriantemente divertido.
PODRIDO


* Una colección de calabazas extremadamente ... diferentes
EXTREME PUMPKINS


* Una página de lo más macabra, donde una de las cosas más normales que puedes hacer en ella es escribir tu propia “esquela” ... Sin palabras...
ESTÁS MUERTO

29/10/2004 11:03. ;?> No hay comentarios. Comentar.

La bruja joven

bruja_roja.gifTriunfan en tu cuerpo todos los pecados.
Son tus labios rojos flores de mentira.
Son cimas de orgullo tus ojos rasgados.
Tus palabras roncas, torrentes de ira.

Tenazas de gula son tus dientes blancos.
Tus pechos, almohadas para la pereza.
Y en tu vientre núbil y en tus firmes flancos,
la sierpe lujuria yergue la cabeza.

No están los estigmas del sábado impresos
en tu faz de virgen con que atraes y engañas:
mas tu lengua sabe satánicos besos
y el amor del chivo quema tus entrañas.

Vas al aquelarre donde clama y brinca
tropel monstruoso. Tu sola presencia
lo para, y sus dardos en tu cuerpo hinca
de la obscena turba la concupiscencia.

Y al llegar el día te truecas en gata
de ojos verdes, alba piel y finas uñas;
y al que a tu misterio de acercarse trata,
le halagas primero, después le rasguñas.

* Autor : Enrique Díez Canedo
29/10/2004 09:54. ;?> No hay comentarios. Comentar.

Un agujero en la torre - María del Carmen Guzmán

blanc.jpgEsa torre existe, y el agujero también. Tengo que regresar a la ciudad donde la encontré de niña. Era la torre de una iglesia. No la habrán derrumbado.

Las torres de las iglesias duran siglos y ésta no va a ser menos. Era una torre extraña, sin puerta para entrar, sin ventanas, sólo una especie de troneras por donde entraba la luz tamizada.

A veces dudo de mi memoria y de mi fantasía, pero no lo soñé. Existe.
Estoy segura de que volveré a escurrirme por el agujero escondido tras unos matorrales y oculto con grandes piedras. Ni siquiera el párroco sabía de su existencia. Era un agujero pequeño, ajustado al cuerpo de una persona, pero holgado para el de una niña, dos niñas: mi hermana y yo, una detrás de otra, conseguíamos introducirnos en él, y reptando como culebras llegar hasta lo más alto de la torre. Llegábamos manchadas de tierra y telarañas, pero felices por haber conseguido coronar nuestra aventura.
Merecía la pena. Desde el campanario contemplábamos la ciudad a vista de pájaro. Era una sensación de libertad, de exclusividad, de compartir un secreto y una emoción tan intensa como solamente puede sentirla un niño.

Voy a volver a esa torre, voy a trepar por el agujero, voy a llegar al campanario y ahora que ya no tengo miedo, me voy a acercar al esqueleto apoyado sobre el muro y me voy a atrever a leer su nombre en la medalla de oro que cuelga de su cuello.

He vuelto a la torre. Afortunadamente, no la han derribado, pero los edificios que están construyendo a sus costados la constriñen y empequeñecen. El agujero no está. Lo han taponado. Sin embargo, he tomado medidas. Aquí estoy de nuevo, vestida de negro para mimetizarme con la noche y la soledad, como un ladrón de película. En mis manos un pico con el que estoy abriendo el agujero. Oigo un chirrido espeluznante. Una carretilla que se balancea como un ahorcado en lo más alto de una grúa. Las moles de cemento de la obra desprovistas de vida son testigos de mi osadía.

El agujero se ajusta a mi cuerpo. Meto la cabeza y un olor nauseabundo, mezcla de humedad y podredumbre me saludan. No van a arredrarme. No he venido de tan lejos para arrugarme ahora ¿verdad? Repto por la pendiente resbalosa y trepo hasta ver la luz tamizada de las estrellas desde el campanario. El esqueleto sigue allí, fiel a nuestra cita. Me acerco lo más posible; con un tembloroso dedo levanto la cadena que pende de su cuello y la acerco a mi linterna. Por fin puedo leer el nombre del medal... (continúa)
29/10/2004 09:57. ;?> No hay comentarios. Comentar.

La muerte está sentada a los pies de mi cama

mascara.gifMi cama está deshecha: sábanas en el suelo
y frazadas dispuestas a levantar el vuelo.

La muerte dice ahora que me va a hacer la cama.
Le suplico que no, que la deje deshecha.

Ella insiste y replica que esta noche es la fecha.
Se acomoda y agrega que esta noche me ama.

Le contesto que cómo voy a ponerle cuernos
a la vida. Contesta que me vaya al infierno.

La muerte está sentada a los pies de mi cama.
Esta muerte empeñosa se calentó conmigo
y quisiera dejarme más chupado que un higo.

Yo trato de espantarla con una enorme rama.

Ahora dice que quiere acostarse a mi lado
sólo para dormir, que no tenga cuidado.

Por respeto me callo que sé su mala fama.
La muerte está sentada a los pies de mi cama.

* Autor : Óscar Hahn
28/10/2004 16:48. ;?> Hay 2 comentarios.

Cuentos de Fantasmas

fantasmas_deluz.jpgLos dos fantasmas, uno azul y otro blanco, se encontraron frente a la caverna consabida. Se saludaron en silencio y avanzaron un buen trecho, sin pisarse las sábanas, cada uno sumido en sus cavilaciones. Era una noche neblinosa, no se distinguían árboles y muros, pero allá arriba, muy arriba estaba la luna.

Es curioso, dijo de pronto el fantasma blanco, es curioso cómo el cuerpo ya no se acuerda de uno. Por suerte, porque cuando uno se acordaba era para que sufriésemos.

¿Sufriste mucho?, preguntó el fantasma azul.

Bastante. Hasta que lo perdí de vista, mi cuerpo tenía quemaduras de cigarrillos en la espalda, le faltaban tres dientes que le habían sido arrancados sin anestesia, no se habían olvidado cuando le metían la cabeza en una pileta de orina y excremento, y sobre todo se miraba de vez en cuando sus testículos.

Oh - fue la única sílaba que pronunció o pensó o suspiró el fantasma azul.

¿Y vos? - preguntó a su vez el otro. ¿También tu cuerpo te transmitía sufrimientos?

No tanto mi cuerpo sino el de los otros.

¿De otros? ¿Acaso eras médico?

No precisamente. Yo era el verdugo.

El fantasma blanco recordó que allá arriba, muy arriba, allá estaba la luna. La miró sólo porque tenía necesidad de encandilarse. Pero la luna no es el sol.

Con una punta de su sábana impoluta se limpió la brizna de odio. Luego se alejó, flotando, blanquísimo en la niebla protectora, en busca de algún Dios o de la nada.

Autor : Mario Benedetti
27/10/2004 12:39. ;?> Hay 1 comentario.

Si la muerte pisa mi huerto

fantasma..jpgSi la muerte pisa mi huerto
¿quién firmará que he muerto
de muerte natural?
¿Quién lo voceará en mi pueblo?
¿quién pondrá un lazo negro
al entreabierto portal?
¿Quién será ese buen amigo
que morirá conmigo,
aunque sea un tanto así?
¿Quién mentirá un -padrenuestro-
y a rey muerto, rey puesto...
pensará para sí?
¿Quién cuidará de mi perro?
¿quién pagará mi entierro
y una cruz de metal?
¿Cuál de todos mis amores
ha de comprar las flores
para mi funeral?
¿Quién vaciará mis bolsillos?
¿quién liquidará mis deudas?
A saber.....
¿Quién pondrá fin a mi diario
al caer
la última hoja en mi calendario?
¿Quién me hablará ente sollozos?
¿quién besará mis ojos
para darles la luz?
¿Quién rezará a mi memoria,
Dios lo tenga en su Gloria,
y brindará a mi salud?
¿Y quién hará pan de mi trigo?
¿quién se pondrá mi abrigo
el próximo diciembre?
¿Y quién será el nuevo dueño
de mi casa y mis sueños
y mi sillón de mimbre?
¿Quién me abrirá los cajones?
¿quién leerá mis canciones
con morboso placer?
¿Quién se acostará en mi cama,
se pondrá mi pijama
y mantendrá a mi mujer,
y me traerá un crisantemo
el primero de noviembre?
A saber.....
¿Quién pondrá fin a mi diario
al caer
la última hoja en mi calendario?

* Autor : Joan Manuel Serrat

Desde EDICIONES GUALLAVITO le deseamos una rápida recuperación a Joan Manuel Serrat. Esperamos que vuelvas a cantar lo más pronto posible.
27/10/2004 11:28. ;?> Hay 2 comentarios.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris