Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Colaboradores y amigos.

Felices Fiestas

20101226134139-822235jrfzb39xhx.gif

 

 

Ediciones Guallavito y Comella Firmet os desean un 2011 lleno de sueños cumplidos, que vuestra pasión por la vida y por las letras os hagan ser mejores personas cada día.

26/12/2010 13:40. guallavitoclub ;?> Hay 6 comentarios.

Invocación - Por Maria José Sierra

20100811191718-37678-141874782507769-100000557441484-305713-5264837-n.jpg

¿Escribiré mañana

algo más oxigenado?

Algún verso que, de vivo,

muera en azul

tibio

liviano

y se estremezca ante la caricia

insomne

de un recuerdo impreciso,

hijo vástago de las sombras

huecas

de un otoño sin dueño

apegado al pasado.

 

 

¿Seré capaz

de regalar

al aire

palabras sin tiempo,

sentidos sin duelos,

paseos

de otoño

sin prisas

ni altos vuelos

que me hagan record

... (continúa)
11/08/2010 19:17. guallavitoclub ;?> Hay 3 comentarios.


De Maria José Sierra (Perseida)

20100628202043-rdvumncwmm7v7l9q5l7wjzpho1-500.jpg

(...)Perdimos los minutos. La esencia del todo
que nunca llega a nada
porque no se deja conquistar (...)

 


* Extracto de su poema "No estabas"

Fotografía: Playa de La Rijana (Granada) * Autor.: "Javier J.Cesar"

28/06/2010 20:15. guallavitoclub ;?> Hay 3 comentarios.

De Clara Marse

20100525163916-1390.jpg

Hace calor. Hasta el viento se ha echado la siesta y el alboroto de las chicharras se adueña del pinar. Duermo y sueño y al despertar las chicharras han enmudecido. El cielo muestra matices malva y violeta. ¿Amanece o anochece?
Vuelvo a cerrar los ojos y me quedo muy quieta, al abrigo de los párpados cerrados esperando ...que el tiempo se detenga eternamente en este instante.

25/05/2010 16:35. guallavitoclub ;?> No hay comentarios. Comentar.

La vida va y viene - Herminia Blanco

20071128104356-1315237278-6d2b9a7466.jpg


La vida va y viene en oleadas de risas y llantos:

El niño que llora por mamar
El viejo que se ríe de la muerte

El adiós de dos amigos
El hola de los que se encuentran

La sonrisa que acaricia la mañana
La lágrima que surca mejillas maceradas

El beso a una madre
Un zarpazo de la vida

La caricia de un amante
Un rayo que hiela un corazón

Una canción que templa el alma
El rugido de una traición

Hoy ríes, mañana lloras
y cada día veinticuatro horas vividas y veinticuatro menos por vivir.

Va y viene, viene y va y nosotros con ella.
Dura alfombra de espinas, mullido pedregal de terciopelo.

No quiero parar.
Por siempre seguir caminando hasta el final.

* * *

Fotografía: "Castro Urdiales - Cantabria" de José Alberto de Quintana de León


10/12/2007 08:12. guallavitoclub ;?> Hay 1 comentario.

Desiertos - Por Trini Reina

20070227173134-tuaregwoman.jpg

En su ingenuidad, creyó haber burlado a la húmeda sombra. Vivió sumido en fantasías de sol y añiles cielos. Quedó hipnotizado por la nívea luz  de las estrellas y lo encandiló el amarillo rostro de la luna.


Sordo fue al silbido del miedo. Ciego al esqueleto, que ante él serpenteaba, vestido de harapos. Hasta que fue sacado de la inopia  por un alarido infesto que lo arrojó a  la realidad y lo dejó temblando.


Y entonces, ante él se abrieron de golpe las puertas  del desierto ...

* * *

- Autora: Trini Reina  //  Fotografía de Paul Harris

 

27/02/2007 17:32. guallavitoclub ;?> Hay 5 comentarios.

Hay horas como siglos dilatados - Por Diego Jerez Gónzalez

20070129123746-hilde-meeus.gif

Hay horas como siglos dilatados,
que no quieren marchar, sencillamente.
Minutos con espíritu paciente,
segundos combatientes y enquistados. 

Hay tiempos que se esparcen a puñados,
hay horas que se gastan de repente,
minutos como el rayo reluciente,
segundos por completo inesperados. 

Yo sé que, de algún modo, es culpa tuya,
que el pulso del reloj nervioso gira
de amor cuando te asomas a su esfera. 

E igual que yo, se muere de la espera
si tú no estás con él, sólo suspira
ansioso de que el tiempo lo destruya.

 

* Autor: Diego Jerez Gónzalez

Imágen de Hilde Meeus

29/01/2007 09:46. ;?> Hay 9 comentarios.

Talento, luz ... Vida

20070124085847-mazarron.jpg

Ni siquiera la luz conoce lo que alumbra...

 

* Fotografía de Koldo Badillo ©

Talentoso fotógrafo de Orduña (Bizkaia) especializado en fotografía paisajística y quien ha tenido la generosidad de aceptar colaborar en Ediciones Guallavito con algunas de sus bellas y artísticas fotografías, esta de la que podéis disfrutar hoy fue tomada en Mazarrón (Murcia). Mientras, os recomiendo visitar su página web, seguro que su obra os fascinará tanto como a mi porque es impresionante.

24/01/2007 08:57. guallavitoclub ;?> Hay 11 comentarios.

Cadencias - Por Mª José Sierra

20070118125600-mariajose.jpg

Sobre la orilla lapidada de la noche,

en perfecta e inusitada cadencia,

las olas rompen los huecos de la nada.

Rugen infinitos ausentes que se vierten

en silencios de espuma blanca.

Se oscurece el mar, el día, las horas,

se pierde el horizonte de tanta calma.

Calla la noche, la bruma, el alba.

Calla el silencio ataviado de palabras.

* * *

Autora: Mª José Sierra

 

18/01/2007 12:56. guallavitoclub ;?> Hay 12 comentarios.

El viejo cometa de ardiente cola y la luna de nívea faz - Pablo De Aguilar Gónzalez

20061220101627-1682.jpg

Ese día, el Viejo Cometa de Ardiente Cola decidió que apetecía de ver los ojos de la Luna de Nívea Faz. Así que, al hacerse la noche, subió a la cima donde habita el Viento del Sur, que es donde ésta suele pasar algunas veladas entreteniéndose con los demás astros. Y allí encontró el Viejo Cometa de Ardiente Cola a la Luna de Nívea Faz. Y ésta se alegró de verle, pues es sabido que los cometas pasan de tarde en tarde y ella apreciaba a éste. Y el Viejo Cometa de Ardiente Cola sonrió a la Luna de Nívea Faz, con esa sonrisa inexpresiva que le singularizaba. Y la Luna de Nívea Faz sonrió con esa sonrisa hermosa y metálica que tiene ésta. Y ambos hablaron entre ellos pues hacía tiempo que no se veían. Y el cometa insistía en que la Luna de Nívea Faz abriera los ojos ya que aquél ansiaba verlos. Y la Luna de Nívea Faz se resistía, pues pocos eran los dichosos que gozaban de su mirada; mas, como el Viejo Cometa de Ardiente Cola era muy apreciado por la Luna de Nívea Faz, ésta accedió y le abrió su mirada. Y el Viejo Cometa de Ardiente Cola quedó prendado de ésta y no se hastiaba de mirarla. Mas la Luna de nívea faz no gozaba enseñando su mirada y volvía a cerrar los ojos. Y así pasaron el tiempo, entre miradas robadas por el Viejo Cometa de Ardiente Cola y charlas y preguntas de la Luna de Nívea Faz.
Pero el Viejo Cometa de Ardiente Cola se apercibió de que se acercaba la Hija de la Mañana, la Aurora de Rosáceos Dedos, y se lo comunicó a la Luna de Nívea faz. Ambos se resistían a despedirse y ansiaban un abrazo, mas el vítreo Viento del Sur se interponía entre ellos y nunca les hubiera permitido tocarse. Y así tuvieron que despedirse, pues el Viejo Cometa de Ardiente Cola debía seguir su órbita ya que ésta no podía ser interrumpida jamás. Y la Luna de nívea faz debía ir a tenderse en su lecho marino antes de que la Hija de la Mañana, la Aurora de rosáceos dedos, la sorprendiera en la cima donde mora el Viento del Sur.
Y ambos pasaron lo que quedaba de oscura noche pensando en tan grato encuentro como habían tenido.
El Viejo Cometa de Ardiente Cola siguió su órbita pensando que debía parar más a menudo en la cima donde habita el Viento del Sur y con la decisión de que lo haría siempre que su elíptico periplo se lo permit

... (continúa)
20/12/2006 10:16. guallavitoclub ;?> Hay 6 comentarios.

Agua para todos - Diego Jerez González

20061215123328-b-read.jpg

Mi tierra tiene sed y nadie escucha
su ruego secular de labios secos,
ni el grito del almendro cuando lucha,
ni el llanto del olivo, ni sus ecos.

Mi tierra eleva un canto de cigarras
al sol demoledor de mediodía,
que hiere como ardientes cimitarras
en rayos de perpetua tiranía.

Mi tierra busca el cielo con sus dedos
de troncos retorcidos y abrasados,
y crujen despojados de sus credos,
higueras, algarrobos y granados.

Mi tierra es un solar de lagartijas,
de piedras castigadas y de espinos,
de manos que a otras manos fueran lijas
brotando de sus brazos campesinos.

Mi tierra es de sudor y de trabajo,
de sal, de sol, de espuma y piedras rotas.
Mi tierra llora en polvo cabizbajo
el cerco al agua impuesto por idiotas.

Mi tierra tiene el cuello perseguido
por manos de Aragón, por Labordetas.
La estirpe de Caín alza su aullido.
Mi tierra escupe fuego por las grietas.

¡Levanta el corazón de los espartos
y avéntalo sangrante en la garganta!
¡Levanta ya terruño de lagartos!
¡Ay! ¡Levanta ya Almería, levanta!

* Autor: Diego Jerez González

15/12/2006 12:34. guallavitoclub ;?> Hay 5 comentarios.

A mar abierto - Mª José Sierra

20061204100054-contrast.jpg

Un velero y dos deseos
 
se pasean de la mano de un sueño.
 
- Si me abrazas, te lo cuento.
 
Me susurras por detrás de la curva
 
donde se estremece mi cuello,
 
mientras recoges al vuelo en tus manos
 
dos lunas y un lucero.
 
- Sólo amanece, amor, si te tengo.
 
!Vira capitán, a mar abierto!

 

 



04/12/2006 09:51. guallavitoclub ;?> Hay 14 comentarios.

De Trinidad López

20061128094535-saludfotochica.jpg

dime que me quieres

di

me

lo

unasolavez

te prometo

y sabes que cumplo

no volver a buscarte

si-tú-no-quie-res.

con la lentitud de la palabra

y su herida

abrázame 

contenme

no vaya a derramarme en mil vacíos. 




* Autora : Trinidad López 

                
Libro "Sentada con mi sombra" - Padilla Libros Editores & Libreros

 

28/11/2006 09:45. guallavitoclub ;?> Hay 6 comentarios.

Tras da estación do tren - Por Soledad Felloza

20061109091254-sole.jpg

A Comella que cree en historias imposibles

Cuando llueve, ni los fantasmas salen a la calle.
Por lo menos los de mi barrio. Tal vez estos sean de una especie débil y pusilánime, que a la primera señal de gotas celestiales se esconden por los vericuetos de los muros y los canalones. No lo se. Tal vez simplemente han hecho un voto de noservistos bajo ningún concepto, o tienen catarro tempranero. Algo debe sucederles, porque soy de las que me niego a negar (redundancia válida) su existencia.
Un barrio que tiene un manzano rabioso, una historia de amor por trimestre, gatos de cuatro colores y balcones donde asoman viejas de deshabillé negro con puntillas y cigarros con boquilla, chinos que parecen el mismo pero no los son, zíngaros rumanos sin rasgo de romanticismo, una galería comercial que no vende nada mas que conversación, un taller de serigrafía, un instalador de suelos radiantes y un bar, cerrado a cal y canto, tiene que tener fantasmas.
No crean que no hay bares abiertos, aquí se cumple la regla española de cada cinco casas un bar., si es por tener, hasta Salón de té regentado por dos hermanas que no quisieron estudiar ni peluquería ni corte y confección, tenemos.
Pero asi como está esta regla no escrita, pero cumplida a rajatabla, creo yo, que hay otra que dice que cada cinco casas cerradas, hay un bar…cerrado.
Vivo tras la Estación de trenes,y eso es algo que se puede constatar con los cinco sentidos, así que no entiendo como frente a tal evidencia el dueño, allá por el año catapún, le puso el ubicuo nombre de “Tras da Estación do tren”.
La calle es estrecha y poco iluminada, si se viene del centro, a la derecha quedan las casas y a la izquierda las vías del tren ocultas por un alto muro de piedra a su vez cubierto por hinojos que perfuman la noche,laureles,manzanos , membrillos y un impertérrito toxo.
Cada dos casas, la calle se ensancha, conformando aparcamientos para tres o cuatro coches, que parecen jugar a las damas y moverse solos de sitio.
No suelo encontrar a nadie caminando por allí, y si lo hay es para correr a su coche, mirar con aprensión a los lados y salir pitando. De cuando en vez esta detrás del contenedor (ese que cada mañana esta en un sitio distinto de l

... (continúa)
09/11/2006 09:07. guallavitoclub ;?> Hay 8 comentarios.

Macchu Picchu - Leo Zelada

20060921172527-leo-zelada.jpg
"somos hijos del mar
del sol, de la tierra, de la luna"
Himno al sol
I
«amanecer
sin el aroma azul de tu aliento
es ahondar
la soledad marina del deseo
en suaves delirantes extravíos
como olas de vergel
negadas por el viento
toscos galeones
desvían inciertos
el timonel emblema de los entes
y yo me pregunto
-tallador de jaguar en mis labios-
hasta cuándo
he de verme reflejado en los
espejos
¡babilonia de cemento aluminio
y de neón!»
II

de lejanos y agrestes
parajes vengo
a ofrendar
en culto
mi callada y lenta agonía
tan latente como el silencio
asolador ritual de los
tiempos
en el reino del bronce y del no-ser
soy la sonrisa letal de marfil
ante el cual
la lógica formal del mundo
se destruye estrepitosa en pedazos
(...)
* Autor:  Leo Zelada, Lima- Perú (6 de enero, 1970). Fundador del Grupo Neón, estudió filosofía en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Ha sido colaborador del diario "El Peruano" y es director del Taller de poesía "Carpe Diem". Ha publicado los libros de poesía: Delirium Tremens (Lima, 1998), Diario de
... (continúa)
21/09/2006 16:26. guallavitoclub ;?> Hay 4 comentarios.

Une los puntos - Gonzalo López Cerrolaza

20060915165858-streetsign.jpgServida la mesa

de cartón y de conchas de mar,

la orilla te besa

tan ardiente tu espalda hacia la libertad,

desnuda (te pesa

la más fina tela cuando vas a amar),

caricias de fresa

repartidas en mi azar,

el aire se espesa…


Y porque nos sentimos cerca

como una lágrima en el mar,

dejamos los labios sellados

- nunca los voy a separar -

y porque abrazamos tinieblas,

pensamientos de callar,

nos sabemos enamorados

dejando la vida pasar.


Mis dos manos van juntando

todos los lunares que muestra tu piel:

me voy dibujando…


Ya desayunando

divisas cometas de niños de ayer,

yo sigo roncando

tus dedos se pinchan, barba de papel;

abro las pestañas

y aparece un mundo al verte sonreír;

mi boca destapas,

balanceos del ir y venir,

la brisa se marcha…


Y porque nos sentimos cerca

como una lágrima en el mar,

dejamos los labios sellados

- nunca los voy a separar -

y porque me abraza tu lengua,

te acaricia mi mirar,

nos sabemos enamorados

bebiendo la vida al pasar.


Tus dos manos van juntando

todos los lunares que muestra mi piel:

te vas dibujando…

* Autor: Gonzalo López Cerrolaza.
18/09/2006 09:20. guallavitoclub ;?> No hay comentarios. Comentar.

Esencia - José Alberto de Quintana de León

20060912091607-bici2.jpg
Hay un instante de mi
en cada cosa que toco,
sueño, beso, resbalo,
camino tu amor del todo
saltando fríos paisajes
dominados por el lodo
que tratan de empañar
fuegos y amores locos.
No me conocen
                          (no me conocen)
carecen de sentido propio
e ignoran lo principal
que hay un momento de mi
en cada cosa que toco.
 
* Autor:  José Alberto de Quintana de León
12/09/2006 09:16. guallavitoclub ;?> Hay 7 comentarios.

Nocturna Quiromancia por Trinidad López

20060908102723-1615.jpg

Compensando la luna y su desgracia
he puesto mi luz en la mediana
con los ojos vacíos.

Abro el surco hasta su fondo y palpita corazón,
hueco inmundo bostezando olvido.

Esta línea de la mano que acaricia
desprende soledad.
Digamos horizonte, atardecer y geometría.

 

 

'Nocturna Quiromancia' pertenece al libro 'Sentada con mi sombra' de mi amiga Trinidad López. El libro está editado por Padilla Libros Editores y Libreros y su presentación será este mes de septiembre. Este avance es un pequeño gran indicio de lo que promete su segundo libro.


12/09/2006 09:02. ;?> Hay 3 comentarios.

Instante - Rafael Pareja Calmaestra

20060725112420-1620.jpg

Si cierro los ojos ya es noche.
El mundo se vuelve sobre sí mismo,
no importa que afuera giren soles
o planetas,
no importa
porque estoy conmigo
y lo demás queda muy lejos

lejos de sus máquinas secretas,
lejos de sus labios permitidos,
sólo en la cama de las sábanas largas;
en mis pequeñas noches no hay
últimas cenas
ni lobos que busquen
a sus cachorros.

* Autor: Rafael Pareja Calmaestra

25/07/2006 08:56. guallavitoclub ;?> Hay 4 comentarios.

Se apaga el fuego - Armando Alexandre

20060717104623-ab004016.jpg

Se apaga el fuego

en la noche fría de escarcha

como un tizón que mancha

la llama de mi corazón ciego.

 

Quisiera fundirme en tu cuerpo

como saliva que trago

pero tú con gesto amargo

me despides en el tiempo.

 

Mientras la humedad abraza al frío

dos sombras despiden con llantos

años de fantasías y encantos

tirado como un pañuelo al río.


* Autor:  Armando Alexandre

17/07/2006 10:46. guallavitoclub ;?> Hay 4 comentarios.

Dos - José Alberto de Quintana

20060710172421-us-2853-foto-48757.jpgInfierno de luz
cuando te levantas,
soleada primavera,
de geranios enredada
entre cuerdas
que te atan
al orgullo de la herida
que abres cada día
con tu indiferente mirada.
 
Infierno de sombra
al caer la tarde,
umbríos presagios
de rosas marchitas
que peinan tu pelo,
que cantan,
y llevan a la luna el lamento
de un frío corazón
que no ama.
 
 
* Autor: José Alberto de Quintana
10/07/2006 17:24. guallavitoclub ;?> Hay 7 comentarios.

De la cabeza a los pies - Gonzalo López Cerrolaza

20060705120434-clergue-nu-zebre-ny-97.jpg

Eche un piñón, dos almendras,

media cáscara de huevo,

una avellana y dos pepitas de sandía.

Ya tenemos su boquita,

los ojos - elija el licor que coloree las almendras a su gusto -,

la nariz y los lunares

y, del huevo, la barbilla;

receta de una mujer

de la cabeza a los pies.

 

Machaque pelos de un coco

con cáscara de melón,

teñiremos su cabello

con yema de huevo al sol,

o bien con pimienta negra

o con rojo pimentón.

 

Eche tres plumas de cisne

que, suaves, crearán su cuello,

desmenuce un aguacate

para el tacto de sus hombros;

... (continúa)

07/07/2006 08:06. guallavitoclub ;?> Hay 8 comentarios.

He venido - Trinidad López

20060705083752-210-fpm67n1.jpg

Como un aeroplano,

tan sólo para ver,

con el pijama triste y una despedida,

he venido.

He venido con regueros de nostalgia

golpeteando con las manos aluviones de frío.

He venido con la muda de otoño,

con las plumas recién puestas

y humedad en los huesos.

He venido con las piernas,

cruzando noticias del amor ajado.

He venido como antorcha,

como pidiendo consejo.

Descuartizando soledad

he venido.

* Autora : Trinidad López

POEMA DEDICADO A COMELLA FIRMET

 

05/07/2006 08:37. guallavitoclub ;?> Hay 5 comentarios.

Del escritor Albert Calls

Ediciones Guallavito se siente orgulloso de presentar a uno de sus escritores preferidos: Albert Calls, sin duda uno de los escritores más relevantes de la literatura del Maresme y al que leo desde que era pequeñita. Podréis disfrutar de sus letras en numerosas publicaciones y revistas algunas tan conocidas como:  "La Clau""El Capgros". La semana pasada Albert tuvo el detalle de recomendar nuestro "Guallavito" en su blog y hoy nos regala este brillante texto... No entro por la puerta de lo contenta que estoy.

 

ESE ESPACIO PERDIDO EN EL TIEMPO que todos buscamos sin encontrarlo.
Una casa al lado del mar con frondosos bosques cercanos. Una miríada de
estrellas y un universo de seres queridos que comparten la plenitud. El
suave ronroneo de las olas que nos envuelven.

UN LUGAR PERDIDO en la memoria que nos obliga a revisitarnos.
La pincelada en el lienzo.
Una colilla hundiéndose en el wc.
Somos en nuestras propias sombras.

* Autor : Albert Calls

 

30/06/2006 11:49. guallavitoclub ;?> Hay 13 comentarios.

A una bruja en la noche de San Juan - Por José Alberto de Quintana

20060623095304-intro-witch.gif

La noche arde a destiempo.
Una bruja se inclina sobre el caldero.
Su caldero.
Hay luz y música en las casas del pueblo.
Brilla la noche a lo lejos.
Cascadas de lágrimas rojas tiñen el cielo al romperse las maderas bajo el crepitar del fuego.
Y la bruja remueve su caldero.
Los mozos y las mozas bailan entre las fantasmales sombras del fuego.
Noche de fuego y brujas. Brujas que ríen removiendo sus calderos.
La noche se hace corta, consumida por el fuego.
Bosteza la bruja junto a la escoba y el caldero.
Su caldero.


 

* Autor: José Alberto de Quintana
San Juan 2006 - Dedicado a Comella Firmet

23/06/2006 09:53. guallavitoclub ;?> Hay 7 comentarios.

Conxuro - Por María José Sierra

20060623094806-witchfire.gif

Pido al aire que me guarde

un cachito de su aliento

y me cubra de la esencia

que alivia en mí un verso.

Ruego al cielo que se enrede

esta noche en mi regazo,

que me regale su luna

y me guarezca bajo su manto.

Imploro al mar su lamento,

conjugado en el futuro

de dos olas que se cruzan

y atrevidas reinventan

dos palabras en sólo un beso.

23/06/2006 09:48. guallavitoclub ;?> Hay 4 comentarios.

Lo incomprensible e inadmisible - Por Denia

20060622101116-colomba-2520pace.gif 
No se si esta página, es el lugar apropiado para exteriorizar aspectos negativos con los que nos toca convivir. De hecho creo que no. Pero no deja de ser un medio en el que nos reflejamos y reflejamos el entorno. Un lugar en el que volcamos, y exteriorizamos parte de nosotros, de nuestras preocupaciones, de  nuestras alegrías o sentimientos.
Hoy como hago casi cada día, he leído las noticias y también las he oido... Entre ellas, una me ha llenado de estupor, e incredulidad, y también lógicamente de indignación, ya que me es imposible entender o aceptar algunas cosas.
Me refiero a que en estos momentos, se está celebrando el juicio a los asesinos de Miguel Angel Blanco. En dicho juicio los presuntos asesinos y ante la  propia familia del asesinado, se han comportado con la frialdad del "ejecutor", manteniéndose en animada charla entre ellos, como si el tema les resbalara y como si en lugar de matarlo le hubieran salvado la vida.
No puedo entender a esas personas, ni si lo son, y en ese caso, de que clase. Me es imposible razonar como son capaces de comportarse así ante la madre de alguien a quien han quitado la vida, sin razón, sin motivos, sin justificación alguna y sobre todo, habiéndole tenido previamente secuestrado y sin poderse defender. Me imagino lo que puede sentir esa madre. Lo que puede imaginar pasó su hijo en las horas que le tuvieron en sus manos esos presuntos asesinos que tiene delante.
No sé, es demasiado cruel y doloroso.
Personalmente, soy una defensora de llegar a la Paz. También creo que debe hacerse todo lo necesario para que no hayan más asesinatos, y creo firmemente que no se llega a ninguna Paz sin negociar. No estoy haciéndo una crítica a la labor de un Gobierno que lo está intentando, como no la hice cuando se esbozó un inicio de negociación por el Gobierno anterior. Estoy segura de
... (continúa)
22/06/2006 08:35. guallavitoclub ;?> Hay 6 comentarios.

Muros - Por aMINÚSCULA

20060608083121-01.jpgFinalmente decidimos construir un muro que impidiera venir a la gente del sur.
Durante un tiempo veíamos a los hombres y mujeres, incluso a niños... intentaban trepar el muro, nos pedían ayuda... Con el tiempo dejaron de acudir y ya no parecía haber vida al otro lado del muro.


Ahora son los otros, los del norte... Están construyendo un muro para nosotros, idéntico al que nosotros construímos para los del sur...

* Autora: aMINÚSCULA
12/06/2006 16:35. guallavitoclub ;?> Hay 11 comentarios.

Sin ti - Jaime Vázquez

20060612081047-lioness-canary.jpg¿Qué haría?

Triste y vencido

en los atardeceres blancos.

¿Qué haría?

Sin tu cintura de música

ni el voto de tu mirada,

cuando la noche venga para dormirme.

¿Qué haría?

Y cuando sienta otro aliento en mi nuca desnuda

donde el tuyo construyó el color,

y otras manos surcando mi piel estéril

donde tus manos sembraron vida,

u otros labios

u otra risa.

¿Qué haré,

amor,

doliente y rendido

sin encontrar tu abrazo cada día?


*Autor: Jaime Vázquez
12/06/2006 08:10. guallavitoclub ;?> Hay 4 comentarios.

Sentidos - Por José Alberto de Quintana de León

20060608080803-20060218014621-bigwetonered.jpgAmor sin olor.
Busco su aroma
y no lo encuentro...
las flores empañan mi sentido.

Amor sin gusto.
Quiero paladear tu presencia
y no la encuentro...
no está el sabor de tus besos.

Amor sin tacto.
Ansío tu cuerpo entre mis brazos
y no lo encuentro...
está diluído en la distancia.

Amor sordo.
Te llamo a gritos
y no te encuentro...
sólo percibo mi eco.

Amor ciego.
Daría mi vida por verte
y no te encuentro...
la soledad me rodea.

Amor sin olor, sin gusto,
sin tacto,
amor sordo, ciego.
Amor puro...puro amor.



* Autor: José Alberto de Quintana
08/06/2006 08:08. guallavitoclub ;?> Hay 5 comentarios.

Corazón de mariposa - Por José A. Romero Seguín

20060602165432-papallones.jpg
Nos reímos indolentes,

en la arrogancia de nuestro ser,

de la fragilidad de las mariposas.



Vahídos de princesa,

rumores de sofocado aliento

en la boca del amante,

ecos de divinas palabras

nunca antes pronunciadas.



Nos reímos sin ganas

y mucha maldad

de la leve existencia de las mariposas.



¿Pero qué es nuestro corazón

sino un continuo revoloteo

de embrutecidas mariposas ?



A golpes las alas

electrizan el polen,

y nace la crisálida

del quiescente sueño

a la magia del vuelo.



A golpes el corazón

electriza la sangre,

polen de nuestra vida,

y alcanza el hombre

a ver volar mariposas.



A verlas volar,

sólo a eso alcanzamos,

y, aún así, nos parece breve

y frágil su vuelo.



¡Ay corazón!,

ensoñación de mariposa eres,

en un aleteo la vida

en un silencio la muerte.



¡Ay corazón!

mariposa de mis sueños

dueño de mi vida en flor.



¡Ay corazón!, ¡mi corazón!,

no te distraigas,

vuela,

vuela hasta completar una eternidad

de mariposas,

de mariposas corazón,

de mariposas.


* Autor: José A. Romero Seguín
02/06/2006 15:38. guallavitoclub ;?> Hay 6 comentarios.

Barquita sureña - Trini Reina

20060516100324-barqueta.jpgAl sol, tendidas las redes.

Alfombra de hilo

reposando en la arena.

Y una barca,

que la mano amiga del pescador espera.


El mar, hoy en calma,

con ella coquetea.

Ven conmigo, le susurra.

Mis aguas te aguardan

bullendo promesas.


Un tesoro de peces te daré.

Y si quieres, para tu exorno,

un abalorio de perlas.

Y te meceré en mis brazos

de espumas y nieblas.


Quiero ser tu amante

barquita de pesca.

Desde tu proa a tu popa te amaré;

de mi pasión serás la dueña.


Deja que te acoja en mis aguas

barquita sureña.

Que hoy para ti luzco sereno,

olvidada quedó mi fiereza.


No esperes al pescador.

¡Ven conmigo!

Que me muero de impaciencia.

Yo colmaré tus redes

de peces y sirenas.

Y cuando en la madrugada

aparezca la luna,

a acicalar en mi espejo

su tez de luz morena,

yo te devolveré,

alborozada y plena;

a la segura quietud

de tu puerto en tierra.

* Autora: Trini Reina


16/05/2006 10:02. guallavitoclub ;?> Hay 6 comentarios.

Biarritz a media sombra - Trinidad López

20060405071534-fbiarritz.jpg


Cruzó la calle a saltitos,
con los ojos abiertos a media sombra.
Cruzó la calle a lomos de la brisa,
con aquella delgadez de sombra y gorriones.
Cruzó la calle a ras de parachoques,
con la boca entreabierta y rumor de comisuras.
Cruzó la calle lentamente,
con los hombros despegando a mirar horizontes.
Cruzó la calle con mis ojos.
Yo ayudé con mis párpados.

 * Autora: Trinidad López

Fotografía: Miguel Ángel Lordán

05/04/2006 07:15. guallavitoclub ;?> Hay 6 comentarios.

Baile y jadeo - Herminia Blanco

20060327121046-bailaora.jpg

 


El silencio ha dominado al murmullo. La oscuridad se asienta sobre las candilejas. La respiración se detiene en un suspiro. La vida está a punto de comenzar.

Tac-tac

Resuenan ecos perentorios.

Tac-tacatac-tac.

El corazón restituye su latido. Un foco alumbra el duende.

Tac, tac, tac, tac-tac.

Pasos revoleros, sordos, de azabache y sangre. Repiqueteo de campanas tamborileras revestidas de sigilo.

Tac-tacatac-tacatac...

Un sol de ínfimos rayos fija en las retinas expectantes la imagen silente de la bailaora. Se suben los vuelos iniciándose la orgía.

Tacatacataca-tacataca-tac-tac-tac-tacatacatac....

Las manos se lanzan al aire.

ta-ta-tacata-taca-taca-tacatac...

Primer acorde de guitarra. Luces al cielo. Remolinos de pasión.

La guitarra se desangra al son del duende que se agita, se conmueve, se detiene para volver a arrancar.

Taca-taca-tac-tac-tac....

Giros de melena despeinada, clavel que cae a los pies. Rojo y negro fundidos en volantes arrebatados. Taconeo, pasión, entrega...

Tac-tacatac-tacatacatac...

Los senos ardientes se agitan en un jadeo continuo.

Tactacatac-tacatac-tacatac...

Silencio, olvido, telón. El baile ha acabado.

* Autora: Herminia Blanco (White)

28/03/2006 15:07. guallavitoclub ;?> Hay 9 comentarios.

La discusión - Diego Jerez González

20060327101646-discusion-sereno.gif

- Ya está bien de quejarse ¿no? Que si es que tú no me entiendes,
que si no me comprendes, que si no me haces caso… ¿No se te ha
ocurrido pensar que eres tú el que no se hace entender?
Llegas siempre borracho o con la depre, a las tantas, y encima
quieres que esté aquí, como si nada, y me ponga a tu disposición…
Pues no señor, eso se ha acabado, ¡Esto se ha acabado! ¡No estoy
dispuesta a aguantar ni un solo minuto más! ¿Te has creído que soy
un cleenex que puedes usar y tirar a tu antojo?
-¿Qué se ha acabado? ¿Qué pasa, es que no puedo ni tomar una
copa con mis amigos? Ya sabías como era cuando me conociste… y
entonces no te importó.
-¡No me hables de cuando nos conocimos! Cuando nos conocimos
eras el hombre más encantador del mundo. Pasabas las horas
mirándome con emoción, acariciándome la espalda… Pero si venías
desesperado a buscarme después de las clases, TODOS LOS DÍAS.
- ¡Ya estamos! Te he dicho que se trata de un problema pasajero.
- ¿Pasajero? No me hagas reír, hace meses que no me tocas.
- A lo mejor, si tú pusieras algo de tu parte…
- No necesitabas ayuda cuando me tirabas sobre la mesa de la
cocina ¿verdad que no? Ni cuando parabas el coche en cualquier
sitio sin importarte la gente. Ni cuando se nos perdían las horas en
tu cama.
Mírate, no eres ni una sombra del recuerdo del que fuiste. ¿Dónde
está el hombre que conocí? Delante de mí no veo más a que un
borracho fracasado.
- Claro, para ti es todo muy fácil, te pasas todo el día en la casa sin
hacer nada, mientras que yo trabajo como un cabrón para pagar las
facturas. Paso todo el puto día en la calle tragándome las broncas
de los clientes, aguantando las cabronadas del jefe, echando más
horas que un reloj… ¿Y para qué? Para tener que aguantar tus
reproches cuando vuelvo a la casa.
¿Qué no toco? Pero si ni te inmutas cuando lo hago. Tú estás
siempre ahí, quieta y callada, ignorándome. Si por ti fuese
pasaría

... (continúa)
27/03/2006 08:22. guallavitoclub ;?> Hay 5 comentarios.

Peligro - Cristian Villalobos

Éramos cuatro gatos. Los otros tres me daban miedo.

* Microcuento por Cristian Villalobos

22/03/2006 10:40. guallavitoclub ;?> Hay 13 comentarios.

Mírame - Carmiña Díaz Alvarez

20060320081613-file0209.jpg

Mírame.
Cabalgo el dulce cuerpo de mi madre y no añoro ninguna otra cuna.
Me perfuman las hierbas que me rozan y el aroma maternal de su piel morena.
Estamos contentos.
Ella, porque volvió del exilio y la soledad de sus campamentos, yo, porque con ella inauguro un mundo nuevo lleno de sueños y esperanzas.
Su cuerpo se inclina hacia la tierra y, si hace falta, la regará con la leche de ese seno que me alimenta y me atrapa.
Mi cara reposa sobre el terciopelo de su espalda y mi oído escucha la sinfonía imparable de su joven corazón.
Yo soy su primera semilla germinada.
Ella es mi mundo y mi sonrisa.
Vuelve a mirarme…
Y descubre que somos la viva estampa de la esperanza sobre la madre Tierra…

* Autora : Carmiña Díaz Alvarez

Imagen de S. Salgado, de su serie Éxodos, tomada en la provincia de Zambeze, Mozambique, en el año 1994.

20/03/2006 08:16. guallavitoclub ;?> Hay 5 comentarios.

Por José Alberto de Quintana de León

Agua, cielo gris...
sed.

Tiembla la mirada,
escalofríos de angustia
en la nada
de verme sin ti.

Te pido, te ruego...
lloro.

Y no te encuentro.

Agua, cielo gris...
sed.
Sed de ti.

* Autor: José Alberto de Quintana de León

16/03/2006 10:55. guallavitoclub ;?> Hay 3 comentarios.

Su mejor cara

20060207160115-10130903.jpg

En la vorágine de la vida, ese trepidante torbellino de gentes y sucesos, olvidó que su mejor cara era la que ocultaba en la sombra.

* Autora : aMINÚSCULA

Visita su web : http://deuntrazo.blogspot.com/

07/02/2006 15:59. guallavitoclub ;?> Hay 10 comentarios.

Entre auroras seguras - José Alberto de Quintana de León

20060130103953-200161850-001.jpg

Hace tiempo que no estás

pero vivo de la ilusión

que un día te viera

aparecer en la ventana de mi ánimo

como un terremoto de fresca hiedra

trepando con alegría

por los grises muros de la ausencia.

Una mirada oportuna

a la mágica palabra del destino

que interpuso en nuestras vidas

confidencias, cariños y silencios.

 

Un día si y otro también

agazapados en la sombra

buscamos la mirada y encontramos el alma.

Irreverente destino

que un día da y otro quita

sin contemplar tibiezas

que amargan las horas del olvido.

Aún entiendo el porqué no entendía nada,

a pesar de saber

de la sinceridad de tu palabra

y tenerte cada día

en los brazos de la media noche

mientras con angustia

abrazaba fuertemente mi almohada.

Y allí estabas,

arrogante y serena

tierna y enérgica...

sin concesiones;

o me tomas o me dejas.

Poco a poco fuiste abriendo

un canal en mi desierto

por dónde fluía el frescor

de un alma hermana

que se acerca con cariño

al erial de la nada.

 

 

Y nunca te lo dije

pero ya entonces lo pensaba.

Y al ver tu nombre escrito

se me sublevaba el alma,

me llenaba de regocijo

y desaparecía la pena

para llenar de júbilo la noche

entre palmas...

Complicidad, silencios y distancia,

así era la fuerza

que un día si, un día no

se acercaba a nuestras almas.

Y no entendía el porqué

y a veces no lo aceptaba.

Quería una claridad

que no podías darme

porque no la conocías,

pero allanabas mi camino

con tu serena calma.

 

Y pasaron días y meses

sin poder decir que hoy

fue mejor que ayer,

sin reparar en la distancia;

aceptando los momentos

que poco a poco se alejaban,

sabiendo que ya es historia

el lugar que ocupas en mi morada.

No me arrepiento de nada,

no pienses que lloro ausencias,

tú sabes que no es eso.

Es la angustia de verte pasar

frente al espejo

y no poder ver el fondo

de tu mirada.

Quizá lo que un

... (continúa)
30/01/2006 10:34. guallavitoclub ;?> Hay 5 comentarios.

Lejos - José Vicente Pascual

20060125164022-conch-in-surf-c10262399.jpg

Cuando lo sepa te lo diré, en efecto: cuando lo sepa. Mientras, duerme tibios sueños de ámbar en las afueras de ese imperio donde las sepulturas de barro atesoran el recuerdo de miles de hombres sacrificados en cada naufragio, siempre al acecho sobre el abismo de la gloria. Duerme y sueña hasta que yo lo sepa. Cuando llegue cada palabra, todas serán tuyas, hasta la última letra de la última frase. Mientras, llévame lejos a naufragar.

* Autor: José Vicente Pascual


25/01/2006 16:40. guallavitoclub ;?> Hay 5 comentarios.

Preámbulo de ti - Joseme

20060124091312-la-20nube.jpg

Aquí, la palabra es azul y el tiempo invisible.
¿No notas mi mano, tras el paisaje táctil,
agrupando noches, inventando mundos que se abren?
Para recordarte. Para acercarte lo inmediato
a lo infinito. Lo cotidiano al techo de lo eterno.
Aquí, la palabra es escrita con el trazo de los sueños.
No hay frío invierno, y como viento en el vacío te pretendo.
Del Sur cuando de ti nazco y me enredo sobre tu tiempo.
Aquí, la palabra viaja sobre tu estallido, ese refugio
donde te espero bajo el silencio, como libro abierto,
como hoja que se eleva como paloma de tus brazos.
Como este sueño no terminado…

* Autor: Joseme (Granada)

24/01/2006 09:13. guallavitoclub ;?> Hay 6 comentarios.

El ripio juglar - Dori Siverio Fumero

20060120085611-avila.jpg

Yo quisiera ser juglar
de los tiempos medievales
e ir con mi mandolina
entonando mi trinar
por territorios feudales;
trovadora cantarina,
rapsoda del avatar
vate de ufanos modales
que lleva alegre bolina
y fábulas que, al rimar,
agradan a los mortales;
yo quiero ser andarina
ir de lugar en lugar
encendiendo los fanales,
destapando la cortina
de la ilusión secular,
contando endechas navales
de corsarios y marina,
describiendo el batallar
de los hidalgos cabales,
narrando cómo culmina
el cortejo del seglar
de los pobres arrabales
con la noble Catalina,
y cómo al dragón retar
fue matado con puñales
por Don Alonso Medina.
Yo quisiera ser juglar
y loar borrando males,
abriendo la bambalina
del ensueño y el cantar.

* Autora : Dori Siverio Fumero (Espuma)

20/01/2006 08:51. guallavitoclub ;?> Hay 4 comentarios.

Distancias - María José Sierra

20060118103535-beso2.gif

Si pudiera salvar la distancia
entre los filos de los aromas
que desprenden nuestros cuerpos
a escondidas, cuando arañan
cada palmo prohibido,
a dos milímetros de tu espalda,
a dos caricias de mi pecho,
ni uno más, ni una menos.
Quizás, podría obligar al tiempo
al minuto que pasa,
a esas palabras mordidas,
a detenerse justo en el instante
en el que las miradas respiran,
cuando penetras mi morada
y mis  besos sedientos te salvan
a dos milímetros de tu boca,
a dos caricias de mi cuerpo,
ni uno más, ni una menos.
Atravesamos el horizonte de los deseos,
los límites que marcan los sabores a sexo.
Quebrando el abismo de lo etéreo
enciendo con un beso mil lamentos,
mientras tus manos recogen mis vuelos
y el instinto arquea mi cuerpo
a dos milímetros de tu alma
ya,  tan sólo, a dos caricias de mí.

* Autora: María José Sierra (Perseida)

18/01/2006 10:30. guallavitoclub ;?> Hay 9 comentarios.

Ciudad Navidad

20051229085533-flordepascua.jpg

Luna de nieve
en noche de navidad.
Brindamos deseos,
bebiéndonos la paz.
Dáme tu mano
y canta, que
llora un niño
en la ciudad.
Noche de Navidad, no,
ya no se marchará!

LUIS TAMARGO

29/12/2005 08:50. guallavitoclub ;?> Hay 2 comentarios.

A diario - Gonzalo López Cerrolaza

20051228094800-cien-cigarro.jpg

Hay un cigarro fumándose dos labios, dos lunares que saltan en una piel, tres olivettis peleando por la única eñe que subsistió. Amanece. Hay dos paraguas, mil gotas llorando en los tejados. Caminas rutinario sin pensar a dónde te diriges, automatizas los sueños por tus pies, por tus zapatos. Chocas, ¡pam!, un rostro nuevo, desconocido, en el que vas reconociendo tus propias ojeras. "Perdón"; "perdonado"; despacho, libros y manuscritos. Hay un cigarro fumándose dos labios...

* Autor: Gonzalo López Cerrolaza

28/12/2005 09:48. guallavitoclub ;?> No hay comentarios. Comentar.

Yapiyariochipi - Gonzalo López Cerrolaza

20051221082727-14.gif

Navidad es: “yapiyariochipi”. Yapiyariochipi es como la ola que mece al bebé o la caricia del amante en las mejillas; como unos labios en curva que te tranquilizan o la mirada del abuelo que te ha vuelto a pillar en un renuncio y te perdona. Luego pasa el 25, llega el nuevo año y te das cuenta de que ya no hay más yapiyariochipis, si acaso algún reflejo en las palabras de los que amas, hasta dentro de doce meses.

* Autor: Gonzalo López Cerrolaza

21/12/2005 08:27. guallavitoclub ;?> No hay comentarios. Comentar.

El árbol de los caramelos - Mox Moxcacoja

20051219082641-blkchristmas-roll-b.gif

Pero tú sabes que en los cuentos, los caramelos crecen en los árboles, ¿verdad?. Crecen todo el año en sus verdes bosques y los recogen los fabricantes para envolverlos en papelitos, meterlos en bolsitas y repartirlos a todos los niños y mayores que quieran.

Hay caramelos de todos los sabores. A mí, los que más me gustan son los de sabor a beso, porque son muy dulces y calentitos y además hacen ruido si te los comes con fuerza. Puede también que te salga un caramelo de beso amargo. Pero eso sólo les pasa a las personas mayores y se cura con los caramelos que les regalan sus niños.

Otros que me encantan son los caramelos de sabor a verdad. Je, je, cuando te tomas uno, ya puedes inventarte la mayor mentira de la historia, que cuando la vayas a contar, no podrás. Esos caramelos no le gustan a mucha gente y a casi ninguna persona mayor (aunque te digan que sí, no te fíes, que se los dejan para el final y nunca se los toman), pero todos los llevamos encima por si alguien quiere y así, cuando hacemos preguntas, nos podemos enterar de muchos secretos...

Pues no, no pica nadie, sólo los inocentes.

Hay también caramelos con gusto a abrazo. Esos son de los que más me gustan. Cuando me tomo uno, persigo a todo el mundo para abrazarlo y la gente tiene que salir corriendo, y a alguno pillo, no creas.
Pues sí, que es más o menos lo que te pasa a ti cuando vamos a recogerte al cole, que parece que acabaras de comerte dos o tres.

Pues claro que hay de sabor a jugar, lo que pasa es que los mayores nos comemos los de sabor a jugar a ganar dinero, a jugar a perder momentos, a jugar a estar tristes, a jugar a encontrarse por dentro, a jugar a respirar olores de otros, a jugar a cerrar los ojos del pensamiento, a jugar a creer en nosotros mismos,... Pero en fin, que los que os gustan a vosotros son los de sabor a jugar con alegría, y que sepas que esos os los mezclan con los de sabor a risas, a contento y a gritos, para que sean los mas sabrosos.

Pero hay muchos más. Están los de sabor a pintar, los de sabor a cantar, los de sabor a tocar música, los de sabor a estar con los amigos, los de sabor a compartir otros caramelos, en fin, que hay la tira...

Mañana me dices los que más te gustan y si podemos nos vamos a a

... (continúa)
19/12/2005 08:26. guallavitoclub ;?> Hay 1 comentario.

Versos a tres posibles musas - José Alberto de Quintana de León

20051202110912-corazones1.jpg

 ... A Octavia

El nuevo día viene teñido de negro
se ha diluido la luz caliente
entre la palabra y el miedo
para llover amargas cosechas
que llenen el desván de recuerdos

Abundancia de nada en la nada
que obliga a dictar silencios
bajar la mirada al suelo
caminar, caminar, caminar
y nunca llegar a nada bueno

Y a lo lejos,
la revuelta del camino viejo.

 

... A Espuma

Misterio abierto
que inunda los terrenos baldíos
de un invierno atroz
que desgarra corazones
sin sentido.

Llegas, Primavera,
con cálidos suspiros
a reavivar la llamada
de las flores y los espinos.

Y reabres la vida
y vuelve el sentido
y agudizas sentimientos
y entornas los dolores
que el invierno ha traído.

Eres llama, eres luz,
eres candor de alma.
Una mano en la maraña
que cambió por sombra
la luz del alba.

Y tus ojos me acompañan,
con su luz de cielo sin nubes,
con el calor de tu mirada,
con la sonrisa en tu boca
y ese beso que tanto tarda...


... A Comella

Ya ves,
no duele el dolor
sino las ganas
de que no duela.
No oprime la soledad
sino la compañía adversa,
la que hiere cuando ríe,
la que llora entre sonrisas,
la que muere cuando vive...

Y cierras los ojos
a la belleza,
por temor a ver desdichas
en la Luna llena.

No te atreves a mirar
a través de la niebla
de unas lágrimas trémulas
que hacen titilar estrellas,
al radiante clarear
de una Luna amiga,
que cabecea en tu almohada
cubriendo con su luz
noches eternas.

No es el dolor lo que duele
sino las ganas de que no duela.

* Autor: José Alberto de Quintana de León

 

02/12/2005 11:07. guallavitoclub ;?> Hay 14 comentarios.

Lagartijo - Javier Lázaro Sanz

20051108122958-s25096.jpg

Mi vida no fue siempre la vida discreta de las cosas inertes. Ahora me ves aquí quieto y te acercas tranquilamente, sin miedo, como hacen todos esos turistas. Igual que ese niño que se hacía una foto conmigo y jugaba a meter su manita en mi boca, o ese gordo que ahora roza mi piel con sus sudorosas manos. Me parece lógico que me contemplen, porque soy el lagartijo más bello del mundo, pero en mis buenos tiempos me hubiera dado un banquete con todos ellos.

Fui el rey de los lagartijos. Cada noche, surgía de entre las sombras para que todos los lagartijos verdes vinieran a adorarme. Hubieran muerto antes de faltar a la cita. Mi belleza les embriagaba, y entonces ya podía hacer con ellos lo que quisiera. Les mandaba a buscarme comida. Un batallón de lagartijos fanatizados atacaba a una vaca o a un caballo, y yo me lo comía, y después me retiraba al país de los pigmentos, donde está guardado el secreto de mis escamas multicolores.
Claro, que siempre hubo algún agitador. Trataban de convencer a los demás lagartijos de que me abandonaran, que no permitieran que yo les esclavizara. Secretamente, temía que alguno de ellos tuviera el valor suficiente para abandonar su mediocridad verde grisácea, y adquirir una piel multicolor y un tamaño suficiente para plantarme cara. Eso nunca sucedió. El peligro vino de otro lugar totalmente insospechado...

Un día, Gaudí decidió expulsarme de sus sueños, y me diseñó para un jardín que estaba proyectando. Primero me dibujó en el papel, y todo a mi alrededor era blanco. Quería saltar más allá de los márgenes, que veía tan cercanos, pero de repente no podía moverme. Luego, adquirí esta nueva forma (acaso definitiva) cuando otros hombres me construyeron en piedra.
Desde entonces, estoy atrapado en este lugar, y veo cada día desfilar el mundo a mi alrededor sin poder participar en él.
Quizá algún día alguien vuelva a soñarme, y me despierte una noche de este sueño de piedra y cerámica, y salga a cazar una paloma, o quizá un turista...
Acaso tú mismo, tú que me miras y tomas apuntes en una libreta, puedas soñarme. Pareces lo bastante loco...

* Autor: Javier Láz

... (continúa)
08/11/2005 12:29. ;?> Hay 7 comentarios.

Con los pies colgados en el infinito - Herminia Blanco

20051104104907-002-20best-20foot-20forward.jpg

Se vistió de sonrisa anhelada.
Se calzó de alegrías ajenas.
Cogió el bolso de los olvidos
y el abrigo de amistades lejanas.
Encaminó sus pasos a la eternidad
pero la orilla le impidió el paso.
La roca de sus sueños rotos,
echa añicos en el rompeolas,
la esperaba anhelante.
Una suave brisa acunó su pelo.
Volvió a tiempos pretéritos
y se balanceó en futuros imposibles.
Los añicos alzaron el vuelo
y en su ascensión dibujaron nuevas figuras.
Se sentó con los pies colgados en el infinito
y el infinito frenó sus pasos.
Se desprendió de sonrisas, de alegrías, de olvidos olvidados
y los añicos dorados por dorados rayos
dibujaron una diadema de esperanzas que alumbraban un nuevo camino.
Se deshizo de sí misma y se parió de nuevo.
Volvió a un hogar que la reconocía y la acogía,
su aliento le impulsó a la vida,
quizás nunca fuese feliz, pero nadie lo sabría.
* Autora: Herminia Blanco (White)
   Fotografía de Phil Free

Papel en blanco - Diego Jerez González

sinpalabras.jpgSi supieras, papel, de mi desprecio,

cuando en blanco, jocoso, te sublevas,

y ni en sordo clamor, mi llanto recio,

consigue que liviano te conmuevas.



Si supieras, papel, cuan alto precio

pagué por cada verso que repruebas,

del infausto dolor, cansado y necio,

que inmerso en esta tinta al dorso llevas.



Si supieras, papel, de mi cansancio,

de mis noches heladas y confusas,

de las horas pesadas que distancio,

contándole mis penas a las musas.



Si supieras, papel, ay, si supieras

del torvo caminar por mis entrañas,

de un trágico rumor de calaveras,

ahogado entre clamores de guadañas.



Si supieras, papel, ay, si supieras

del turbio amanecer para este hombre,

tan solo ante el sonido de su nombre,

tu blanca faz de luto la vistieras.


* Autor: Diego Jerez González (Sereno)
10/10/2005 11:50. ;?> Hay 11 comentarios.

Sombra de una luna - Uachipachi Jimul

Eclipse.jpgHarta ya del divismo de la estrella, decidió darle una vez más un pequeño susto, haciéndole una jugarreta: se hizo pasar por el personaje principal ... Sorprendiendo a propios y a extraños con su persistente y elegante bamboleo, durante un breve instante fue el centro del universo, mientras con intención le decía:
"Cualquier personaje, por muy humilde que sea, alguna vez puede hacerte sombra".

* Autor: Uachipachi Jimul
05/10/2005 12:16. ;?> Hay 10 comentarios.

Para un lunes con eclipse anular - José Romero Seguín

eclipse--200x210.jpg"El otoño no es una contienda, pero como si lo fuese, yacen por el suelo, definitivamente desterradas del verdor de su belleza, miles de hojas.
Mariposas marrones palidecidas de levedad, que vuelan en el capricho del viento, llenando de soledad la dulce melancolía de los jardines, los desnudos espíritus de los poetas".

* Autor: José Romero Seguín (Literatura)
03/10/2005 12:17. ;?> Hay 10 comentarios.

Reloj de pie con ala azul - María S. Martín

octavia.jpgHasta el último momento no supe qué había de extraño en él . Miré una y otra vez cada centímetro de su cuerpo consiguiendo tan sólo provocar un deseo alocado de grabar en mis labios cada poro de su piel, recorrí con los dedos la línea de la vida de la palma de su mano , anduve junto a él caminos de vuelta por los que nunca había transitado , paseé por el filo de sus sueños , fundí días con noches sin reconocer cuál era el fallo , el porqué de su rareza .
Al irse susurró mientras nuestras nuestras bocas se rozaban: soy un reloj de pie con ala azul en un cuadro de Chagall.

* Autora : María S. Martín (Octavia)
27/09/2005 09:24. ;?> Hay 15 comentarios.

Un cuento minúsculo - Trini Reina

llibres1.gifÉrase una vez un cuento minúsculo. Tan pequeñísimo era, que fue devorado por las letras.

En cuanto el autor trazaba un signo sobre el pergamino, ellas, voraces; así mismas se rumiaban y auto-engullían.

Por lo tanto fue un cuento tan nimio, tan insignificante, que ni tan siquiera en él existió absolución para el punto final.

* Autora : Trini Reina
26/09/2005 10:34. ;?> Hay 13 comentarios.

En tus ojos el crepúsculo otoñal - Diego Jerez González

fulla..gifEdiciones Guallavito entra hoy en el otoño de la mano del gran poeta almeriense Diego Jerez González. Sin duda un gran comienzo para esta la más melancólica estación del año.

*

En tus ojos el crepúsculo otoñal

En tus ojos el crepúsculo otoñal
despide al sol del hombre hasta otro día,
y todo el orbe anaranjado vierte
los fuegos que alimentan tus pupilas.
En tu cuerpo, perfume sostenido,
deshoja el alma un canto de alegría
en pétalos morenos que en el pubis
te muestran mas humana y mas divina.
En tu boca, risa de agua encendida,
clavel desnudo, Dios se manifiesta
tan claro que redimo mis pecados
besando su criatura mas perfecta.

* Autor: Diego Jerez González (Sereno)
21/09/2005 16:55. ;?> Hay 4 comentarios.

Barrer el otoño - Lola Díaz

escombra.gifLa última vez que pasé por allí, seguían las risas de los niños colgadas de los árboles vacíos, y un vencejo había anidado encima de la cabeza de la estatua, sobre la que reposaba, ociosa, una escoba de ramas secas. Yo grité, ¡Tomás!, pero tampoco esta vez me oyó. ¡Qué empecinado fue Tomás...!

La noche no tenía cabida en la Venta Gabriel. Aunque se hiciera de noche, era como si Gabriel, el ventero, no la dejara entrar en el jardín: los ojos de los gatos se unían a los ojos de las estrellas, y los ojos de los niños a los ojos de la tarde que no se moría, porque dejaba un resquicio en la puerta del sol, y los ojos del sol seguían mirando un poco a los ojos de todos.

No fue culpa de Gabriel. Por él, que los niños hubieran seguido sus juegos hasta que todos los ojos se cerraran definitivamente, hasta que los goznes de los columpios pidieran tregua y los gatos se perdiesen en la noche iluminando otros quehaceres, pero tuvo que cerrar la venta. ¿A cuento de qué, seguir con el negocio si tenía dinero para vivir diez veces la vida que le quedaba? Él se lo dijo a Tomás: “Tomás, vámonos a casa, que aquí ya no hacemos nada”. Tomás nunca respondía, parecía autista el bueno de Tomás, agarrado a su escoba como si esperase que la suciedad le llegase del cielo para poder seguir barriendo. Y un veinticuatro de septiembre apareció un cartel en la puerta de la Venta Gabriel: “Cerrado”, decía. Y cinco días más tarde, el día de San Gabriel y todos los Arcángeles, una camioneta se llevaba las sillas, mesas, en fin, todos los enseres del establecimiento para malvendérselos a cualquier chamarilero. Incluso querían llevarse los columpios, pero los goznes se negaron a soltarse de las estructuras y tuvieron que dejarlos por imposible; vieron irse a la camioneta un poco enfadada mientras se balanceaban sin niños, en un último acto de servicio Gabriel echó el candado y le entregó las llaves a un hombre muy rico. Sus bolsillos estaban tan llenos que para que no le reventasen los pantalones tuvo que comprar algo tan absurdo como un bar donde ya no servían meriendas. Un jardín donde los frutos eran risas antiguas adheridas a los vástagos, parásitos imposibles de eliminar, recuerdos en conjura. Y columpios sin niños, nidos sin pájaros, suelo de otoño sin hojas: Tomás las había barrido todas.

-Anda, Tomás, vámonos a casa.

Tomás apenas lo miró.

-No queda nada por barrer, Tomás.

Los ojos de Tomás señalaron sombríos una hoja que se resistía a desprend... (continúa)
20/09/2005 17:08. ;?> Hay 3 comentarios.

La bombilla - Pablo De Aguilar González

Labombilla.jpgEDICIONES GUALLAVITO vuelve a recuperar este estupendísimo texto de Pablo De Aguilar González.

Espero que lo disfrutéis tanto como yo en todas las ocasiones que lo he leído Wink

LA BOMBILLA

Hola. Les habla una bombilla vulgar, de 60 vatios para más señas. Hubo un tiempo en el que pensé hacerme bombilla de 100, pero me desanimó el hecho de que tenía que pasar más tiempo en la fábrica. Yo soy bombilla por vocación, me hice bombilla “softone”, toda blanquita, con una corona de letras doradas donde dice: “PHILISS 60w”; he tenido mucha suerte, diría que soy la bombilla más afortunada del mundo. Estoy colgada del techo del salón de la familia Luján. ¡Imagínense! Una bombilla como yo - cuyo mayor sueño mientras está metida en su caja es formar parte de una bonita lámpara - siendo el centro del salón. Sí, soy una bombilla privilegiada. Además, parece que a los Luján no les gustan demasiado las lámparas, porque no se les ve intención de comprar ninguna, exceptuando, claro está, a la vieja bruja, la abuela, siempre diciendo que a ver cuándo ponen una en el techo, con esa cara de vinagre que tiene.

Ustedes no lo sabrán, pero las bombillas somos muy presumidas. Yo siempre me pavoneo ante las de la lámpara del pasillo, a las cuales puedo ver desde aquí. Nosotras, nos entendemos con pequeñas variaciones en la intensidad de la luz. Nuestros dueños piensan que son problemas de la instalación, pero no, somos nosotras. La lámpara del pasillo es un plafón en el que viven dos de mis compañeras. Son dos bombillas transparentes, modelo vela, de esas con el pie más estrechito; ellas entraron después que yo en la fábrica pero se quedaron en 40 vatios. Y una bombilla de 40 vatios ya sabe, desde el principio, que es carne de plafón compartido. Nos facturaron al mismo tiempo, así que, se puede decir que nos conocemos de toda la vida. Ellas siempre me dicen que algún día se me acabará tanto protagonismo, que las bombillas no hemos sido hechas para adornar y qu... (continúa)
19/09/2005 17:05. ;?> Hay 3 comentarios.

"Princesas" de Fernando León de Aranoa

caye.jpgPor Salakov

*

Me encanta Fernando León, para mí sin duda el mejor guionista y director que actualmente tenemos en este país, lo que es mucho decir. Tras ese tríptico de la sociedad partiendo de las unidades más pequeñas, “Familia”, hacia conglomerados sociales más amplios, “Barrio”, y finiquitando con el maravilloso retrato de toda una ciudad y su situación de desempleo, “Los lunes al sol”, ahora nos plantea una visión sobre una de las partes de la sociedad que sin dejar de pertenecer a la misma más tendemos a ignorar y a considerar ajena a ella: la prostitución.

Nuevamente el eje motor de la película (recurrente pero magistralmente presente en todas las demás de Fernando León si lo pensamos detenidamente) es la SOLEDAD de uno de los personajes, Caye ( calle de noche, calle de día ) y la búsqueda de una salida a la misma. ¿Y cómo se busca dicha salida? A través de la AMISTAD (aspecto también siempre recurrente en su cine) y una sensación auténtica de se sentirse querido, de sentirse valorado, de sentir que eres algo para alguien, de sentirse amado, si os gusta más este término:


«EXISTIMOS PORQUE ALGUIEN PIENSA EN NOSOTROS Y NO AL REVÉS»

Pero ojo, recordemos que además de la soledad y la amistad, en esta película se hace un retrato y un acercamiento al mundo de la prostitución. ¿Y qué aspectos puede llegar a tratar Fernando León a la hora de abordar este tema? Pues temas tan diversos y complejos como la inmigración, el racismo, la pobreza, la drogodependencia, la violencia hacia las mujeres,... todo ello retratado por las dos protagonistas principales o por un elenco de secundarios que aportan nuevos puntos de vista y contrapuntos a lo hasta entonces visto. Y aún a sabiendas de lo bueno que es Fernando León sacando lo mejor de cada actor, soberbios todos ellos, esto no es ningún descubrimiento, sigue siendo increíble lo que logra este director con primeros planos, actuaciones creíbles y cuidadísimos diálogos.

Porque qué diálogos. Antológicos. Desde las anécdotas pasajeras («qué poco pesas, eres un ángel»), hasta los momentos más dramáticos («peor que la muerte sería que al morir tuviéramos que volver a vivir esta puta vida») o los aliviadores golpes de humor («qué bonito te ha quedado el baño»), Fernando León da una lección de cómo se hace un guión y el poder que tienen unas simples pero bien elegidas palabras. Chapó.

Para finalizar, quiero destacar que a pesar de todos los elogios que ... (continúa)
14/09/2005 13:10. ;?> Hay 1 comentario.

Tango - Gonzalo López Cerrolaza

tango.gifBaila una canción como si nada
hubiese en el mundo excepto ella,
pasos, contrapasos que se escapan
al son de un tacón que marca el ritmo.

Un clavel se cayó de sus labios
antes, cuando niña, y nunca supo
por qué las manos de esos hombres
no sabían igual que una caricia.

Las rodillas doblan las esquinas,
suben, bajan, suben su palmito,
lágrimas que saltan por el ruedo,
círculos de sal y agua de jueves.

Codos doblegados por dos manos
que cierran los dedos señalando
el aumento de tono, ya su cuerpo
es fuego incendiario. Ya los besos,
ya el final llegó, se queda quieta.

Gira su cabeza lentamente,
abre sus dos párpados pintados,
mira al fondo negro, amaga un rayo.
Sonríe callada, ya sus pasos
son camino a casa, ya sus piernas
son piernas mortales, ya sus senos
son pechos de muchacha tranquila.

* Autor: Gonzalo López Cerrolaza
08/09/2005 17:29. ;?> Hay 3 comentarios.

Fuente rosa - Luis Tamargo

fuente.jpgBrota la fuente rosa,
donde el avellano se asoma
para avistar el cielo.
Aprieto el paso, cuesta arriba,
hacia el cruce, donde
el camino muere.
Un viento liviano zarandea
las copas frondosas, y
el bosque revive.
El avellano triste
se ríe, inescrutable,
desde su otero, solitario.
Rosa es la tarde, y
rosa es el agua que brota
de la fuente del avellano.

* Autor: Luis Tamargo
08/09/2005 09:44. ;?> Hay 2 comentarios.

Yo soy el viento - María del Carmen Guzmán

piess.jpgYo soy el viento,
el que sopla en tus noches heladas
y encrespa las olas,
el aire enloquecido,
el que transforma en látigo
tus cabellos de seda,
un repicar de dedos sobre el cristal mojado,
coreografía de trapos bailarines
danzando en los cordeles,
una orgía de ramas,
un silbar de serpientes,
un aullar de mastines,
vertiginoso giro de papeles,
un tremolar remoto de mar embravecido,
un alar desgajado,
un álamo abatido
y el jazminero atónito y desnudo.
Yo soy el viento amargo
silbando en el desierto,
derribando palmeras,
Siroco, vendaval,
viento solano,
el que roba los sueños de los niños,
el que llega en la noche, solapado
para arrancarte el alma.

* Autora: María del Carmen Guzmán (Dulcinea)
06/09/2005 09:15. ;?> Hay 2 comentarios.

Ingrato espejo - Trini Reina

mirall..jpgSe detuvo frente al espejo, se miró, y éste, imperturbable, no le devolvió el reflejo. Comenzó a gesticular, a brincar, a gritar, y nada. Estaba solo. Tan alejado del mundo que lo circundaba, que ni siquiera el espejo le brindaba etérea compañía.

* Autora: Trini Reina
05/09/2005 10:16. ;?> Hay 3 comentarios.

Oración - María S. Martín

oracion.jpgRegresa a mí a la hora en que la piel despierta , roza mi cuello con tus labios en el momento en que el deseo te recuerda , abrázame despacio como un sueño cuando el reloj precipite los minutos que acercan la despedida y con ella la tortura de la ausencia , enséñame cuánto quiere decir tanto cuando me dices tanto , tanto ... y si así tiene que ser , vete sin decir adiós ni hasta cuándo. Otra vez.

* Autora : María S. Martín (Octavia)
05/09/2005 09:47. ;?> Hay 2 comentarios.

Los habitantes de la casa - Javier Lázaro Sanz

los habitantes de la casa.jpgInforme remitido por el agente ---- el día 3 de marzo de 1985

El domingo no salieron; durante todo el día se movieron con pesadez y silencio por el calor de la casa, mal vestidos, tendiendo hacia los rincones frescos y semioscuros, donde marcaban su presencia con gruesos diarios de la mañana.

El domingo anterior tampoco habían salido, ni durante la semana que medió entre ambos días. Tampoco la semana anterior. En realidad, según los pocos datos que se conocen de esta confusa historia, la pareja llevaba más de diez años – y menos de veinte – encerrada.

La casa podría haber sido un mundo aparte sin contacto con el exterior, si no hubiera sido por los periódicos. Los moradores se alimentaban con las latas de conservas que estaban almacenadas en la despensa. El agua para beber, lavarse, etc. se la proporcionaba un río subterráneo que afloraba en el salón. Nada parecían necesitar más allá de la vivienda y los enseres contenidos en ella.

Sin embargo, cada mañana entraba un diario por una rendija de la puerta que daba a la calle. Jamás llegó ningún recibo a la casa; no se sabe quién solicitó la suscripción ni quién la pagaba. Misteriosamente, iban apareciendo los periódicos con puntualidad. Estos diarios constituían un elemento de suma importancia en la vida de los habitantes de la casa. Eran su único contacto con el exterior, contacto que incluía un flujo de entrada – a través de la rendija que ya he mencionado – y otro de salida – a través de las cañerías, cloacas, etc. Aparte de este vínculo, daban varios usos a los periódicos. En primer lugar, los leían para obtener información del mundo y asegurarse de que éste seguía existiendo más allá de su estrecho hábitat. Además, les proporcionaban una ocupación: confeccionar un álbum con las noticias – habitualmente, no más de una por edición – que ellos considerasen que tenían importancia. Como la selección se realizaba sin seguir ninguna pauta fija, esto les llevaba todo el día y les sumía durante horas en silenciosas reflexiones. Por último, una vez que habían recortado y guardado las noticias escogidas, usaban el resto del periódico como papel higiénico, con la ventaja que esto suponía: la satisfacción de mancillar los retratos de personas que se creían importantes.

Con estos elementos habían construido la rutina que ya duraba más de diez años, pero menos de veinte. Poco más sabemos de estos sujetos. No se ha podido constatar la edad de él, ni la de ella. La... (continúa)
15/06/2005 09:39. ;?> Hay 7 comentarios.

Anoche me abracé a tu sueño - María José Sierra

beso_picasso.jpgAnoche me abracé a tu sueño
me dejé dormir en él.
Mi alma ya no se estremece ni siente,
sólo escribe palabras en el miedo
sobre cielos grises y atormentados,
abrigada entre espinas secas.

Retumban voces en mis entrañas
que no dejan reposar tranquila mi vida,
esa lucha constante
por no dejar de sentirme viva.

Llueve.

Tengo los sentidos vagos
inciertos, cansados.

Queriendo, guardo un tiempo
donde pueda retener
apenas un mínimo instante
para volver a rozar tu alma
y adentrarme en ella sin cuerpo.

Sin querer, guardo un espacio
dentro de un recuerdo,
donde no pueda olvidar
el olor de tu piel sobre mi piel,
ni aquellas caricias
que me hicieron temblar
en esa tarde oscura de tormenta
que sólo yo soñé.

Anoche escribí cientos de palabras.
Cuándo duele, no sé cómo
salen a miles.
Y hoy vuelve a doler
fuerte, hondo.
Ya vuelan lejos de aquí
cerca de donde tu paso sigue al mío
hasta llegar a ese camino
donde comparten sus hojas secas,
su viento muerto, su lluvia fresca.

Se olvidó tu boca de mi nombre
se perdió tu calma entre mis ganas
no encontré tu olor entre mis besos.
Ya sólo queda un ángel en tu infierno.

* Autora : María José Sierra (Perseida)
10/06/2005 16:05. ;?> Hay 9 comentarios.

Una nana - Luis Tamargo

campoluz.jpgEl mar cantaba olas...
Y se bañaba la tarde salada
entre suspiros de espuma.
Me pareció oír tu nombre,
mas solo silencio escuchaba.
Era un beso de arena mojada,
era el agua que amaba
tu corazón de sirena.
Eras tú, mi luna del alma !

* Autor : Luis Tamargo
08/06/2005 09:05. ;?> Hay 11 comentarios.

¡Por fin es viernes! - Pablo De Aguilar González

tortillita.jpg(2º Premio Certamen Relato corto del centro Emilia Pardo Bazán, Murcia)

Por fin era viernes. Después de una semana de duro trabajo César Vivó estaba en casa. Los viernes siempre se sentía de buen humor. "Todo el fin de semana por delante", pensaba mientras entraba en la cocina dispuesto a prepararse algo de cenar. Al entrar en la cocina se dio cuenta del desastre que tenía en el fregador mientras se sonreía. "Antes no pasaba esto" Se dirigió al fregadero, apartó un poco los cazos para meter la mano entre ellos con cuidado, pues podría cortarse con algún cuchillo, para llegar a un plato. Sacó el primer plato que alcanzó con las yemas de los dedos, lo enjuagó un poco con agua y lo puso al lado de la encimera. Se dirigió al frigorífico, cogió un huevo y, como pensándolo un poco mejor, tomó otro. Cascó el primero en el borde del plato que acababa de enjuagar, lo abrió con las dos manos y observó como caía la yema naranja y reventona. Luego cascó el otro y, con un tenedor, comenzó a batirlos, produciendo el característico tintineo. De momento miró hacia arriba, como intentando escuchar algo, y se dio cuenta del silencio que había en casa. Se dirigió a la radio que tenía en la mesa de la cocina, la encendió, sintonizó una emisora musical y puso el volumen como a él le gustaba que se oyera la música: bien alta. Comenzó a hablar una locutora. No supo bien cuál era, pues, para él, todas las locutoras de radio tenían la misma voz. Volvió hacia la encimera y siguió batiendo los huevos. Mientras observaba la yema y la clara mezclándose, adquiriendo un color amarillento, le vino a la memoria un polo que se había comprado hace años del mismo color. "Que bien me sentaba aquel polo", pensaba. "Recuerdo que la dependienta estaba como un tren. ¡Y que voz tenía!. Era muy profesional esa chica, me sacó polos de todas las tallas y colores para que me probara. ¡Que paciencia!. Estuve casi una hora probándome. Empecé por el naranja que a mi me gustaba, pero el maniquí tenía mucho mejor cuerpo que yo, así que, la dependienta, muy eficiente, me trajo otros modelos. Yo creo que ese polo color huevo fue el último que me probé. A mi no me convencía demasiado pero María... ". En el momento que le vino a la mente María, sacudió la cabeza, como si le estuviera rondando un mosquito por el oído y volvió a fijarse en el plato. Los huevos estaban ya suficientemente batidos, se dirigió al armario donde guardaba las sartenes, se agachó para buscar una por costumbre, pe... (continúa)
31/05/2005 09:53. ;?> Hay 7 comentarios.

La llamada intempestiva - Rosario Barros Peña

Par.jpgEra dulce mi sueño cuando sonó la aldaba.

Un grito se escuchó: ¡Ya sé que estáis en casa!

Me alcé hasta la mirilla, ¡tan chica, tan pequeña!

que sólo pude ver su nariz aguileña

¡Malhaya la mañana (gritó el desconocido)

en que firmé con vos contrato sobre el piso!

Sonome tan extraño aquel fiero alegato

que abrí la puerta al punto, presa de un arrebato.

Y vime ¡Dios me valga! con aquel elemento

que al punto recordome un singular evento.

Preclaro Don Quijote, ¿Perdisteis el camino?

¡Pardiez! ¿que no sabéis que sois mi inquilino?

Yo he firmado contrato con un hombre pequeño,

ceñudo, con barriga, que dijo ser el dueño.

Permito que me supla, y lo hace noblemente.

El dice que no cobra, por mucho que lo intente.

Hoy vengo a demostrarle su singular atraso

¡Pagadme de una vez! O yo denuncio el caso.

Tendiome un pliego escrito, picome con su lanza

Entonces, quien firmó ¿Es el tal Sancho Panza?

Pagad, no hagáis preguntas dejad las vaguedades.

Pasad, le dije al punto, veréis las humedades,

el suelo quebradizo, ventanas que no cierran,

el agua que no corre, los cables que se enredan.

Fijé sobre un papel las mil y una averías

de aquesta mi morada, que a él pertenecía.

En la mano le puse el pliego que había escrito

Mirolo y me gritó, mas no sé lo que dijo.

Le acompañé a la puerta, dejelo en el rellano.

Soy pobre, le expliqué, más no soy resignado.

Cumplid con vuestra parte del pacto, yo os lo exijo,

y así yo cumpliré también con lo que firmo.

Marchose el Caballero, bajó por la escalera,

Rocinante esperaba, aparcado en la acera.

* Autora : Rosario Barros Peña
19/05/2005 09:45. ;?> Hay 12 comentarios.

Me voy a ir de ti - Trini Reina

peixos.jpgMe voy a ir de ti,
me marcharé sin equipaje.
No se cargan valijas en la huída.
Partiré con el alma descubierta
y expuesto el corazón sangrante.
Me voy a ir de ti,
tomaré la senda más umbría
ni la sombra celará mi sentencia.
Entornaré la mirada
para que la luz no hiera mi llanto
ni la retina ilustre la ausencia.
Me voy a ir de ti,
hollando la tierra, los pies,
resecaran cada metro desahuciado.
Permutando cada rastro en polvo;
cada huella en ceniza.
Dejando el camino sumido
en pantanos de arenas.
Sin senderos de retornos,
ni vestigios de cadenas.

Me voy a ir de ti,
a la mente omnipotente
entregaré las llaves de mi delirio.
Arrastrando tras de mi al desamor
me desprenderé de su martirio.
Como de una piel que ya no vibra
o una sangre sin latidos.
Me voy a ir de ti,
custodiaré los sentires en otro templo.
Lejos de tu nulo amor;
a lontananza de tu silencio.

* Autora : Trini Reina
09/05/2005 12:29. ;?> Hay 8 comentarios.

Cuando nadie me ve - María S. Martín

Cuando nadie me ve.jpgCuando nadie me ve me transformo en un prodigio de belleza, mis labios se convierten en reclamos de deseo, la sonrisa ilumina mi cara como nieve en una mañana de invierno y si alguien pudiera verla quedaría para siempre prendido de su hechizo. Cuando nadie me ve mi pelo crece hasta cubrir mi desnudez, mis ojos se vuelven transparentes y dulces y sus miradas certeras adivinan el pensamiento de los espejos en que se reflejan. Cuando nadie me ve las palabras brotan de mi pelo y de mis manos y se mezclan juguetonas para contar al aire historias de pasiones arrebatadoras, de amor y desamor, de ternuras y desengaños, de risas y de vida, y el aire las lleva a la cama en que duermes y te acarician los párpados hasta hacerte sonreir. Cuando nadie me ve me siento en el borde del horizonte con los pies colgando y mientras los muevo sin parar como una niña impaciente, cuento gaviotas, delfines, mariposas, estrellas y caballitos de mar que me besan y huyen dejando mis mejillas mojadas y llenas de sal, y después, paso por ellas un dedo, y sabe a miel de caña y algodón de azúcar. Cuando nadie me ve los relojes contienen el aliento y me regalan horas perdidas por niños aburridos . Cuando nadie me ve abrazo al futuro, y la luna menguante y el sol de Poniente juegan al escondite en mi cuello. Cuando nadie me ve sé hablar en todos los idiomas, conocidos y desconocidos , fáciles y difíciles, cercanos y remotos, y entiendo a cada criatura de la creación y sé hacerme entender por todas ellas, y aprendo de la filosofía del buho, y del canto de la cigarra, y de los silencios de las flores, y les cuento cuentos de princesas y dragones que escuchan boquiabiertos. Cuando nadie me ve quiero creer que soy feliz y lo consigo, y risas de niño son la nana que acompaña mi sueño, y me perfumo con gotas de rocío, y los planetas me arropan mientras las estrellas velan mi sueño ... Cuando nadie me ve soy lo más parecido a mi idea de la perfección y aunque al salir capas y capas de realidad me transforman en lo que veis, éso no es lo que soy, lo que soy sólo lo saben los espejos, y ellos saben que su imagen no vale más que mil palabras, sino que vale las palabras que no dicen. Por eso, fieles a su esencia y conscientes de su valor, callan lo que soy cuando nadie me ve.

* Autora : María S. Martín (Octavia)
06/05/2005 09:09. ;?> Hay 8 comentarios.

Letras revoltosas - Dori Siverio Fumero

letras_revoltosas.jpgCUENTECITO

Un día todas las letras idearon elegir reina y pensaron en la A, porque era la primera del alfabeto y poseía linajudo porte.
Pero la I se reveló arguyendo que ella, desde su nacimiento, había llevado corona; como designio habría de ser.
—Eso no es una corona es un tupé —dijo la S, retorciéndose de risa.
La Ñ indicó que ella también llevaba diadema y mucho más vistosa, corona que, aun siendo minúscula jamás extraviaba, no como la fatua I que se crecía y la dejaba caer.

Cuando todas discutían acaloradas, oyeron que la Z dormía a pierna suelta, zzzzzzz—¡Por algo siempre va a la zaga!— comentó enfurruñada la G.
La B votó por la A, pensando que ella era la sucesiva en el trono, asimismo hicieron la C, D, E y F, que razonaron que no hay dos sin seis.
La G, nominó en blanco y la H, como es muda, gritó y vociferó sin resultado; nadie la oyó.
La J, dicharachera, bailaba sin parar y no votó. La K, L, M, N y Ñ, revelaron que eran antimonárquicas y la O, jugando al aro, se fue rodando, acompañada de la I, que le servía de impulso.
La P, Q, R y S eligieron el régimen republicano; —Todas para una y una para todas —expresaron solemnes.
La T sólo decía que ella, además de letra, era una refinada infusión y que se sentía cual dama británica.— El té a las cinco, siempre a las cinco —repetía pomposa.
La U, V, W, X e Y, insurrectas, clamaban en una pancarta “LAS ÚLTIMAS SERÁN LAS PRIMERAS”, causando auténtica ira a la A, que fue hipnotizada por la magnetizadora S para lograr instalarla en el letrero.

Al final no hubo mayoría de votos para ninguna, como tendría que haber sido. Así que se decidió por unanimidad seguir siendo independientes, idealistas y soñadoras.

—Sólo la mano del escribiente puede hacernos reinas —opinaron todas con buen criterio.

Y poniéndose en orden alfabético, inmóviles y conformes, dejaron que la mano de los escritores las eligieran a ellas, creando así las palabras necesarias para sus escritos.

* Autora Dori Siverio Fumero (Espuma)
28/04/2005 12:55. ;?> Hay 10 comentarios.

Venecia en la arena - María S. Martín

venecia.jpgCuentan los viajeros que alguna vez han conseguido atravesar el desierto , que justo en sus límites , sobre la línea del horizonte , existe una ciudad dorada como la arena y transparente como el cristal de Murano . Juran que flota suspendida como una Venecia aérea , delicada marioneta sujeta a la nada por hilos invisibles.Sus habitantes , sirenas de colas irisadas , pasean sin preocupaciones por el aire caliente y espeso , provocando con sus movimientos arco iris de colores y reflejos de luz sobre las superficies que las rodean . Cuentan también que Luzbel , envidioso de su belleza , untó con miel sus colas que al volverse pesadas las arrastraron a la muerte más espantosa y lenta .Todavía hoy pueden escucharse sus llantos de dolor y desesperación que suenan dulces y bellos a los oídos del humano a punto de enloquecer de sed y de calor , y que le atraen como un imán al espejismo de una Venecia que flota vacía e imposible.

* Autora : María S. Martín (Octavia)
25/04/2005 09:27. ;?> Hay 14 comentarios.

Guajara - Luis Vea Garcia

luisveagarcia.jpgGuajara, he integrado fragmentos
de eternidades en tu paisaje.
Tantas vírgenes mutiladas,
tantos cantos desoídos...
Albores lejanos y gritos
que provienen de un pasado.

Siglos después, Guajara,
eres un prolongado infinito
de mareas y bajamares;
continuo vaivén y zozobra
que rompes segundo a segundo
con tus aguas en la línea
de la costa, arenas de intensa
negritud en tus pies.

Guajara, mi amor se agita
desde la lejanía,
un amor térreo y perdurable
que se consume en la distancia,
un potente sentimiento
de pertenencia que aniquila.

Guajara, la curva de tu cuerpo
es la línea de la costa,
costa negra que se me evade,
costa do jamás puedo arribar.
¿Estoy condenado
a vivirte en lontananza?

* Autor : Luis Vea Garcia (Guanachinerfe)
Visita su página web : Diario de un náufrago
12/04/2005 09:40. ;?> Hay 10 comentarios.

Tu nombre es el prefijo de la ausencia - Diego Jerez González

gavina.jpgTu nombre es el prefijo de la ausencia,
dos silabas hermosas y dolientes,
forjadas por los hados inclementes,
que hicieron de tu nombre una advertencia.
Así desde tu cuna la sentencia,
como un rumor de trágicas simientes,
se alzaba a contemplar las diferentes
caricias de mi amor de adolescencia.
La noche se me adentra como un clavo
herrumbroso de amargas soledades,
pensando en como el tiempo te desgrana.
Y yo que en ti empecé sin ti me acabo
perdido en el dolor de mis verdades:
Vivir sin ti es morir cada mañana.

* Autor: Diego Jerez González (Sereno)
06/04/2005 09:41. ;?> Hay 12 comentarios.

Palabras que ya no leo - Dori Siverio Fumero

x_treucap.gifPalabras ya en desempleo,
al olvido, relegadas,
soberbias, bellas, versadas,
palabras que ya no leo.
Palabras siempre añoradas,
palabras, que en un siseo,
repongo... (perdón), rimadas.

*

Zascandil es majadero
que también es badulaque,
es asimismo un artero,
que a veces nos pone en jaque.

*

Malandrín es sabandija,
pícaro, truhán, marrullero,
un pillo con maña fija
de burlar al más ligero.

*

Un bellaco es un rufián,
golfo, pilluelo, un bandido,
capaz de robarte el pan
sin saber ni cómo ha sido.

*

Un Matasiete es un gallo,
un necio muy fanfarrón,
un soberbio baladrón
que nunca comete un fallo,
pero la pifia un montón.

*

Un gárrulo es lenguaraz,
que habla hasta por los codos,
un pelmazo que es capaz
de hacerte perder los modos.

*

Un dengue o un gazmoño
es un insulso engorroso,
melindroso, bobo y ñoño,
que aburre al más virtuoso.

*

Un pánfilo o cachazudo,
es un pelma sin presteza,
su dios se llama pereza
él ya hizo lo que pudo,
y no da más su cabeza.

*

Palabras en desuso
pero que son preciosas ¿o no?
las puse en rima porque...
creo que es mi sino.

* Autora : Dori Siverio Fumero
05/04/2005 09:34. ;?> Hay 9 comentarios.

Escribir Comella - Por Anado Uni

vanessa..jpgHace un tiempito me dijo Comella que le escribiera un relato para su Guallavito, no sabía que eso era poco menos que pedirle peras al olmo. Porque se me pasó mucho tiempo sin nada que contar ni construir, asomando nada más mis ojos a las páginas de siempre, en busca de novedades que me inspiraran algo, que despertaran al que fui cuando era incapaz de detener las manos en el teclado. Ayer compuse dos relatos nuevos, cortos y sencillos, sin calidad en realidad pero míos al fin tras tanta espera. Hoy puede que continúe ese despertar que sé de antemano fugaz, pero que me desveló cierta la esperanza de vivir escritor incluso sin nada que contar. Porque no se tiene porqué tener siempre la historia en la chistera, como un truco nuevo. Más que nada porque al final casi siempre es el mismo truco con distintas palabras, trabalenguas distintos para el mismo conejo. Tampoco se ha de tener siempre la última palabra.

Hoy escribo para Guallavito que está lleno de sueños como Comella, le madruga la sonrisa y traslada su vitalidad, que contagia, a sus páginas donde se ha dejado tiempo y mucho de lo que es ella. Capaz de rebelarse contra el analfabeto que ataca "El cuentista", le destruyen su castillo siempre al fresco y levanta otro que se apellida resurrección. Porque se necesita mucho más que un hacker para convencerla de que en la vida, al contrario que en los cuentos, las cuentas no salen. Aglutina a su alrededor a sus amigos que son su fuerza, y para ellos rescata las noticias más jocosas para que rían con ella y no se sientan solos.

Es creadora Comella desde sus letras y obras de espacios entrañables, con infinidad de dibujos animados, que recorren el sitio con paciencia infinita. Los emoticonos la adoran y ponen para ella la mejor de las sonrisas. Impulsa, como ella dice, una web de miradas risueñas y se convierte en ladrona de sonrisas en un atraco en el que ladrón y víctima cooperan juntos.

Escribe Comella desde la alegría que dan los días, las mejores noticias mundiales cogidas en el borde un río como pepitas de oro entre tanta arena, como pececitos curiosos y escurridizos, las cuelga riendo, las tiene atrapadas hasta que lleguemos.

Abrazos.

* Autor: Anado Uni
Visita su página AUNQUE NADIE NOS LEA
14/03/2005 09:15. ;?> Hay 6 comentarios.

La travesura - Javier Lázaro Sanz

vela1.jpgEste cuento narra la gran travesura de un niño llamado X, que vive en el fin del mundo. Antes de entrar en materia, conviene que el lector conozca ciertos datos del carácter y de la breve biografía de nuestro joven protagonista.

La pequeña ciudad de Y, en la que nació y reside X, es una de las poblaciones más remotas de esa inhóspita región que es la costa norte del Mar Infinito. Como quizá sepa el lector, la fuente principal de ingresos de Y es su puerto, desde el cual envía níquel a las grandes urbes del sur. Quien haya estado allí, habrá comprobado que, pese a su reducido tamaño y su ubicación apartada, siempre hay marineros de las más diversas procedencias deambulando por las calles de esta ciudad.
La madre de X es natural de la misma localidad. Se la conoce por mal nombre como “la Z”. La identidad del padre es un misterio. Se atribuye la paternidad a cierto marinero que estuvo alojado unas semanas en la casa de huéspedes de “la Z”, pero poco se sabe acerca de este individuo. Nadie supo jamás desde dónde ni en qué barco había llegado. Un día desapareció sin dejar rastro y sin pagar la cuenta de la pensión.

X es un niño soñador y creativo. La siguiente conversación, que mantuvo con su madre cuando estaban en el puerto viendo los barcos, da testimonio de su carácter:
- Mamá, ¿por qué se llama “Mar Infinito”?
- Porque lo es... no hay tierra más allá.
- Pero mamá, ¿cómo lo sabes? Dice mi profe que ningún barco se ha alejado de la costa más de doscientas millas hacia el oeste.
- ¿Y para qué iban a alejarse más?
- Para ir a la tierra que está más allá...
A X le gusta leer cuentos, acompañar a los pescadores en sus barcas, pasear por el bosque y hacer elaboradas pero inocentes travesuras. Siempre ha mostrado interés por el arte de la navegación.

Con estos antecedentes, ya podemos comenzar el relato de los hechos que nos interesan. Dicho relato comienza con un misterio, no menos insondable que el de la ascendencia paterna de su protagonista: no es posible saber cómo pudo X hacerse con una embarcación de vela de quince metros de eslora y con las provisiones necesarias para llevar a cabo su propósito.
Fuera como fuese, un día zarpó, entusiasmado con el proyecto de su colosal broma, y puso rumbo al sudoeste. Navegó una semana en esa dirección y luego rectificó hacia el oeste.
Mil y un días más tarde llegó, sin mayores contratiempos, a una gran ciudad de la tierra más allá del Mar Infinito. Pese a su curiosidad i... (continúa)
17/02/2005 09:42. ;?> Hay 24 comentarios.

Vivir creciendo - Gonzalo López Cerrolaza

2005.jpgInfancia. Llanto. Sonrisa.
Teta. Chupete. Mamá.
Papilla, ésta por papá.
Sueño. Nanas. Cuna. Misa.
Bautizo. Agüelos y tata.
- “Es el niño de mis ojos”.
Paperas. Sarampión. Piojos.
Pañal. Talco. Pis y caca.

*

Colegio y Abecedario.
El catón. La religión.
Suma. Resta. División.
- “La tabla del seis, Gonzalo”.
Uniforme. Chandal. Nikes.
Recreo. Aulas. Comedor.
La de Lengua. El Director.
Doña Pepa y Don Enrique.

*

Adolescencia. Instituto.
¡Las chicas! Los compañeros.
Integrales. Tres suspensos.
El Latín. César y Bruto.
Campanas. Gorras. Novillos.
Pellas. Rollo. Los cigarros.
Las chuletas. Los abrazos.
¡Nos pillaron! Los castigos.

*

Findes. Bares. Juergas. Humo.
Música. Broncas. Cerveza.
Futbolines. Discoteca.
Vómitos. Resaca. Zumo.
Dieta blanda. “¡Castigado!”.
Domingo. Cine. Paseos.
Chucherías y tebeos.
Novia. Besos. Miel. Helado.

*

Adulto. Solo. Soltero.
Independencia. Trabajo.
Horas extras. Sueldo bajo.
Recibos. Deudas. Impuestos.
Hipoteca. Hacienda. Coche.
Letras. Multas. Retenciones.
Pelo gris. Guantes marrones.
Suena un blues. Descanso. Noche.

*

Jubilación. El IMSERSO.
Pensiones: las vacas flacas.
La Petanca. Las petacas.

*

El ocio. La prosa. El verso.
Las arrugas. La vejez.
Nostalgia. Recuerdos. Muerte.
Entierro. ¡Maldita suerte!
Sólo se vive una vez.

* Autor : Gonzalo López Cerrolaza
03/01/2005 09:16. ;?> Hay 6 comentarios.

Cascabelera - José Luis Palomera

Cascabelera..jpgA la luna me llevan mis ilusiones

cuando esté habitada por corazones.

Corazones humanos con sed de aventuras

que un día no lejano poblarán la Luna.

¿Quién será la luna que adormezca el río

cuando tu senda esté sembrada en trigo?.

Como te aúlla el lobo y te venera,

como yo te quiero cascabelera.

Cuando en tu casa esté -si me existe vida-

perderé tu brillo hechicera mía.

Guardaré tu imagen reina de la noche

abriré ventanas para ver tu broche.

Miraré a tu hermana -que veré en luz-

a la hermosa rosa mi Planeta Azul.

Marchita de ocasos que impregnan tinieblas

que ciegan el odio y saturan guerras.

Yo quisiera ver desde tu alcoba

a mi Tierra bella preñada en olas,

a los océanos en amigo beso.

Besarse todas las razas. ¿Es posible eso?.

Y que se disipe todo el cruel veneno

que los hombres tienen hecho en el infierno.

Cascabelera, Luna, mi imaginación

hoy me lleva a ser de tu amor canción.

* Autor : José Luis Palomera
22/12/2004 09:40. ;?> Hay 7 comentarios.

Rutina - Gonzalo López Cerrolaza

rutina.jpgMe senté, le pedí una coca-cola y me la sirvió en vaso de tubo, con dos hielos y una rodaja de limón. Encendí un cigarrillo y comencé a beber. Ella, la camarera, dijo que tenía que cerrar y echó a todo el mundo del bar, excepto a mí. Hizo que no me levantase del taburete con una suave caricia de sus dedos en mi brazo y una mirada llena de ternura y misterio.

Apagó la música, cerró la puerta del bar después de bajar la persiana de metal. Se volvió hacia mí, caminó lentamente, dejándome apreciar su bello cuerpo a cada paso que daba. Me quitó el cigarro de entre los dedos, le dio una calada, soltó el humo hacia arriba demostrando seguridad en sí misma y lo apagó en un cenicero. Agarró mis manos y me llevó hacia ella haciendo que me levantase. Rodeó mi cintura con sus brazos y me besó sin apartar su mirada de mis ojos. Entonces dio un paso atrás, desató su delantal, desabrochó su falda y dejó que cayese por sus preciosas piernas hasta el suelo. ¿Para qué contaros lo que ya sabéis que pasó después?... Más besos, caricias, sudor… miel.

Luego fumamos un cigarro y le pregunté su nombre. Levantó sus cejas con una sonrisa pícara y se puso en pie, se vistió, me dio mi ropa. “Debemos irnos ya”. Subió la persiana, salimos del bar, volvió a cerrar la persiana. Acarició mi mejilla con una mano, rozó mis labios con los dedos de la otra y llamó un taxi. Fui los días siguientes a ese bar a ver si estaba allí. Me pedía una coca-cola y encendía un cigarrillo sentado siempre en el mismo taburete. Pero no era ella la camarera que me atendía, no refrescaba igual la coca-cola ni tampoco mi tabaco olía del mismo modo.

Pasó el tiempo y cambié de ciudad por motivos de trabajo. Un día cualquiera entré en un bar, pedí una coca-cola a una camarera que estaba de espaldas. “Tengo que cerrar ya”, dijo, y echó a la gente que allí estaba, a todos excepto a mí. Hizo que no me levantase del taburete con una suave caricia de sus dedos en mi brazo y una mirada llena de ternura, misterio y pasado.

Todavía hoy sigo yendo a bares a sentarme en un taburete, beber una coca-cola y fumar un cigarro. Sin embargo, nunca más he vuelto a verla. Supongo que los buenos momentos no suelen repetirse más de dos veces en esta vida para no caer en la rutina.

* Autor : Gonzalo López Cerrolaza
Visita su página web
13/12/2004 16:31. ;?> Hay 9 comentarios.

La lata de sardinas - Jesús Valle

lata de sardinas.jpgLlegó a casa empolvado de cansancio; abatido por la crudeza de los silencios, de las ausencias. Era la hora de comer y apenas tenía hambre. Abrió la nevera. Tan sólo un puré de zanahorias y una lasaña agónica. Se decidió por una lata de sardinas en escabeche. Tiró de la anilla mientras intentó no pensar en nada.
Apenas notó el dolor. Fue más estúpido el sentimiento de fragilidad que le sobrevino perverso sobre su ánimo. Su dedo meñique pendía sanguinolento de un hilo muscular. La sangre se esparció grotesca por los azulejos blancos de la cocina. Volvió a tirar de la anilla cruel. Esta vez, con mayor energía.

Las sardinas se mostraron divertidas y sonrientes. No tuvo tiempo para reaccionar. Una de ellas saltó vigorosamente hambrienta sobre su yugular, comiéndole violentamente su vida vacía. El ojo izquierdo fue una férvida delicatessen para la segunda sardina. Hubiese querido llorar pero el fuego de su dolor, taponaba cualquier exceso lacrimal. Si hubiese tenido tiempo, habría gritado todos sus sueños perdidos y acariciar una mano ardiente que sofocase su dolor.
Se sentó en una silla derrotado. Mantenía la lata de sardinas sobre la palma temblorosa de su mano derecha. Rió desencajado cuando vio a la tercera sardina adentrarse lujuriosamente sobre la cavidad de su corazón. Y continuó riendo al notar que aquella sardina comía descorazonadamente su carcomido y afligido corazón. El río de sangre crecía sobre las baldosas formando mareas incontenibles.

La sardina posada sobre su yugular emitía sonidos divertidos mientras aceleraba sus viciosos bocados a través de la materia de su cuello. El banquete engordaba sus cuerpos. A través de la cuenca de su ojo devorado la segunda sardina alcanzó su cerebro cuajado. Pudo notar entonces la comida de sesos por parte de aquel impúdico ser. No pudo soportarlo más. Cogió la tapa denticular de la lata y la hincó con todas sus fuerzas sobre la muñeca de su brazo izquierdo. Sintió un ligero desmayo. Vomitó más sangre provocando licenciosos océanos de líquido viscoso sobre el suelo. Sus pies ya flotaban en pequeños remolinos de sangre. Y observó la desconexión total de su cerebro. Sus recuerdos se amontonaron en un amasijo sanguinolento demasiado oloroso para poder soportarlo. Aquella sardina colérica devoraba sesos, células, nervios, con una rapidez y devoción sobrenatural.

Cayó abatido sobre las baldosas recubiertas por su sangre. Su cuerpo quedó hundido bajo el manto líquido. Intentó respirar a... (continúa)
09/12/2004 11:35. ;?> Hay 8 comentarios.

Decálogo del perfecto blogger contemporáneo - Juan Terranova

ulleressol.jpgLa verdad es que no sé si estoy autorizado para hacerlo o si soy el indicado. Pero, al mismo tiempo, como todavía a nadie se le ocurrió (creo) un decálogo, aquí va. Por supuesto, se puede corregir, se puede mejorar y se puede reproducir. No hay necesidad de citar la fuente, ni el autor. Pero si alguna vez entran en una librería, por favor, compren uno de mis libros o hablen, por lo menos, bien de mí con el librero de turno. (Menos que eso no puedo pedir.)

1. Escribir todos los días. La continuidad es la clave. Si no se renueva, los lectores lo dejan.
2. No ser excesivamente pulcro con la norma lingüística. Las faltas de ortografía, la desprolijidad sintáctica y esas cosas no le cuestan la vida a nadie. Se entiende que el blog es algo vivo, en constante movimiento, y que las palabras sin acento o mal tipeadas son las marcas de esa vida.
3. Ser sintético. Ni breve ni extenso, sino sintético. (Los lectores de blogs siempre están apurados, aunque más no sea para ir a leer otros blogs.)
4. Segmentar el texto en pequeñas unidades autónomas y dinámicas, como hacen los diarios. Ayuda mucho a la lectura.
5. No pensar antes de escribir. Pensar apenas el tema y largarse a escribir. Si uno piensa mucho, no escribe nada.
6. Respetar cierto margen de calidad. Evitar los cuentos breves con remates inteligentes (casi siempre son tontos), evitar la indignación barata ("No me dejaron fumar en la sala de espera del dentista", etc), evitar la anécdota intrascendente (ponerla si se la escribe de forma bella).
7. Crear un estilo que aspire a propio, por ejemplo, en los títulos o en la temática.
8. Evitar la genialidad. Nunca se la consigue si se la busca. Y cuando se la consigue, dura lo que un pedo en una jaula.
9. No desesperarse si no hay comentarios (los lectores están ahí, silenciosos) y tratar de no tomarse en serio los comentarios que dejen, sobre todo si son críticas.
10. Contar la propia vida y la de los amigos. Casi siempre es ahí donde están las historias que valen la pena.

* Autor : Juan Terranova
02/12/2004 15:51. ;?> Hay 6 comentarios.

Bestia amada - Dori Siverio Fumero

bestiaamada.jpgLa lluvia caía a raudales; por los cristales de mi ventana el agua descendía abundante y de improviso se manifestó.
Era el Hombre de Agua; se formaba y deformaba a voluntad y ahora aparecía cómo una bestia gigantesca con forma humana toda de agua y al instante se disolvía y era tan sólo catarata en los cristales.
Después de eso ha permanecido conmigo y cada día puedo percibirle. Cuándo me baño, él recorre mi cuerpo con miles de dedos invisibles y líquidos.
En mi bañera paso las horas sumida en un profundo éxtasis mientras él me envuelve con su cuerpo amorfo y fluido. Sus caricias son tenues y delicadas, como las del amante perfecto.

* Autora : Dori Siverio Fumero
29/11/2004 09:21. ;?> Hay 1 comentario.

Palabras mojadas - José Luís Martín Ovejero

palabras_mojadas.jpgCierro los ojos, y te imagino en la punta de un rompeolas, al mismo borde del mar, leyendo la poesía que hace sólo unos minutos terminaste de escribir, la que has dedicado a ese océano que tanto amas, apaciguando con tus palabras las olas, que quedan paradas y mudas para escucharte.

De repente, concluyes tus versos, y una cálida ola transparente empapa tu cuerpo, sí, te deja completamente mojada, pero esa es la forma de besar que tiene el mar.

Y al volver la ola a su origen, sabes que ya no eres la misma, y te das cuenta, que no tienes la hoja de papel donde tu bella poesía estaba escrita. El mar se la llevó de tus manos, supo al escucharte, que necesitaría leerla cada vez que se sintiera embravecido, pues se ha dado cuenta que tus versos le hacen sentir tranquilo, y lo más importante ... le han enseñado a amar.

* Autor : José Luís Martín Ovejero
oveove@terra.es (Elixir)
18/11/2004 20:06. ;?> Hay 4 comentarios.

De palabras y viento - Juan José Noche

nenvent.jpgDe niño me decían
que las palabras
se las lleva el viento.

Al paso de la vida
las fui dejando todas.

Las malgasté en pretextos,
y excusas sin razón,
llenando el vacío,
cubriendo la ausencia
que deja el sentimiento,
negando lo innegable,
dando explicaciones
para justificar lo incierto,
mintiendo despedidas.

Con el tiempo
llegó la soledad
y de su mano el silencio.

Hoy espero como un niño
que el viento me devuelva
las palabras.

* Autor : Juan José Noche.
15/11/2004 20:00. ;?> Hay 7 comentarios.

El último viaje - Pili Sanz

ultimoviaje..jpgEra de madrugada cuando sonó el teléfono, sobresaltada....respondió a la llamada, permaneció inmóvil mientras escuchaba y sin decir palabra colgó.

Sacó una maleta, metió cuatro cosas sin pararse a mirar demasiado, se dio una ducha rápida y se vistió. En menos de media hora ya se había puesto en camino.

Mientras iba conduciendo veía pasar los postes kilométricos, parecían siempre los mismos. Estaba tan lejos, pensó y se dijo a si misma: "espero llegar a tiempo".

El camino se hacía interminable y en su mente se agolpaban miles de imágenes y recuerdos. Ella era la pequeña de la familia, había llegado al mundo cuando nadie la esperaba y sin que nadie le hubiera invitado, pero había sido la alegría de todos y siempre había sido "la niña", no importaba que estuviera casada, fuese madre y tuviera 35 años....siempre fue y sería "la niña".

Recordó la primera vez que fueron a pescar juntos...y una dulce sonrisa asomó a sus labios. Él, tuvo que colocarle el cebo en su pequeña caña porque a ella le daba pena pinchar al gusano. Apenas debía de tener 6 años y aquella fue la primera de otras muchas veces que fueron juntos a pescar.

Recordó también cuando andaba por la casa aporreando la guitarra y cantando....destrozando los tímpanos a los vecinos y acabando con la paciencia de sus pobres hermanos. O tantas y tantas otras muchas cosas que habían hecho juntos. A pesar de sus diferencias siempre se habían respetado y querido mutuamente.

Aún era de noche aunque algún pequeño rayo de sol asomaba tímidamente por el horizonte. Miró el reloj, llevaba tres horas conduciendo, en su ansía por llegar no quería parar, pero estaba cansada y necesitaba estirar las piernas. Así que en la siguiente área de servicio hizo una breve parada y tras diez minutos reanudó su camino, aún le quedaban tres horas para llegar.

Mientras observaba los limpiaparabrisas y las gotas de lluvia que resbalaban por el cristal, siguió recordando: Los duros momentos que pasaron cuando murió su madre, las discusiones por la hora de llegar a casa o lo orgullosa que iba agarrada de su brazo el día de su boda.

Era ya casi de día cuando llegó a la ciudad, se desvió de la autopista y tras comprobar que el tráfico seguía siendo infernal a esas horas de la mañana, llegó al hospital. Dejó el coche en un aparcamiento cercano y mientras caminaba hacía la puerta intentaba reunir la fuerza y el valor necesarios para superar su fobia a los hospitales y poder atravesarl... (continúa)
26/10/2004 16:45. ;?> Hay 2 comentarios.

Vuelve Ulises, vuelve - María del Carmen Guzmán

banco.jpgVeinte años son demasiados, Ulises, y ya no puedo esperar más. El tiempo va marchitando mi juventud y se me va acabando la paciencia. El mar me trae rumores de tus aventuras por esos mares de los dioses y me cuentan que vives, pero no sé como ni con quién vives.

El tapiz crece de día y mengua de noche, y se burla de los pretendientes como si fueran el ratón y el gato, el Sol y la Luna o dos niños que juegan al escondite, pero esas lanas multicolores están perdiendo su brillo y tersura, como mi pelo. Así que, vuelve pronto, Ulises, que si no regresas de inmediato, tu casa y tu familia se convertirán en ruinas.

Penélope teje y desteje para ahuyentar a esos babosos que pretenden quedarse con ella y tus posesiones, pero durante todos estos veinte años, a pesar de ser tan joven, la he defendido con todas mis fuerzas, pues tuve un buen maestro en ti. Yo te veía salir por esas puertas con tu arco y tus flechas y regresar con un venado, un jabalí, o cuando menos, un par de liebres que eran la gloria de tu familia. Al principio se reían de mí, porque me veían pequeño, pero conforme crecía, me fueron respetando más y más, tanto, que los mantuve a raya, hasta ahora.

Telémaco, tu hijo, hace lo que puede. Trabaja, lleva la contabilidad y cuida de su madre, pero no puede con todo. Y ese es el problema: como no regreses pronto, esto no hay quien lo arregle.
Yo estoy muy viejo, demasiado viejo, Ulises, y si no me he muerto ya es porque sé que de un momento a otro aparecerás triunfante para aplastar a tus enemigos, y cuando me veas echado a la puerta de tu casa, moribundo, yo, Argos, tu perro fiel, moriré feliz mientras me rascas la cabeza.

* Autora : María del Carmen Guzmán
26/10/2004 08:59. ;?> Hay 1 comentario.

El héroe perdedor - Armando Alexandre

luces.jpgA solas soy alguien,
entiendo a los otros.
Lo que existe fuera,
dentro de mí doblo.
En la calle, todos
nos sentimos solos,
nos sentimos nadie,
nos sentimos locos

Gabriel Celaya

EL HÉROE PERDEDOR (apuntes)

Estos versos no tienen poema
Este poema no tiene autor
Este autor no tiene quien le lea
estas letras anónimas,
abandonadas en un cajón.

Este diálogo de sordos
Estos sordos que no quieren oír
Este oír y no escuchar
estas palabras bastardas,
que te dicen: hasta nunca jamás.

Este beber en soledad
Esta soledad acompañada de nostalgia
Esta nostalgia que es un trío
de recuerdos, tristeza y vacío,
junto a la barra del bar.

Este llamar a la puerta de los amigos
Estos amigos que son conocidos
Estos conocidos que nunca están
cuando los necesitas,
y cuando te buscan, siempre te encuentran.

Este ir de héroe por la vida
Esta vida que no da tregua ni perdón
Este perdón no es para perdedores,
sólo para vencedores y vencidos,
y tu eres: héroe perdedor.

* Autor : Armando Alexandre
26/10/2004 11:09. ;?> No hay comentarios. Comentar.

El estrabismo del Cíclope - Pedro Glup

estrabismo_delciclope.gifEl Cíclope, en un hábito triste, busca el amor cada mañana sin saber que el amor no se busca, no se inventa, que no ve con ojos de gato, que aparece de pronto como un pájaro ciego, que atraviesa fugaz el alma en una convulsión, que enajena, que viene, que viene.
Para encontrarlo se obstina en mirar alrededor, arriba, gira el cuello en contorsión cómica, se agacha, busca bajo las piedras del estanque, entre las ranas y los barbos de colores, interpreta las húmedas señales del musgo, espanta a las libélulas de día, a los murciélagos de noche.
Su ojo, bailando en estrabismo, le impide ver más allá del acá y no llega, no encuentra el gozo, ni siquiera cuando está sentado en el centro del escenario bajo la luna y observa como fluyen por sus venas los ríos inversos de la memoria.
El Cíclope está pensando en tapiar las ventanas con girasoles, cerrar la cueva del eco, habituarse a la sangre blanca de los delfines, dormir con la cabeza apoyada en el vientre de su caballo, apostarse a la salida de los túneles amarrado a la aguja del reloj, pero las sirenas le gritan que resista, que espere ahí, oculto tras la roca, la que separa lo nuevo de la fantasía. Y aún así.

Ese hombre con un ojo en la frente me mira, pero no sé si me ve.
Sigo la dirección de su mirada, estoy entre él y el infinito.
Hay días que no.
Hoy.
El estrabismo del Cíclope.

* Autor : Pedro Glup - Editor de GluP
22/10/2004 09:06. ;?> Hay 5 comentarios.

Luz de retirada - Trinidad López

luz_deretirada.jpgMe arrepiento de los días grises

con ojos de luciérnaga inventada.

Me arrepiento de los árboles tristes,

del oscuro sendero que fabrican mis pies

a golpe de huella desterrada.

Me arrepiento de la noche,

fiel conversadora de absurdos amantes.

Me arrepiento de mis manos,

guerreros impulsivos cansados de palpar

sueño.

Me arrepiento de tu boca,

me arrepiento del olvido,

me arrepiento de lo que no me arrepiento,

de las voces que se pierden en mi oído

abrazando la espalda de las cosas.

Pero no me arrepiento, amor, de haberte dado

Tanto.

De amar tanto vacío.



* Autora : Trinidad López.
Este poema forma parte de su libro: "Luz de Retirada"
22/10/2004 12:30. ;?> No hay comentarios. Comentar.

Empleos precarios - Sara Coca

jon.jpgÉl era un personaje de cuento y no lo sabía. Con su maletín atestado de papeles de boletines oficiales y la camisa por fuera de cualquier pantalón, acudía sin diligencia cada tarde a su puesto laboral. Aquello no podía denominarse trabajo. Ni siquiera tenía que cumplir con un horario estricto. Hasta le daba tiempo a comer despacio la sopa de ave y los riñones con salsa en casa de sus padres, donde vivía desde hacía treinta y seis años condenando a sus progenitores.

Después, sin demasiado ímpetu por nada, se subía a su pequeño vehículo falto de extras dignos de mención y cabalgaba por media ciudad hasta llegar a su anodino empleo, aunque aquel mediodía recordó que no había repostado y llegó al aparcamiento con el indicador de gasolina como copiloto. No importaba. Llevaba en el bolsillo tres euros para solventar el problema de la vuelta a casa y en la hora del café –que eran de ochenta minutos- acudió tranquilamente a la estación de servicio más cercana con sus euros en el bolsillo.

En su universo anclado en una nube de hace cincuenta años, no existían los teléfonos móviles ni las tarjetas de crédito. Para él, el mundo no tenía más comodidad que una buena siesta. Un placer que, a pesar de trabajar por la tarde, nunca echó en falta. Nadie se daba cuenta de su ausencia por espacio de dos horas. Después, procuraba pasearse de un lado a otro hasta que lograba escabullirse definitivamente a la hora apropiada.

Sin embargo, Cosme no se sentía a gusto haciendo lo que no hacía y siempre aspiraba a más dinero sin esfuerzo. Se presentó a doscientas cuarenta pruebas en menos de un año y las suspendió todas, pero no desesperó porque tampoco le preocupaban demasiado. Después de todo, tenía que matar el tiempo haciendo algo. Procuraba enderezar su futuro en proyectos de altos vuelos sin tener que agacharse demasiado. En su mundo, lo único realmente necesario, junto con la siesta, era un aparato de radio para seguir de cerca los partidos de fútbol.

Un día que solicitó asuntos propios, se presentó a un puesto de consultor administrativo de escala superior porque se había informado previamente sobre el sueldo base. Llegó repleto de buenas palabras y saludando con su colonia al tribunal. En una sala de juntas con fotos abstractas, respondió a cada una de las preguntas que había leído el día anterior y sorprendió a todos los presentes. No tuvo rivales. Aquel fue su día de acción de gracias.

- Enhorabuena, señor Martínez. Ha superado usted l... (continúa)
21/10/2004 09:05. ;?> No hay comentarios. Comentar.

Primera vez - Rosario Barros Peña

1avez.jpgEl taconeo de sus zapatos en el vestíbulo de mármol le hizo pensar en cubos de hielo tintineando. Una estela de perfume le envolvió, un perfume fresco, de bosque húmedo de nieblas. No era ella. Ella no llevaba zapatos de tacón. Ni usaba perfume. Una vez más, ¿cuántas ya?, no era ella. El taconeo se alejó, se perdió tras la puerta de cristal, pero el sonido cristalino de los cubos de hielo tintineando continuaba en sus oídos, como una música, la música que se había adueñado de su vida y ponía fondo a sus pensamientos desde aquel día, ya lejano, cuando se subió por primera vez a un avión.
Había mirado sus manos d dedos largos que cobijaban el vaso ancho de cristal. Seis o siete cubos de hielo diluyéndose en el whisky. Y los ojos de ella medio ocultos tras los mechones rizados. Y la sonrisa. ¿Se le había borrado en algún momento? ¿Sabes?, había dicho ella. Quisiera inventar un nuevo arco iris, experimentar, hacer un millón de mezclas para alcanzar colores nuevos, capaces de identificar momentos únicos en la vida de las personas. hace unos instantes el whisky tenía un dorado intenso y se deslizaba en cascada sobre los cubos de hielo. El líquido mantenía sus características esenciales y el agua solidificada disfrutaba de su diferencia. Ahora se van integrando ambos cuerpos. El dorado va perdiendo intensidad al dar parte de su color al agua.
La dejaba hablar. El sonido de su voz era como la brisa entre los árboles y el brillo de sus ojos hacía guiños bajo las largas pestañas. Él había apurado su whisky, pero ella seguía contemplando el líquido que reflejaba la luz. Había hecho lo mismo en el almuerzo, cuando permitió que le llenase el vaso de vino rosado y después de acercarlo a los labios carnosos, que dejaron su huella de carmín en el borde, lo contempló largamente, moviéndolo despacio y aspirando su aroma afrutado. Y siempre la sonrisa. Y el brillo de los ojos. Y la voz suave, con un acento que tenía aire musical.
Habían salido de Madrid al amanecer, cuando el pesado aparato hizo añicos la noche y permitió que el sol naciente, que pintaba las sombras con rojos intensos, lo transformara en una estrella en medio del cielo. Ella no lo había mirado. Vuelta hacia la ventanilla parecía absorta en el espectáculo. El cabello castaño enmarcaba el rostro moreno, libre de maquillaje, en el que se notaban algunas arrugas. Vestía una falda larga de un amarillo cálido salpicada de diminutas flores blancas, la camisa era blanca y del color de los gir... (continúa)
18/10/2004 09:53. ;?> No hay comentarios. Comentar.

Dentro del corazón del pintor - Diego De Luca

Cascos.jpgAmor. Estoy creciendo... Estoy conociendo algunas miserias humanas, en mí, en gente amada, en gente que admiro... Eso me hace sufrir un poco querida.

Este artista se encuentra a veces con un mundo real que el inocentemente creyó que desaparecería si se vendaba los ojos... Este pintor está aprendiendo que no sólo debe armarse de un pincel, espátulas y óleos... que aunque su trinchera es el Arte, el Amor. Su lucha va más allá, su corazón no le permite ver la injusticia y quedarse tranquilo, su corazón hace un reclamo tan fuerte que nada será como era, si no nos involucramos. Tengo un país en donde los chicos se mueren de hambre y a la gente le han metido el miedo hasta los huesos. Varias generaciones se formaron creyendo que cada uno debe salvarse a si mismo y así está mi patria.

Este pintor querida, quiere llegar hasta el corazón de su pueblo, porque cree que el arte no es sólo para algunos.

Y en estos días difíciles míos sos un buen descanso amor, sos la dueña de toda la belleza!

Hoy mi atención se centra en vos desde el comienzo del día y allí se queda hasta el final. Hoy puedo sonreír en la mañana, cuando tus pies despiertan a los míos... extrañarte al mediodía, sufrir tu ausencia a media tarde y soñar despierto el momento de encontrarnos temprano en la noche.

Cuando siento esto... ni mi corazón me pertenece... ya no tengo palabras, ya las he dicho todas. Sólo queda verme con tus caderas, para usarlas de almohada, para descansar y soñar.

* Autor : Diego De Luca
Visita su página web - http://www.diegodeluca.com.ar/
13/10/2004 18:01. ;?> Hay 4 comentarios.

Aprendiendo - Soledad Felloza

granbuda.jpgDespués de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma, y uno aprende que el amor no significa acostarse y una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender...

Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos, y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes... y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.

Y después de un tiempo uno aprende que si es demasiado, hasta el calor del sol quema. Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores.

Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno realmente es fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende... y con cada día uno aprende.

Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.

Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas.

Con el tiempo te das cuenta de que si estás al lado de esa persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.

Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados, y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de amistades falsas.

Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en un momento de ira pueden seguir lastimando a quien heriste, durante toda la vida.

Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es sólo de almas grandes.

Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, muy
probablemente la amistad jamás volverá a ser igual.

Con el tiempo te das cuenta que aunque seas feliz con tus amigos, algún día llorarás por aquellos que dejaste ir.

Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.

Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser
humano, tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o desprecios
multiplicados al cuadrado.

Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el terreno del mañana es demasiado incierto para hacer planes.

Con el tiempo comprendes que apresurar las... (continúa)
06/10/2004 09:34. ;?> Hay 3 comentarios.

Mi vida paralela - Esther Genovés Placed

Mae.jpgTodos buscamos en el significado de los sueños nuestro futuro. Al despertar, siempre nos preguntamos: ¿qué me está anunciando este sueño? Y nos resignamos a nuestro destino "porque está escrito en él". Yo no. A mí siempre me ha gustado ir "a contracorriente" y no cruzarme de brazos; porque yo soy la única que puede manejar mi futuro y elegir mi destino. Por eso, quizá, para mí son tan importantes.
Suelo tener bonitos sueños y espantosas pesadillas y son precisamente estas últimas las que siempre me dan la clave, no para adivinar mi futuro, sino para comprender mi presente.
Mis pesadillas son recurrentes y se entrecruzan, relacionándose entre sí. Además, tienen algo en común: Me enseñan mi cara oculta o, por lo menos, la que puedo llegar a esconder.
El hecho de que se repitan, quizá signifique algo, no lo sé; pero sé lo que no significa: Que por soñarlas debo resignarme "a lo que venga".
Nunca he tenido el típico sueño de ir a coger un tren y perderlo justo en el instante en que parece que se va a alcanzar; yo soy más original...En mi sueño ya estoy en el tren e intento bajar inútilmente de él; pero, ¿quien es el loco que se arroja de un tren en marcha con la esperanza de salir indemne? Es de noche y la oscuridad del exterior aumenta la angustia de no encontrar la forma de frenar un tren que circula a una velocidad endiablada.
Otras veces soy yo quien conduce, tomo el mando de mi vida. Viajo en mi coche y debo subir un puente con una pendiente muy pronunciada y, tras éste, viene otro más alto aún, y otro aún mayor... No tengo miedo a subir; ni tampoco a bajar. Lo que me aterroriza es caer al vacío desde lo más alto en el breve instante entre el ascenso y el descenso.
En ocasiones, un sueño, una pesadilla, marca toda mi vida y es tan vívido que me aterra y me hace daño:
Estoy en un disco-bar que en ese momento tiene pocos clientes. He bebido bastante, algo inusual en mí, y mi estado es bastante cercano a la embriaguez. El local está en penumbra y entre las sombras surge una persona, con la que no me hablo desde hace mucho tiempo, y empieza a insultarme y a reírse de mí hasta hacerme enfadar. Entonces lo cojo y comienzo a golpear fuertemente su cabeza contra la pared.
Despierto asustada cuando gruesas gotas de sangre empiezan a salpicarme la ropa.
¿Me está diciendo este sueño que soy un monstruo o puedo llegar a serlo? No. Lo que soy o pueda ser sólo depende de mí; pero todavía me pregunto si fue una fatal coincidencia que mi ví... (continúa)
05/10/2004 10:36. ;?> Hay 4 comentarios.

No quiero - Luís Tamargo

lizard.jpgQue no!, que
no la quiero pisar.
No quiero pisar la hierba.
Aunque no tiene dueño
me oye, escucha y me siente.
Suya es la aurora y el atardecer.
Y en su recorrido,
miles de veinticuatro horas
se suceden cada minuto.
Que no le pongan cercas
ni muros ni estacas, que
no tienen amo las fronteras.
Déjame acariciarla,
deja que me acaricie, que
no quiero pisar la yerba.

* Autor: Luís Tamargo
04/10/2004 10:27. ;?> Hay 3 comentarios.

Pajaros prohibidos - Narrado por Soledad Felloza

Pajaros prohibidos.gif"Pajaros prohibidos" es un cuento del escritor Eduardo Galeano, escúchalo ahora narrado por la cuentera Soledad Felloza.

ESCUCHAR "PAJAROS PROHIBIDOS"
04/10/2004 10:42. ;?> No hay comentarios. Comentar.

Nocturno - Carmen Quirós

Nocturno_Darane..jpgVibraba con la pasión desbocada que encadenaba al amante. La ciñó
con firmeza a sus emociones y ella respondió entregada al destino
que la había hecho nacer.

Él proyectó sobre ella cada una de las pasiones que ha inspirado una
mujer desde la noche de los tiempos. Ella le devolvió el alma de la
mujer salvaje: todas sus sensaciones, anhelos y pasiones, en estado
puro, batiendo indomables cuerpo a cuerpo, mano a mano.

Y en el cuerpo de los amantes se convirtió en un torrente: fuego que
abrasa el aire, choque violento del cielo con el infierno
fundiéndolos en un acorde capaz de trasportarles más allá de las
estrellas. Noches de entrañas bullentes, nutridas por las pasiones
de los días encelados.

Vida que muere y retorna para volver a morir; cuerpos enlazados que
se aíslan en el núcleo de su piel y trenzan su danza hasta alcanzar
la línea entre la vida y la muerte en esa tensión extrema,
enloquecida, donde cristaliza la amenaza que alcanza el alma: un
gran estallido que sacudirá los cimientos del universo de piel y
sangre desbocada y lo hará volar en pedazos.

Tras la apoteosis un reflujo lento, dulce, impregnado de ternura,
paz, bienestar surcando los cuerpos en un colofón perfecto. Una
cascada mimosa que remansa en caricias de alas de mariposa, en risas
de cristal satisfechas, en besos recién inventados que se suceden
creyendo que nunca terminará el momento; pero también encuentran su final.

La última nota, el último beso del amante, se perdió en el aire
perfumado de la noche del verano que muere sobre los tejados del
Albaicín. La guitarra dejó de ser mujer entre los brazos del
maestro. La noche recuperó sus sonidos esperando que volviera a
llenarla de magia, pasión y anhelo, antes que muera el verano.

* Autora : Carmen Quirós (Darane) - Grupo editorial Aunque nadie nos lea
28/09/2004 12:52. ;?> Hay 1 comentario.

De entre los sueños - José Vicente Pascual

D entre los suenos.jpgA Javier Benedicto nunca le dijeron que tenía cáncer. Sus hijos, en quienes confiaba ciegamente, sobre todo en el tercero de la nómina, médico y por ello autorizado para mentir piadoso sin que él sospechara, le contaron que aquellas molestias no eran sino achaques gástricos de poca importancia. Cuando lo operaron y le extirparon el recto y le pusieron una bolsita de plástico en el costado para que pudiese defecar, le dijeron que se trataba de una medida preventiva, que en unos meses le reconstruirían debidamente el culo y todas sus partes. La mujer de Benedicto tampoco quería enterarse de toda la verdad, aunque empezó a ponérsele cara de beneficiaria de Santa Lucía. A los pocos meses de la primera intervención, a Javier Benedicto tuvieron que extirparle los testículos gangrenados, pero los médicos de oncología, de acuerdo con la familia, urdieron la trola de que habíanle sajado un grano con mala pinta, nada preocupante. Entre vendajes y pañales y el poco uso que hacía de cintura para abajo, el muy indispuesto Benedicto nunca se enteró de su definitiva falta de cojones. Cuando el enfermo entró en coma, después de cuatro semanas de agonía que sus hijos le dijeran era soñarrera debida a la medicación, Javier Benedicto empezó a sospechar mudanza a ultramundo porque hablaba fluido con su padre y dos hermanos muertos en 1943, de hambruna valenciana de posguerra. Tarde llegó la revelación. En el último suspiro, aún escuchó la voz de una de sus hijas: "Duérmete de una vez, si no descansas nunca vas a curarte".

Javier Benedicto aún no sabe que ha muerto. Lleva diez años pastoreando por entre los sueños de todos sus hijos, también en algunas siestas de la esposa que él considera esposa, no viuda del todo. Insiste en mil detalles cotidianos, pregunta por asuntos que ya en nada le conciernen y se interesa por los estudios y la salud de nietos que no ha conocido. Todavía nadie le ha dicho, siquiera en sueños, que está muerto. Y él, francamente mejorado de la enfermedad, aparece cada noche sonámbulo en los sueños de alguno de sus hijos. Siete tuvo, como siete días tiene la semana. Javier Benedicto trabaja de espectro bonachón si bien incordioso nueve horas por jornada, y nunca descansa. Sus nietos también lo sueñan; aleccionados, nunca le dicen la verdad.

* Autor : José Vicente Pascual
16/09/2004 10:45. ;?> Hay 5 comentarios.

Voy a olvidarte - Armando Alexandre

voy%20a%20olvidarte.jpgVoy a olvidarte. Te olvido ;
simplemente ya no me acuerdo de ti
ni oigo la cadencia de tu dulce voz
que sostenida como una melodía
acariciaban mis oídos.
Ya se me fue el sabor
del último beso que me diste,
no recuerdo el color de tus ojos
ni veo la nitidez de tu mirada
y por supuesto he borrado de mi cerebro :
tu nombre
tu cara
tu cuerpo
y también todos los recuerdos.

¡Mierda! no me acordaba de mi corazón,
ese traidor que ha grabado
con sangre y a fuego:
tu voz
tus ojos
tu mirada
tu cara
tu cuerpo
y también todos los recuerdos.

Contra él no lucho.
¡Estoy perdido!...Me rindo

* Autor : Armando Alexandre
01/09/2004 10:41. ;?> Hay 1 comentario.

Refrescos de fresa - David Villar Cembellín

refrescos%20de%20%20fresa.gifHace calor aquí dentro, mucho calor...

Seguro que arriba estarán más fresquitos, con su aire acondicionado, bebiendo dulces refrescos de fresa, sin saber que aquí abajo, en este puto maletero, yo sudo como si estuviera en el mismísimo infierno. No lo saben o no les importa, lo que para el caso es lo mismo. Yo creo que de tanto beber esos deliciosos refrescos con hielo su corazón se ha contagiado de la misma frialdad.

Bah, pero me da igual... Pronto estaré en un lugar mejor, tomando los mismos refrescos de fresa que ellos beben ahora y hartándome de comer hasta que me duela la tripa. Nunca más pasaré calor, ni frío, ni hambre, ni sed, y como sé que eso será muy pronto no me importa seguir sudando un poco más.

Pero aún así qué calor hace aquí...

¡No, no pienses en eso! Piensa en otras cosas, cosas agradables... Recuerda, por ejemplo, cuando eras solo un niño y te escaqueabas de leer los libros sagrados para irte a jugar al balón con tus amigos. Recuerda cómo conseguías siempre burlar a algún mercader para sisarle alguna jugosa manzana con la que cenar. Recuerda las suaves noches en los tejados durmiendo bajo una sábana de estrellas. ¡Qué fresquito se estaba!

No como aquí...

Por cierto, ¿cuánto tiempo llevaré aquí? ¿Doce horas? ¿Veinte quizá? Igual llevo varios días y no me he dado cuenta. Resulta difícil calcular el tiempo entre tinieblas. A oscuras da la impresión de que el tiempo se detiene arrastrándonos a nosotros también. Si alguna vez has pasado horas y horas leyendo los libros sagrados sabrás a lo que me refiero.
Lo cierto es que no sé cuánto llevo pero sí se que tengo mucha hambre y mucha sed. Las manzanas y el agua que traje para el viaje hace ya muchas horas que desaparecieron y lo único que queda de ellos es un intenso olor al fondo del maletero. Me aguanté lo que pude, lo prometo, pero el autobús no se detuvo y no me quedó más remedio. De todas formas el olor no es ni la mitad de insoportable que el calor.

Este infame calor...

Hace rato que la lengua se me pega al paladar, como si ambas fueran de cartón. Lo que daría yo por un trago de agua fresca, o mejor, uno de esos refrescos de fresa de ahí arriba.
Recuerdo como si fuera ayer la primera vez que vi uno de ellos. En la puerta de la mezquita de mi pueblo un chico rubio, que debía ser mayor que yo porque me sacaba la cabeza, se lo estaba bebiendo mientras observaba interesado un mendigo cojo de los que hay mil en mi ciudad... (continúa)
05/08/2004 10:46. ;?> Hay 2 comentarios.

La baldosa de los deseos * Cuento infantil - Rafael Masedo

josecorbacho0332.jpgA mis nietos Daniel, Celia y Raquel

*

Me figuro que algunos de vosotros no sabréis que es eso de la “baldosa de los deseos”, así es que si tenéis un poquitín de paciencia, os lo voy a aclarar lo mejor que pueda.

Primero os voy a explicar quienes son los pequeños enanitos invisibles que hay en todas las casas, pues estos son precisamente los responsables de mantener el secreto de la baldosa de los deseos que hay en casi todas las casas.

Digo en casi todas, pues estas baldosas se encuentran solamente en las casas de las personas que tienen ilusiones por conseguir cosas con algún esfuerzo, por lo tanto no os molestéis en buscar la baldosa de los deseos en las casas de las personas muy ricas, pues estas consiguen sus deseos sin ningún esfuerzo y por lo tanto no las necesitan.

Bueno, vayamos al grano, os estaba hablando de los pequeños enanitos invisibles que hay en todas las casas. Estos viven también en las casas de los ricos, así que en esto no hay distinción entre ninguna clase social y lo mismo están viviendo en las casas de la gente mas pobre y humilde, que en los palacios de los reyes.

Aunque vosotros no los hayáis visto nunca, están por todas partes y son bastante revoltosos y enredadores. Se divierten a su manera escondiendo nuestras cosas y por supuesto son los responsables de que muchas veces no encontremos las cosas que acabamos de dejar en un sitio y luego no están donde nosotros creíamos haberlas colocado.

Por ejemplo, si la abuela no encuentra las gafas por ninguna parte, es porque los enanitos invisibles se las han cogido y cambiado del lugar en que ella las dejó, así es que la abuela busca las gafas por todo el salón y resulta que al cabo de muchas vueltas luego aparecen junto al teléfono del pasillo.

Si veis que el abuelo se vuelve loco buscando el teléfono móvil que había dejado (según dice él), encima de un entrepaño del mueble-librería del salón, veréis que al cabo de mucho rato de buscar, al final lo va a encontrar en la mesilla del dormitorio o en cualquier otro lugar, que será a donde lo habrán trasladado los enanitos invisibles.

Otras veces os habrá ocurrido que estáis buscando las zapatillas que os habéis quitado junto a la alfombra y resulta que aparecen en otra habitación por arte de magia. Bueno, pues todas estas desapariciones y traslados de lugar, los realizan los enanitos invisibles, que son unos juguetones y se lo pasan en grande viendo como las personas nos ... (continúa)
23/07/2004 10:48. ;?> No hay comentarios. Comentar.

Marinero de estrellas - Luís Tamargo

lava3.gifA MAR

Porque siento,
temblor apresado
de olas, sediento.
Porque extraño,
penumbra nocturna
que anuncia desvelos.
Porque amo,
mece la luna
silencios de mar.

***

ENTRE DUNAS

Retozaron entre dunas
nuestras huellas descalzas.
Horadada la arena,
a mares, enamorada.
Candor de brisa,
beso de piel, desbordado
amor de estrellas
que me unió a tu orilla.
Nos soñamos, entre dunas.

***

DE OLAS Y ARENA

Besos de olas y arena…
Y coros de gaviotas, de plata
y luna cenicienta, en
la noche. Gris.
El mar, vivo. Y allá,
en el fondo, tumultuoso,
un mecer menguante de
sueños y suspiros que,
desvelados, surgen
para alzarse, enamorados,
hacia un confín azul
de océanos sin estrellas…

*

Autor : Luís Tamargo
23/07/2004 10:48. ;?> Hay 1 comentario.

Atardecer - Modesto Acosta

santimillan0308.jpgReposa la tarde
en la arena salobre:
El cielo enrojecido
tiñe de sangre centelleante
el mar de plata.

Es de agua el camino,
de mi amada en la tarde:
pies descalzos...ausentes...
avanzan ,
recibiendo esos besos de encaje
que le regala el mar,
en sus espumas blancas.

Mi cuerpo es un imán hacia su cuerpo.
Imán el suyo...
Imanes nuestras almas...
Y en la brisa,
nuestras ansias se funden
en abrazo de fuego.

El mar, nos ha cedido los destellos
que el cielo le dejó.
Y nos abandonamos,
unidos al reposo de la tarde...
en la arena salobre

Autor : Modesto Acosta

Atardecer
21/07/2004 10:48. ;?> No hay comentarios. Comentar.

Contraseñas - Lucía Scosceria de Cañellas

josecorbacho0213.jpgLucas pesa mucho y también el bolso lleno de provistas que traigo del súper. Llora cuando lo bajo para abrir la puerta del departamento. Marcos ha llegado. El olor del cigarrillo rubio que fuma me lo dice. Lo saludo y me responde con un gruñido. Va hacia su recinto "sagrado" como lo llamo yo, así que no lo molesto. Sé que no le gusta que le hablen cuando está encerrado en su cuarto de estudio. Él cree que no sé de sus "juegos" en la computadora. En realidad, no me interesan. Que tengan ellas sus palabras. Yo lo tengo a él en carne y hueso.

Preparo su receta preferida mientras Lucas se entretiene con sus juguetes. Pronto lo aburren. Esta tarde lo llevaré al parque para que respire algo de aire fresco. Debo apresurarme, ya son las once. Marcos volverá a salir a la una.

Imprimo el último trabajo y estoy libre, por lo menos por la mañana. Las once y media. Tengo tiempo de revisar mi correo antes del almuerzo. Hoy me escribieron muchos amigos, pero "ella" no lo hizo. Abro algunos mensajes. Los contesto enseguida. Mi mujer entra a la pieza subrepticiamente. La presiento antes de verla. Menos mal que estoy contestando el e-mail de un amigo, no necesito cerrarlo. Ella se coloca detrás de mí. Me hace un masaje suave en los hombros, mientras me dice que el almuerzo tardará sólo unos minutos. Sé que ella lee el texto en el monitor. Dejo que lo haga. Sin ningún apuro guardo el material antes de enviarlo.

La acompaño al comedor donde juego con Lucas. Ella prepara la mesa con una sonrisa misteriosa en los labios.

No pido a Marcos el dinero que voy a necesitar esta mañana para tener una excusa e ir a su oficina. ¿Qué quién está en su oficina? Su nueva secretaria. Bueno, no tan nueva. Hace dos meses que la contrató. ¡Qué coincidencia! El tiempo exacto en que se volvió conmigo más frío que un témpano de hielo.

Pero lo que realmente me puso sobreaviso fue una conversación telefónica que oí "sin querer" entre mi marido y Franco. Hablaban con gran entusiasmo sobre "los grandes atributos" de la chica. Me imaginé de qué se trataba.. Así que dejo a Lucas en el Jardín de infantes y me doy una vuelta por su trabajo.

Es bonita, no hay dudas de ello. También es joven y parece inteligente. Cuando supo que era la esposa de Marcos su mirada se volvió diferente, como midiéndome y en la comparación se dio varios puntos de ventaja. Marcos no está y se ve en apuros para impedirme entrar a su despacho. Nos hablamos con cortesía, pero ambas sabemos q... (continúa)
21/07/2004 10:49. ;?> Hay 2 comentarios.

Momentum - Marc Rodríguez Soto

josecorbacho0091.jpgHay baldosas nuevas y césped recortado día sí, día no, se diría que a tijera; y unos setos preciosísimos, frondísimos, podados matematiquísimamente que perfilan las redondeadas y rechonchas avenidas artificiales; y palmeras, y flores, y castaños de indias -plátanos los llaman en el norte- abrazados en el cielo; y hay un mar que se precipita y lo inunda todo de salitre, y un borracho tumbado en un banco, muy blanco y azul el banco, muy cuidado también el banco, muy al servicio de vuestras mercedes el banco aunque un tanto pegajoso (una nadería, una bicoca) a causa de los jugos gástricos que regurgita cada pocos minutos el hombre.

El hombre se llama Pepe, lo llaman Pepe, y vive en el banco, por esta semana. Ya le han echado el ojo los municipales y le han dicho que ni una noche más, que lo pone perdido todo de Don Simón los domingos y de tinto Pryca los días de entre semana; que, además, se acerca el verano y eso crea, cómo decirlo, como mala imagen, como mal rollo. Que se vaya, venga, disuélvase, hombre, tenga veinte duros y váyase que me tiene entre ceja y ceja el comisario, no me ponga en un apuro, hombre.

Hay un perrucho también a veces al lado del Pepe, un animal parduzco, tuerto y flaco, que vive de las vomitonas de su dueño, cuando Pepe es su dueño, y de las vomitonas de cualquier otro cuando no. Al perro tampoco lo quieren ni ver; el perro es peor que el amo, cuando el amo es Pepe, porque se caga por ahí, sin mirar dónde, y sin usar papel higiénico, el hijoputa, y los de la perrera municipal lo tienen también calado. Tres veces han venido a por él, pero el perrucho parece que los presiente y se va la noche antes.

A Pepe se le ve que lo quiere mucho, o no, o sea, a veces. Unas veces lo pega al perro, me le da una somanta de palos que le avía y el perro ahí que corre aullando muy fino, muy ultrasónicamente que no se le oye, pero se le intuye; pero otras en cambio le canta. Tiene una voz el Pepe muy cargada y nasal, muy ronca de tanto refumar colillas y de tantas noches y humedades al raso.

Además tampoco sabe las letras y las inventa y nada rima y desgracia las canciones, pero al perro qué le va a importar, se queda sentado, o tumbado, o de pie, y parece que hasta le escucha. Al Pepe, por lo que se ve, le gusta que le escuchen. Le dice al perro que ha perdido la costumbre. El chucho en cambio no, no la ha perdido, porque no habla, ni ladra, ni hace nada de nada, salvo correr cuando a Pepe le vienen mal dadas y se le empiez... (continúa)
21/07/2004 10:49. ;?> No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris