Facebook Twitter Google +1     Admin

Caperucita Roja

20061219113034-40053200-small.jpg

Caperucita despertó y se giró hacia el lobo, que aun dormía, frotándose contra su pecho fuerte y peludo. Con manos tiernas y suaves le acarició. El lobo abrió los ojos y apresó su cuerpo pequeño con las garras, mientras acercaba las cálidas fauces hacia ella. Lamió su rostro, y devolvió sus caricias, pero ambos sabían que no podían demorarse dejándose llevar.
- ¿Crees que aun nos siguen? - le preguntó ella.- No lo dudes. Nos seguirán hasta matarme, y tu madre y tu abuela harán de ti una mujer de provecho.
Ella miró sus ojos amarillos y le besó.

 * Autor: Jordi Cebrián

19/12/2006 11:25. guallavitoclub ;?>

Comentarios > Ir a formulario

guallavitoclub

gravatar.comAutor: aminuscula

Real como la vida misma¡pero qué mal suena lo de ser una mujer de provecho!
Buen microcuento.

Un besazo, guapetona

Fecha: 19/12/2006 12:25.


gravatar.comAutor: Amkiel

Bravo por una Caperucita que no se deja influenciar por las apariencias o los prejuicios y realmente preguntó: "¿por qué tienes un corazón tan grande?"

Fecha: 19/12/2006 22:36.


gravatar.comAutor: ka

Esta version de caperucita no se aleja mucho de la realidad... has acertado.
Gracias por tu visita y el enlace, yo acabo de enlazarte en el mio ;)
besos

Fecha: 20/12/2006 12:49.


gravatar.comAutor: myself

Bonito cuentillo ! que mala suerte que la literatura le dio mala fama al lb, ojalá eso cambie algún día ... :)

Fecha: 06/06/2008 22:52.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris