Facebook Twitter Google +1     Admin

Declaración de pasión incondicional por George Michael

El sábado 23 de septiembre viví una de las noches más emocionantes, divertidas y mágicas de mi vida.

Tuve el privilegio de estar en el concierto inaugural de la gira “25 Live Tour” que ha organizado George Michael por Europa.


Yo sabía perfectamente que este concierto no iba a ser uno más, ni mucho menos uno como los demás, pues la última actuación en directo de George Michael había sido en el año 91 y conociendo al artista presentía que iba a poner toda la carne en el asador, tanto con el montaje escénico como a nivel artístico, sinceramente : mi imaginación se quedó corta ya que lo que viví en el Palau Sant Jordi de Barcelona durante más de dos horas fue algo realmente increíble, apasionante, salvaje y por encima de todo espectacular.

El británico consiguió llenar de palmo a palmo el Palau y no sólo no defraudó si no que nos conquistó a todos con su espectáculo, su fuerza, su dos trajes a medida y sobretodo su clase ¡Qué clase! ¡Cómo te mueves, como cantas, eres el Fucking King!

Yo y mi guapo acompañante llegamos dos horas antes de que empezara el concierto, tenía claro que si podía iba a verle hasta las espinillas a “Jordi”.  Para nula sorpresa nuestra había gente en pista cuando llegamos, pero afortunadamente sólo unas cuatro filas, algunos de ellos incluso estaban sentados en el suelo, todos sabíamos que la noche prometía ser larga y agotadora además de muy emocionante.

¡Estaba a unos seis u ocho metros del escenario y de allí no me iba a mover ni Dios! Me sentía como una colegiala, estaba nerviosa, mi novio estaba muerto de risa,  pues aunque los dos éramos y somos unos enamorados del cantante yo estaba mucho más emocionada que él, aunque apostaría que ambos salimos del recinto igual de alucinados.

Cuando pasaban catorce minutos de las 22.00 horas, la voz de George Michael se empezó a oír en un repleto Palau Sant Jordi, donde unas 18.000 personas no escondimos que la espera de quince años para verlo actuar en directo había valido la pena.


Michael presentó su voz con Waiting, en la que un elocuente "Here I am" (aquí estoy) anunció su aparición en un psicodélico escenario, que se produjo con los acordes de Flawless,  entonces inexplicablemente tuve una reacción fuera de lo normal: ¡Me puse a llorar! Así como suena, me pasé toda la primera canción llorando, yo creo que hasta pasé un poco de vergüenza porque pensaba “Por Buda que no me vea nadie”  y luego me decía “Anda nena que como te pases todo el concierto llorando”. No tuve ni tengo todavía explicación para aquello, me hizo mucha impresión tener a George Michael tan cerca, verlo salir a escena de esa manera tan espectacular, atravesando una pantalla gigante repleta de luces que se desplegaban incluso en el suelo, vestido de negro y con sus ya habituales gafas oscuras. 


Había soñado durante años poder verle en directo pero nunca me atreví a pensar que lo tendría a ocho metros, de echo hacía ya tiempo que había descartado poder verle actuar porque no da conciertos, según dicen porque tiene paranoias con su garganta y lo pasa mal en los directos, supongo que todo este cúmulo de circunstancias sumado a que estaba disfrutando de todo aquello junto a la persona que más amo provocó una reacción en mi fuera de lo normal. No fui la única, la chica que estaba justo a mi lado os aseguro que estaba peor que yo, no lloraba pero permaneció en un estado de parálisis total durante esa canción y el resto del concierto.


La gente estaba alucinada, una pareja de gays nos arrollaron con sus efusivos arrumacos y un poco más y nos abrazamos con ellos, no había visto nada igual, se notaba que había buenos y fervorosos seguidores a mi alrededor, no paramos de bailar, de elogiarle y de tirarle piropos durante toda esa canción y todas las que siguieron.  El olor a ajillo y otras plantas era insoportable, me estaban pisando, me estaba comiendo la coleta de una chavalita de dieciocho años que se me acababa de "colar" y el abanico chino de otra que tenía a la izquierda que creo que era amiga de la del estado de parálisis. ¡Pero eso daba igual!

“You’re beautiful” (sois preciosos), nos dijo para darnos la bienvenida con su recital de éxitos. – “¡Hola, Barcelona!”-

Tras sus primeras palabras,  y con catorce músicos detrás dispuestos y repartidos en pasarelas de tres niveles Michael viajó diez años atrás para recuperar Fastlove, todo un número uno que todos parecíamos sabernos al dedillo, eso sólo fue un avance de lo que nos ofrecería.  Luego siguió con Father Figure para empezar a repasar sus veinticinco años de carrera musical.

85 millones de discos en tan sólo cinco álbumes en el mercado hacía complicada la  tarea de repasar todos sus éxitos en solitario pero Michael brilló con luz propia con Too Funky, Star people y Outside, también nos regaló las canciones con las que triunfó en la década de los ochenta con la formación Wham! Temas tan célebres como Everything she wants.

El momento más irreverente fue durante la canción Shoot the dog, que acompañó con las imágenes de su polémico video y con un gran muñeco hinchable que simulaba a Bush con un perro entre las piernas vestido con la bandera británica, estábamos todos enloquecidos por la grandeza y el atrevimiento del artista. Nos había dejado alucinados y  necesitábamos coger aliento,  él también necesitaba descansar. Después de una  pausa de veinte minutos volvió a retomar el concierto,  (a mi me dio tiempo de hacerme "colega" de la chavalita de la coleta quien a pesar de su edad resultó ser muchísimo más fan que yo y que mi novio juntos) George Michael apareció vestido con un traje plateado que quitaba el hipo y con la intención de seguir dejándonos fuera de combate, ¿su arma? El tema que le supuso la fama mundial en solitario, Faith. Por supuesto todos lo entonamos como un auténtico himno.


Después de repasar Spinning the wheel y Jesus to a child, Michael presentó Easier affair, su último sencillo que se incluirá en el álbum de grandes éxitos y que publicará el próximo 14 de noviembre. George Michael, sólo había actuado en una ocasión ante sus seguidores catalanes, fue en 1989 y no tuve ni la suerte ni la edad para poder ir al concierto. El británico acabó el concierto con Idol y Freedom 90 consiguiendo así dejarnos con un muy buen sabor de boca pero también con la incertidumbre de no saber si regresará algún día a Barcelona.  Yo, “por si las moscas” ya estoy haciendo lo imposible para conseguir entradas y coordinar fechas para repetir en Londres durante alguna de las actuaciones que dará en el Wembley Arena en diciembre, aunque la cosa está realmente complicada y supongo que eso todavía hace más irrepetible esa noche del 23, una de las más increíbles de mi vida.


Comella Firmet


P.D.: El video que habéis podido ver al principio del “post” es un video casero que he encontrado en YouTube, y es de alguien que como yo estaba súper cerca del escenario pero justo en el otro lado de la pista. La canción de la grabación es del momento en que Michael cantó  “Amazing” , tuvo la suerte de poder grabarla entera y con una calidad bastante aceptable, cuando lo veo todavía se me ponen los pelos de punta, eso sí nada que ver con verlo en directo.

26/10/2006 04:49. guallavitoclub ;?>

Comentarios > Ir a formulario

guallavitoclub

gravatar.comAutor: Trini

Pues parece que disfrutaste de lo lindo, de lo cual me alegro de corazón.

Besitos Comellita, bienvenida

Fecha: 26/10/2006 13:13.


gravatar.comAutor: Sole

En primer lugar,que suerte has tenido,compartimos otra pasión.
Segundo,QUE SUERTE QUE VOLVISTE!!!!
Tercero,gracias,gracias,gracias,con el poco tempo que tienes,que me hayas hecho esa chulada!!!
Me he emocionado hasta las lágrimas.
Y la portada de la revista...genial.
El pedido,aunque me cueste la vida,sera cumplido,pero como asi soy,creo que me será sencillo,solo sera seguir viviendo rodeada de gente como tu.
Un beso enorme

Fecha: 26/10/2006 14:09.


gravatar.comAutor: Comella

Trini, lo pasé súper bien ;) Una noche irrepetible. Feliz fin de semana y gracias por visitar Guallavito.

***

Sole ;) No me tienes que dar las gracias. Tengo muy poco tiempo, no hay verdad más grande, pero el poco que tengo merece la pena invertirlo en cositas así, Me alegro de que te haya gustado mi regalo de cumpleaños porque le puse mucho cariño. Tu te mereces eso y muchísimo más. Que tengas un feliz fin de semana. Un besoT

Fecha: 27/10/2006 01:32.


gravatar.comAutor: Ly

¡Toy verde de envidia! ¡Qué pasada! A mi también me gusta mucho el tito George.
Un kissito *

Fecha: 31/10/2006 09:42.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris