Facebook Twitter Google +1     Admin

De la rosa - Por Luis Tamargo

20060419144401-rose-vase.jpgCinco pétalos, caricia
de atardecer en el llano.
Con su mano extendida,
invita la noche
a las estrellas.
De oro pálido
se vistieron las sombras.
Un ulular, seco y sonoro,
recorre las copas más espesas
del viejo cagigal.
Todo en su sitio.
Los recuerdos salen
a nuestro encuentro y
hasta el más recóndito
se torna familiar.
Entre los míos,
como en casa...
La rosa se estremece,
por un momento.
Por un momento, sueño,
ilusión, la rosa sin espinas.
Del temblor se desprenden,
inocentes, cinco pétalos,
como cinco sueños vivos...

* Autor: Luis Tamargo


19/04/2006 14:44. guallavitoclub ;?>

Comentarios > Ir a formulario

guallavitoclub

gravatar.comAutor: Rafael

Hermoso, soñar que las rosas no tienen espinas. Luego despiertas, compruebas que sí las tienen y que te sigues pinchando... como siempre.
Un saludo, me han gustado tus versos.

Fecha: 19/04/2006 19:38.


gravatar.comAutor: Natasha

Este poema es como una caricia...
¡Gracias por tanta belleza!

Fecha: 20/04/2006 07:20.


gravatar.comAutor: LeeTamargo

...¡Gracias, Comella, por la oportunidad! ¡Gracias, amigos/as, sois muy amables!
OS SALUDO: LeeTamargo.-

Fecha: 20/04/2006 14:06.


gravatar.comAutor: Comella

Gracias a tí, Luis. Ya sabes que esta es tu casa. Un fuerte abrazo.

Fecha: 20/04/2006 14:49.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris