Facebook Twitter Google +1     Admin

Lagartijo - Javier Lázaro Sanz

20051108122958-s25096.jpg

Mi vida no fue siempre la vida discreta de las cosas inertes. Ahora me ves aquí quieto y te acercas tranquilamente, sin miedo, como hacen todos esos turistas. Igual que ese niño que se hacía una foto conmigo y jugaba a meter su manita en mi boca, o ese gordo que ahora roza mi piel con sus sudorosas manos. Me parece lógico que me contemplen, porque soy el lagartijo más bello del mundo, pero en mis buenos tiempos me hubiera dado un banquete con todos ellos.

Fui el rey de los lagartijos. Cada noche, surgía de entre las sombras para que todos los lagartijos verdes vinieran a adorarme. Hubieran muerto antes de faltar a la cita. Mi belleza les embriagaba, y entonces ya podía hacer con ellos lo que quisiera. Les mandaba a buscarme comida. Un batallón de lagartijos fanatizados atacaba a una vaca o a un caballo, y yo me lo comía, y después me retiraba al país de los pigmentos, donde está guardado el secreto de mis escamas multicolores.
Claro, que siempre hubo algún agitador. Trataban de convencer a los demás lagartijos de que me abandonaran, que no permitieran que yo les esclavizara. Secretamente, temía que alguno de ellos tuviera el valor suficiente para abandonar su mediocridad verde grisácea, y adquirir una piel multicolor y un tamaño suficiente para plantarme cara. Eso nunca sucedió. El peligro vino de otro lugar totalmente insospechado...

Un día, Gaudí decidió expulsarme de sus sueños, y me diseñó para un jardín que estaba proyectando. Primero me dibujó en el papel, y todo a mi alrededor era blanco. Quería saltar más allá de los márgenes, que veía tan cercanos, pero de repente no podía moverme. Luego, adquirí esta nueva forma (acaso definitiva) cuando otros hombres me construyeron en piedra.
Desde entonces, estoy atrapado en este lugar, y veo cada día desfilar el mundo a mi alrededor sin poder participar en él.
Quizá algún día alguien vuelva a soñarme, y me despierte una noche de este sueño de piedra y cerámica, y salga a cazar una paloma, o quizá un turista...
Acaso tú mismo, tú que me miras y tomas apuntes en una libreta, puedas soñarme. Pareces lo bastante loco...

* Autor: Javier Lázaro Sanz (Pakito Txokolatero)

VISITA SU BLOG:     http://blogs.ya.com/pakitxokolat/

08/11/2005 12:29. ;?>

Comentarios > Ir a formulario

guallavitoclub

gravatar.comAutor: almena

Me ha gustado muchísimo este relato-ficción-realidad-fantasía.
Voy a ver su blog, ya que nos facilitas su enlace :-)

Besos, Comella

Fecha: 08/11/2005 13:50.


gravatar.comAutor: LeeTamargo

...A veces me acerco y hablo con las lagartijas de mi antiguo barrio, ¿así que cómo no voy a escucharte entonces...?
El blog está chulo también. Leeremos... SALUDANDO:
LeeTamargo.-

Fecha: 08/11/2005 15:23.


gravatar.comAutor: odyseo

Bonito relato para una figura atractiva del Parque diseñado por la fantasía de Gaudí.

Fecha: 09/11/2005 10:53.


gravatar.comAutor: pokito

Javi, ¿ves porqué eres mi ídolo? Estas cosas sólo se te ocurren a ti, compañero, y su efecto en mí no es otro que el de hacer crecer la admiración por tus letras. Un genio, Javi, Comella, pero él sigue sin quererlo saber, y eso le hace más mejor. Besos, Txokolatero, y por supuesto, para la Come. :)


chus

Fecha: 09/11/2005 10:56.


gravatar.comAutor: bolo

solo saludarte estos días ando muy liado

un beso guapa

Fecha: 09/11/2005 15:01.


gravatar.comAutor: Pablo A

Estoy de acuerdo con Pokito. Eres un genio, a ver si te enteras.

Fantástico (nunca mejor dicho) :-)

Saludos.

PD: Guallavita, eres una gran editora ;)

Fecha: 14/11/2005 13:27.


gravatar.comAutor: Come

Mr. Solís me vas a poner roja :P Asias compañeru Ideal con colaboradores y amigos así es fácil ser una "gran" de casi todo. Un abrazoT.

Fecha: 14/11/2005 16:55.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris